La Ciudad

Fue a principios de semana

La primera cosecha de la huerta agroecológica comunitaria

27|09|20 18:00 hs.

“Es muy importante para nosotros lo que pasó porque fue la concreción del proyecto ideado por los chicos un año atrás”, indicó el docente Juan Pablo Tappertti sobre la cosecha de verduras que el último lunes realizó junto al resto de los involucrados en la huerta que en el mes de mayo se armó en el CIC de Olimpo. 


Se trató de la primera cosecha de la Huerta Comunitaria Agroecológica, el proyecto que fue gestado en 2019 por alumnos de la Escuela Secundaria N°1 y que llegó hasta el Concejo Deliberante y, con algunas modificaciones, se convirtió en ordenanza.

“El proyecto se está concretando, hemos cosechado la producción de los plantines que nos llevamos a nuestras casas cuando comenzó la cuarentena y luego sembramos en la huerta”, explicó Tapperti, uno de los puntales junto a los chicos y a la ingeniera Natalia Carrasco de la Chacra Experimental Integrada Barrow, para que la idea que nació en el aula se hiciera realidad. 



Un rico aporte 
Las verduras cosechadas fueron entregadas a quienes conducen “Puentes de la Infancia”, el programa de contención para los chicos del barrio Olimpo y que tiene su sede en el CIC. “Decidimos empezar por casa, por el lugar donde está la huerta, por eso le entregamos la verdura a ellos. La idea es que cuando produzcamos más, podamos darle a los Jardines Frutillitas y a los comedores barriales”, contó Thiago Benítez, uno de los ex alumnos que siguió enganchado con el proyecto surgido el año pasado mientras cursaba sexto año. Florencia Ottaviano es otra de las alumnas que siguió participando en forma activa de la propuesta.

“La idea es que la verdura sea entregada junto a los bolsones de comida que se reparten todos los meses”, agregó Tappertti. Hay que recordar que el proyecto ideado por los alumnos en 2019 tenía como objetivo lograr una producción amigable con el medio ambiente y cuya cosecha se destinara a mejorar la oferta alimentaria de los chicos que concurren a los comedores barriales. 

Educación 
“Ahora el gran desafío es poder avanzar en el trabajo con la Escuela Técnica, para poder continuar con el proyecto desde lo educativo también”, manifestó Tappertti. En este sentido, la idea es que los alumnos del colegio industrial participen y colaboren con los dos empleados municipales que hoy están al frente de la huerta, como parte del apoyo que dio el municipio al proyecto. 



En tanto, ya hubo varias charlas con Gabriel Alvarez, docente e investigador de las universidades de San Martin, Tres de Febrero y Tandil, y autor de los diseños curriculares de Geografía para la DGCyE de la provincia de Buenos Aires, para buscar la forma de replicar este programa en el resto del territorio provincial e inclusive sumarlo al programa de estudio. El diputado Pablo Garate también está intentando impulsar la idea.

Por lo pronto, el martes próximo, todos los que integran el proyecto de la huerta comunitaria fueron convocados a participar de una conferencia virtual para contar la experiencia en el marco de la capacitación que lleva adelante el Polo Educativo del distrito de Saladillo.