| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, MIÉRCOLES 28.02.2024
// 24.8 °C
DÓLAR HOY: $827 | $885
DÓLAR BLUE: $1045 | $1070

“Bienvenidos a Sanca Beach”

Hace treinta años Matías Copic conoció Balneario San Cayetano donde se propuso tener su casa de descanso. Ahora también tiene un complejo de cabañas para turistas, y elaboró un Gin que lleva el nombre del destino. Conocemos la playa vecina a través de los ojos de un prestador de servicio

 

El balneario San Cayetano tiene más de 200 viviendas construidas, entre casas y cabañas. Muchas de ellas están destinadas a ser de segunda residencia para quienes eligieron el lugar como segundo hogar, en otros casos esas moradas fueron construidas para ofrecer el servicio de alojamiento en el destino de playa del distrito.

 

Hace unos treinta años, el marplatense Matías Copic llegó a la costa sancayetanense y se trazó un objetivo que pudo cumplir rápidamente y que desde entonces, protege.

 

Es el vínculo que mantiene con el balneario donde además de tener su casa –que visita todo el año- logró construir un complejo de cabañas para acompañar el desarrollo turístico del lugar.

 

El sector urbano costero en San Cayetano crece de manera ordenada, y de eso se encarga el municipio que es propietario de los lotes y los vende a medida que avanza con los servicios. Y los vende bien, para poder regresar ese dinero en inversiones como en el complejo Aguas del Pinar, que se inaugura en los próximos días.

 

Dentro del crecimiento ordenado que se promueve está el ‘sector hotelero’, que no es ni más ni menos que un área de la localidad en donde se previó la construcción de emprendimientos que presten ese tipo de servicios.

 

El vínculo

 

“Bienvenidos a Sanca Beach”, dijo en un tono amable y tranquilo. “Mi vínculo comenzó cuando era muy jovencito, descubrí este lugar y ni bien pude, me compré un lote, me hice una casa y lo elegí como un lugar para pasar todos mis fines de semana. Y desde hace siete años que tenemos estas cabañas que se llaman Médanos de Rosas”, comentó a La Voz del Pueblo.

 

Matías explicó que dispone seis residencias en el balneario, que se pueden conocer por las redes sociales y también en su web, por su nombre Médanos de Rosas.

Todo el año

 

La inversión en cada vivienda pareciera estar hecha para ser disfrutada durante los 365 días del año, y no sólo en las semanas de la temporada alta de verano de la costa atlántica.

 

Por eso le consultamos a Matías por si están listas para venir en cualquier momento del año, para pasar uno días. “La verdad es que las abrimos todo el año, como nos gusta venir todo el año, no es un sacrificio para nosotros abrirlas en invierno. Igualmente en invierno es poquita la gente que viene, pero nosotros tenemos las cabañas abiertas en invierno”, comentó el prestador de servicios.

 

Contó que son cabañas para cuatro personas que están muy bien equipadas, pero también mostró otro emprendimiento con el que brindan un servicio a los visitantes. Se trata de un pequeño barcito ubicado a metros de las cabañas, llamado “Chapita”, y en el que se comercializa cerveza artesanal y también su producto más joven, el Gin Cayetano.

 

“Desde hace muchos años que hago cerveza artesanal y abrir Chapita fue un poco poder tener cerveza artesanal en el balneario. En algún momento también hacíamos nosotros la cerveza, pero ahora desde hace tres años elaboramos este gin, el Cayetano. Lo hacemos en tres versiones, en London Dry, en Hibiscus y en Roble”, describió Matías.

 

Dijo que la bebida tiene como cualidad que fue elaborada por diez botánicos, de los cuales cinco viven en Balneario San Cayetano.

 

El destino, con los años

 

Un aspecto que Matías encuentra saludable para el destino es que conserve sus cualidades. “La verdad que es un lugar poco conocido”, sostiene; pero rápidamente afirma que “por un lado nos gusta que también sea poco conocido”.

 

Como otras localidades costeras, Balneario San Cayetano comenzó a ser elegido mientras se salía de la pandemia de coronavirus cuando el turismo comenzó a “elegir un poco los lugares más agrestes o en donde no haya tanta gente”.

 

“Por suerte sigue manteniendo la tranquilidad que lo caracteriza, es súper seguro, uno no tiene que estar alerta, es súper limpio, podés ver las calles cómo están, los niños andan todos sueltos, no hay peligro”, dijo al enumerar una serie de características atractivas y determinantes a la hora de elegir un destino donde invertir en el descanso reparador que llega con las vacaciones.

 

“Si bien hay un poquito más de turismo que lo que había hace cinco o siete años atrás, por suerte no ha cambiado lo que tiene el balneario”, remató.

 

La temporada

 

Como en el resto de la costa, la temporada de verano comenzó para el destino vecino con el mismo grado de incertidumbre.

 

“En otros años se trabajaba siempre casi con reservas al ciento por ciento, y por ahora, todavía no es así. Febrero es una incógnita para todos”, dijo Matías -días atrás- para contextualizar la situación.

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR