| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, DOMINGO 25.02.2024
// 24.3 °C
DÓLAR HOY: $825 | $884
DÓLAR BLUE: $1055 | $1085

Los cambios bruscos y el valor de la vida

María Ramona Maciel

Por María Ramona Maciel

 

En este momento tan especial del año, quiero retomar esta columna, que he tenido un poco abandonada, para trasmitirles un mensaje de paz y prosperidad en esta Navidad.

 

Fue un año difícil, y para colmo, el fin de semana pasado, sufrimos un temporal de viento y lluvia que nos golpeó donde más nos duele: la gente.

 

La gente, que hoy hace malabares para llegar a fin de mes, por la maldita inflación, la gente que banca todo porque quiere desesperadamente un cambio de rumbo, la gente que no para, y sigue remándola y para adelante.

Esa misma gente sufrió las peores consecuencias del temporal. Algunos perdieron todo, otros el techo, paredones, caída de árboles que les estropeo el auto, la casa, y en estos momentos, eso, es como recibir otra trompada más en medio de una pelea en la que vas perdiendo, por varios rounds.

 

No puedo dejar de pensar todo el día, y me conforma saber  que vivimos en un país, que tiene todo para salir… que tenemos que salir, porque nos merecemos vivir mejor, más tranquilos.

 

Políticamente fue un año largo, lleno de incertidumbre, pero fundamentalmente demasiado largo.

 

La democracia ganó, nuevamente, y festejamos los 40 años del triunfo del doctor Alfonsín.

 

Nuestro nuevo presidente ganó, en una contienda cívica, impecable, por una importante diferencia en el balotaje. Algunos estarán contentos, otros no tanto, pero así es la vida en la república. En nuestra república.

 

¿Porque Argentina hace cambios tan bruscos? Tal vez porque así somos los argentinos, pasamos de un lugar a otro en un abrir y cerrar de ojos. Vamos a los volantazos.

 

¿Porque pasamos de un gobierno a otro, diametralmente opuestos, en economía, en pensamientos, en política exterior, en justicia? … Todo cambia 180 grados, de un momento a otro, de golpe creemos que vivimos en Suiza.

 

Y en el medio de todo, nosotros, los vecinos, la gente que no sabe para dónde salir.

 

Ayer Sarmiento y Roca, eran malas palabras, casi borradas de nuestra historia.

 

Hoy, son modelos a seguir, en buena hora.

 

Yo me siento así, y me cuesta mucho adaptarme a cambios bruscos. No digo buenos o malos, digo bruscos.

 

Es muy difícil vivir así. Preferiría que los cambios sean un poco más paulatinos, no tan shockeantes, porque serían más suaves para los que lo sufrimos, que no es la casta, ni los políticos, sino la gente común.

 

Pero bueno, siempre creo que es lo que nos toca vivir y hay que adaptarse a los cambios y aceptar las mayorías.

 

Hoy debemos recuperar el espíritu y el sacrificio que hicieron los grandes de nuestra patria como el General San Martin.

 

Quiero y deseo fervientemente que la gente, sobre todo la de Tres Arroyos, mis vecinos, mis amigos, mis lectores, pasen la mejor Nochebuena, y que juntos pensemos todo lo bueno que nos da la vida; lo malo va a pasar. Tiene que pasar.

 

El domingo a la noche cuando alcen sus copas, piensen en el futuro que tenemos, que esta vez para Argentina tiene que ser brillante y brindemos y aferrémonos fuerte a la vida. La esperanza es lo último que se pierde…

 

¡Felicidades!

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR