| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, VIERNES 23.02.2024
// 25.2 °C
DÓLAR HOY: $825 | $884
DÓLAR BLUE: $1055 | $1085

“Maté a un tipo” me mató de risa

Silvina De Sousa Pinto, Claudio Menéndez, Julia Czubaj y Silvina Beigbeder, conforman el elenco (Carolina Mulder)

La Voz del Pueblo reseña la obra que llevan a cabo todos los martes, cinco minutos antes de la medianoche, artistas claromequenses en el QEA

 

Por Juan Falcone

 

El martes fui a ver “Maté a un tipo”, al Quelaromecó Espacio de Arte, y la experiencia es totalmente recomendable. Una obra inmersiva, que te lleva escena tras escena, con un humor desopilante, que, desde la sátira y el humor negro, logran que el espectador tenga la sensación de ¿Está bien que me ría de esto?, y ya te digo yo que sí, está más que bien, porque es el mérito de quien se sube al escenario que situaciones que podrían ser juzgadas con la típica frase de “Che, no da…”, hagan que los diálogos no se escuchen por las carcajadas que salen del público.

 

La interpretación, los personajes, y la posibilidad de salir de un día cotidiano con una corta visita a una obra teatral, que además forma parte de una variada propuesta por parte del Quelaromecó Espacio de Arte (QEA) y sus siete obras ciento por ciento cepa claromequense, hacen que el buen rato que pasé viendo ‘Maté a un tipo’, sea totalmente recomendado, y amplío la recomendación a todo visitante que esté dispuesto a asistir, porque les aseguro, se van a reír mucho, pero también se van a impactar.

 

Y me pidieron no spoilear, pero va a ser difícil que si sigo contándoles como estuvo la obra no se me escape algún detalle, así que mejor me callo, y dejo que opinen los protagonistas.

 

Antes de salir al escenario, Silvina De Sousa Pinto, Julia Czubaj, Silvina Beigbeder y la directora Berta Villanueva, dialogaron con La Voz del Pueblo para dar su interpretación de esta obra teatral.

 

En primer lugar, Berta comentó desde su visión de que trata la obra que durante el mes de enero pueden encontrar todos los martes en el QEA: “es un tema atractivo porque hace humor sobre algo que podría ser una problemática de la vida real, pero llevada a un extremo absurdo”.

La gestación de este grupo teatral tuvo una “cocción a fuego lento”, porque tuvo ocho meses de preparación previa al estreno, pero Villanueva la describe como “una comida que se sigue macerando, con el transcurrir del tiempo va a seguir tomando su gustito. Estamos muy contentos con lo que tenemos, pero sabemos que, con el rodaje, cada vez va a tener más fragancia y más color”.

 

Cada personaje dentro de la obra es un mundo, por eso a los intérpretes, quienes ven la obra a través de los ojos de su yo momentáneo, es necesario que expliquen que les transmite la escenificación que realizan. Dicho esto, a continuación, la obra desde los ojos de…

 

Julieta

 

Julia Czubaj interpreta a la hija de esta familia “normal”, y comentó que tras meses actuando como Julieta “hace poco tiempo hice un clic en mi personaje. Mi personaje es real, es muy real, puedo ser cualquier persona de este planeta Tierra y eso es terrible. Mi personaje no es comedia, es súper pesado y es necesario tomárselo en serio porque transmite un mensaje muy importante”.

Psicóloga

 

Silvina Beigbeder representa a la psicóloga que se hará cargo de las sesiones terapéuticas de Ernesto, y de sesiones para la familia completa. Beigbeder interpretó su papel como “una caricatura de un psicólogo que trata de buscar una explicación en donde no hay muchas explicaciones. Trata de ayudar, pero sin entender bien lo que está pasando. Esta psicóloga busca ayudar sin saber lo que está pasando realmente hasta que… se da cuenta”.

 

Y le sumó su opinión sobre la obra, destacando la visión sobre la incomodidad que puede generar al espectador este tipo de humor: “Es un humor muy negro y uno se siente un poco incómodo a veces, porque lo que nos dicen los que vienen a verlo es que muchas veces se ríen y no saben si está bien reírse en determinadas circunstancias. Y está bien, hay que reírse. Hay que reírse de todo”.

 

Marta

 

Silvina De Sousa Pinto indicó que su personaje es la madre y esposa que en todo momento busca “hacer ver que tiene una familia perfecta mientras está tapando pocitos por acá y tapando pocitos para allá para que todo parezca perfecto para el afuera. Pero, en realidad, adentro es un desastre y la familia está metida en un quilombo bárbaro. Entonces, ella trata de tapar estos problemas para que todo parezca divino”.

 

Ernesto

 

Claudio Menéndez interpreta a Ernesto, “el hombre de la casa”. Esposo de Marta y padre de Julieta, quien tiene el disparador de la trama de la obra cuando dice la frase/título de la obra “Maté un tipo”.

 

Para Claudio interpretar a Ernesto fue un desafío personal, porque requería mantenerse línea por línea, por lo que planteaba el autor, Daniel Dalmaroni: “Fue un desafío para mí, porque nunca había hecho algo así parecido. Si bien había hecho teatro de humor varias veces, esto es incómodo, incorrecto, justamente, es humor negro. Y a diferencia de otros trabajos, el texto acá es el que manda y hay que respetarlo constantemente. Dalmaroni puso las palabras exactas para que el desarrollo, no solamente de la historia y de la ficción, sino del personaje, se desarrolle correctamente. Fue muy importante ceñirse a la idea del texto original y ‘no tirar morcilla’ como se dice en el lenguaje teatral”.

 

La obra

 

‘Maté a un tipo’ cuenta con las actuaciones de Silvina De Sousa Pinto, Claudio Menéndez, Julia Czubaj y Silvina Beigbeder, con dirección de Berta Villanueva. Se trata de una comedia negra escrita por Daniel Dalmaroni, que ganó la primera mención especial del IV Concurso Nacional de Teatro del Humor, en 2006. Se ha presentado muchas veces, tanto en el país como en el extranjero, por diversas compañías.

Esta obra narra la historia de una familia común en la que empiezan a pasar cosas no tan comunes. Un padre que comete actos aberrantes; su mujer lo encubre y su hija intenta hacer lo mismo, pero llena de contradicciones y una psicóloga que hará lo posible por ayudar. La violencia desplegada parece no tener fin.

 

Un argumento escalofriante pero que al ser tratado desde el humor se convierte en una manera divertida de ver reflejados en la escena actitudes humanas. El humor permite tomar distancia y ver las cosas reflexivamente. Las situaciones son hilarantes, pero a la vez patéticas y la risa que esos personajes provocan está a un paso de la pena. La hipocresía, el autoengaño, la simpleza y elementalidad los torna a la vez patéticos y siniestros.

 

El dramaturgo Daniel Dalmaroni nació en La Plata en  1961.  Ricardo Monti describe así la dramaturgia del autor: “Descarnada y burlona, llena de humor cruel, la mirada de Daniel Dalmaroni nos conduce por los laberintos del parentesco, en un mundo de espejismos, donde la verdad termina siendo indescifrable y matar una costumbre cotidiana. Y lo hace con certero instinto teatral, en piezas de relojería que una vez disparadas ya no pueden detenerse”.

 

El grupo se forma a principios del año 2023, a partir de un taller que se realizó  en el 2022, coordinado por Berta Villanueva, cuyos participantes provenían de diferentes experiencias teatrales. Durante enero y febrero, ‘Maté a un tipo’ estará en cartel todos los martes en horario de trasnoche, desde las 23:55 en el Quelaromecó Espacio de Arte. Las entradas se adquieren en el lugar, antes de las funciones. Tienen un valor de $ 1500.

 

 

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR