| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, VIERNES 23.02.2024
// 25.2 °C
DÓLAR HOY: $825 | $884
DÓLAR BLUE: $1055 | $1085

Una forma “atípica y linda” de trabajar

Javier Falcone dialogó con La Voz del Pueblo

El jefe de guardavidas de Claromecó, Javier Falcone, le contó a La Voz del Pueblo cómo transcurrió la primera semana de enero, qué observa de la presente temporada, y también compartió su mirada sobre el comportamiento del turista en la playa

 

 

Ayer finalizó la primera semana del mes de enero, tramo del mes que contó con las actividades de año nuevo, con cantidad de precipitaciones, pero sobre todo con grandes intervalos para ir a la playa a compartir un buen rato.

 

Javier Falcone, jefe del Cuerpo de Guardavidas en Claromecó, dialogó con La Voz del Pueblo para realizar un balance de lo que ha sido este principio de 2024 en las playas de la localidad balnearia.

 

El fin de semana de año nuevo contó con el comienzo de actividad de todo el cuerpo de guardavidas tanto de Claromecó como de Dunamar, donde se sumó una nueva jefatura: “Se completó el equipo de guardavidas con todo el plantel, del lado de Dunamar y del lado de Claromecó, con jefaturas en las dos playas”.

 

Para completar y cubrir cada zona de las extensas playas que tiene Claromecó, Falcone comentó que en la dinámica diaria para ambos sectores de la localidad, cuentan con “un plantel turno mañana y turno tarde con diez guardavidas para el primer tramo del día y otros diez para el segundo. Por otro lado, en Claromecó contamos con dos planteles, donde en el turno mañana hay veinticuatro guardavidas y por la tarde diecinueve”.

 

“Se ha visto cantidad de personas que antes bajaban mucho en zona de baño y ahora se van afuera de la zona de baño, va fluctuando mucho la gente en ese aspecto”, observó Falcone

 

A nivel de insumos Javier indicó con qué herramientas laborales cuentan en ambos sectores, y cuál es la utilización de los recursos disponibles: “Contamos con una moto de agua, así que compartimos este vehículo con el equipo de Dunamar, en el turno mañana la llevamos del lado de Dunamar y en el turno tarde la traemos del lado Claromecó. Para movilidad en playa, cada cual tiene su camioneta, y luego en insumos cada uno tiene sus uniformes y cada puesto o refugio tiene el equipamiento necesario”.

 

La renovación de plantel continúa año tras año en el cuerpo de guardavidas de Claromecó, que suma a los estudiantes egresados de la escuela de Guardavidas de Tres Arroyos, quienes “están haciendo sus prácticas y están haciendo sus guardias en este primer año. A partir de enero están los chicos trabajando y aportando su granito de arena y adaptándose a la forma de trabajar”.

 

Días atrás en La Voz del Pueblo, contamos El Sueño de Andy, donde mostramos la historia de Andrés Cristaldo, quien tras mucha disciplina y esfuerzo llegó a cumplir su sueño de ser guardavidas, una situación tan poco vista que hace que Tres Arroyos sea el primer municipio en contar con un Guardavidas con síndrome de Down.

 

Falcone explicó lo que significa contar con Andy en sus filas: “Es una experiencia nueva, donde estamos todos aprendiendo a la par. Por suerte ya lo conocíamos en años anteriores así que ya lo hemos tenido en playa. Conocerlo y saber su manera de ser nos ha ayudado a insertarlo de una manera sencilla”.

 

 

La temporada

Analizando más en profundidad el nivel de movimiento turístico en la arena claromequense, Javier reconoció dos escenarios que describen lo que está siendo la temporada hasta el momento: “No es la misma cantidad que en años anteriores, pero los fines de semana son cargaditos, justo los fines de semana han tocado buenas temperaturas. Tanto en fin de año como ahora, la cantidad es la misma o superior”.

 

“Y lo lindo que tiene esta zona, es que acá ayudamos al turista a marcarle dónde se debe bañar y dónde no le es conveniente, eso nos ha dado muy buenos resultados”, explicó el jefe de guardavidas.

 

Y el segundo escenario planteado es la actividad durante la semana, donde el valor que destacó a los fines de semana, se hizo desear en el transcurrir de la misma: “El tiempo no ha ayudado mucho, ha coincidido que ha estado feo, entonces eso no ayuda al turismo, y en la playa se ve. Pero las expectativas siguen siendo las mejores para poder seguir trabajando”.

 

Y sumó una situación poco mencionada, pero que se está dando seguido en Claromecó, que es una “migración” de personas fuera de la zona de baño: “se ha visto cantidad de personas que antes bajaban mucho en zona de baño y ahora se van afuera de la zona de baño, va fluctuando mucho la gente en ese aspecto.”

 

Las incipientes precipitaciones, que tarde o temprano en el día a día de Claromecó se presentan, han influido mucho en la forma de trabajo de los guardavidas, y Falcone señaló que también ha modificado la cantidad de salvatajes realizados: “Por suerte no ha sido en cantidad, porque hemos tenido grandes variantes en el tiempo. Los días que tocó feo, no daba para estar en el mar, entonces nadie se arriesgaba a entrar al agua y los días lindos ha coincidido que, junto con la condición climática, el mar nos ha ayudado a trabajar de forma más tranquila”.

 

Falcone subrayó un trabajo necesario que realizan desde guardavidas, que es a nivel de prevención y de brindar información para los turistas que llegan a la playa: “Buscamos hacer muchas prevenciones, informar al turista nuevo y al que no es tan nuevo. La manera de trabajar acá es atípica a la de cualquier otro lado. Y lo lindo que tiene esta zona, es que acá ayudamos al turista a marcarle dónde se debe bañar y dónde no le es conveniente, eso nos ha dado muy buenos resultados”.

 

Una metodología que Javier describió con dos palabras, “atípica” porque no se acostumbra a servir y brindar este tipo de atenciones para las personas que asisten a la playa, y “linda”, porque desde el cuerpo de guardavidas tienen una metodología que ayuda al turista, y que no se suele ver en otras localidades Balnearias.

 

Esta metodología laboral se trata de “marcar con jalones que tenemos con banderines de color (generalmente flúor), marcamos la mejor zona de baño para que la gente pueda disfrutar las olas y su momento de meterse al agua en la mejor zona posible y con jalones rojos delimitamos la zona más peligrosa, donde suelen estar las entradas a los canales o esas canaletas que están más profundas. Hacemos mucho hincapié en esto para que la gente evite ‘andar pataleando’ y pueda disfrutar”.

 

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR