| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, VIERNES 23.02.2024
// 25.2 °C
DÓLAR HOY: $825 | $884
DÓLAR BLUE: $1055 | $1085

Vieja bajada en Dunamar: hablan los que piden reabrirla

Un grupo de vecinos reunieron firmas y se pronunciaron contra la idea que pretende sostener cerrado ese acceso a la playa

 

Un debate que tiene a Claromecó dividido en estos últimos días ha sido el de la bajada antigua de Dunamar, donde hay dos posturas muy marcadas: Que se mantenga abierta junto con la bajada nueva o que se cierre para que solo se utilice la nueva bajada.

 

Recientemente un grupo de vecinos juntaron firmas y se reunieron para solicitar la reapertura de esta bajada a la playa. Una persona que forma parte de este grupo y que pidió mantener bajo reserva su identidad, habló con La Voz del Pueblo en representación de los “Vecinos Pro Apertura Bajada Originaria de Dunamar”, respondiendo a la carta compartida por la Sociedad de Fomento de Dunamar, vecinos Barrio Parque Dunamar y Claromecó.

 

En primer lugar indicó que no hay motivo legal para que se mantenga cerrada: “No hay legislación, no hay ordenanza, no hay ley que diga que tiene que estar cerrada. Eso es fundamental para nosotros. No hay nada que diga que tiene que estar cerrada. Entonces lo primero que vamos es por la ley”.

 

La carta compartida por la sociedad de fomento días atrás, menciona que “no falta quien opina que nuestra postura radica en querer vivir tranquilos y no ser molestados. A ellos les recordamos que desde hace años las noches y madrugadas en Dunamar se ven pobladas de jóvenes que circulan desde y hacia las fiestas de los médanos. Hace años que no podemos dormir sin ruidos, que no podemos bajar a la playa de noche porque circulan autos a elevada velocidad, que bajan por la costanera frente a la inacción de las autoridades, que sufrimos actos vandálicos que no llegan a ser noticia. No vivimos en un country ni nada por el estilo, y de todos modos a nadie se molestaría con ello. Solo pedimos privilegiar la seguridad y al turista de a pie”.

 

Como respuesta, la nota enviada por quienes reclaman la reapertura de la vieja bajada consideran que “cada vez la gente elige más Dunamar y qué van a hacer con una sola bajada. No estamos en contra de ellos, pero entendemos que buscan comodidad, seguridad y tranquilidad. Esa es la realidad, me parece fantástico que cada uno luche por lo suyo, pero acá nosotros luchamos por el bien común de los turistas, no luchamos por nosotros, vemos como egoísta lo de la Sociedad de Fomento, porque es puntualmente para ellos”.

 

Además añadió la necesidad de aumentar la cantidad de bajadas en Dunamar, porque descongestionaría la zona a donde tienen que acudir quienes deseen bajar con su vehículo a la playa: “La bajada nueva tiene que estar, porque quien quiere ir más lejos puede ir ahí, también tiene que estar la bajada vieja y cuanto más bajadas tengamos y haya más lugares de estacionamiento, también va a haber más seguridad”.

 

En términos de la seguridad de la bajada nueva marcó diferentes problemáticas que encontraron en el camino hacia este lugar: “Hay tres kilómetros de ida y vuelta, es más tiempo, más gastos, y el camino ese hasta la bajada está destrozado, con muchos pozos. Cuando se vuelve a la tardecita por la bajada nueva, es imposible de la tierra que hay. En la bajada nueva, bajan las camionetas y se encajan y es complicado para el que quiera bajar caminando por ahí, porque no hay una bajada peatonal”.

 

Con respecto a la decisión de abrir la bajada vieja de cara a Las 24 Horas de la Corvina Negra, quien representó a este grupo de vecinos declaró que “estamos conformes, era algo de lo que queríamos que hagan y Pablo Garate lo planteó como una prueba piloto, así que vamos a ver cómo sale, y respetemos que se haga esta prueba”.

 

Se refirió también al peligro que causa para quien transite a pie que haya vehículos recorriendo esos kilómetros por la arena al sostener que “tenés que tratar que cada vez haya menos peligro en la playa, no más. Nosotros queremos la comodidad, la seguridad y la tranquilidad para todos”

 

Y finalmente reafirmó sobre esta disyuntiva, entre la aparente búsqueda de la tranquilidad, y el objetivo de beneficiar al turismo y sumar más bajadas que “si ellos quieren que no pasen vehículos, que no hagan ruido, que los pibes no vayan a los médanos a la noche. Y yo no digo que está bien que vayan a los médanos, pero no hay noche, a algún lugar van a ir. Si querés eso, tenés que ir a un lugar cerrado o a un barrio privado, y esto no es un barrio privado, es un lugar público”.

 

 

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR