| Secciones
| Clasificados
VIERNES 14.06.2024
DÓLAR HOY: $884 | $943
DÓLAR BLUE: $1215 | $1245

Rosario en primera persona (Video)

Muerte inocente. Un sicario asesina al playero Bruno Bussanich y conmueve a todo el país con su sangre fría

LA VOZ DEL PUEBLO contactó a dos vecinos de la ciudad santafesina. Distintas experiencias en diferentes ubicaciones. Cómo fue el impacto en una actividad laboral y el movimiento de la “Chicago” argentina tras las muertes inocentes ocurridas en la guerra desatada contra el narcotráfico

 

La ciudad santafesina de Rosario siempre estuvo en el foco de la violencia nacional. De hecho, en 2023 tuvo un índice de muertos superior a la media nacional, aunque siempre las víctimas eran personas supuestamente vinculadas al comercio de estupefacientes o el crimen organizado.

 

Sin embargo, tras la decisión política de torcerles el brazo a los narcos impidiéndoles el contacto con sus familiares presos y la exhibición de las condiciones de detención “a lo Bukele”, el presidente de El Salvador que, tras eliminar las garantías de los miembros de las bandas Maras, redujo en casi diez años la tasa de homicidios de 6600 en 2015 a poco más de 100 hechos en 2023; la respuesta de los criminales no se hizo esperar y fue de la manera más cruel.

 

Se propusieron salir a matar a civiles, inocentes y completamente ajenos a la organización delictiva, hasta que el Gobernador Maximiliano Pullaro (UCR) dé marcha atrás con su política de mano dura. Lejos de acatar las amenazas, que también comprenden su propia integridad física, recibió el apoyo de las fuerzas nacionales que, de la mano de la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich, reforzaron las posiciones de las fuerzas de seguridad con Gendarmes, miembros del Ejército Nacional y un singular despliegue tecnológico y armamentístico.

 

Vivir aterrados

 

En el medio de esta guerra quedaron los vecinos. Que ahora ven en cada salida  a la calle la posibilidad de ser blanco de la delincuencia.

 

LA VOZ DELPUEBLO se contactó con dos residentes en esa ciudad que, por vivir en distintas zonas, ven de manera diferente la realidad que les toca. Al punto tal que, ambos pidieron que no se publiquen sus fotos y, en uno de ellos, aceptó dar su testimonio, aunque con reserva de identidad.

 

LV es profesora de gimnasia rítmica en dos instituciones de Rosario ubicadas en una de las zonas amenazadas, donde ya se sienten las consecuencias de la guerra narco en la asistencia de alumnas, “es terrorífico esto. En el club donde trabajo se suspendieron las prácticas y hoy me escribieron las mamás avisándome que no van a mandar a sus hijas porque la zona norte está amenazada. Tenemos mucho miedo”, dijo, antes de agregar la situación que atraviesa la otra institución donde también está vinculada, “en otro club de la zona norte, ya saliendo hacia Baigorria, ayer (por el lunes) estuvieron cerradas las puertas, hoy abren, pero con muy poca asistencia”.

 

La profesora también se refirió al impacto en la actividad económica que se percibe en las calles, “hay muy poca gente. Creo que después del mediodía el transporte público de colectivos vuelve a funcionar, los taxistas por la noche no van a trabajar, el servicio de recolección cambió el horario, que antes era nocturno, y estamos modificando nuestra vida en pos del narcotráfico”.

 

En ese sentido, la docente rosarina observa que el problema no es nuevo y que la situación actual es producto de una desidia de años, “hubo una gran irresponsabilidad de los políticos, es vox populi, todos sabemos dónde hay un bunker o un narcotraficante, los políticos que tienen que actuar no hacen nada. Durante años dejaron que esto creciera, que tomaran el poder, que manejen nuestra sociedad. Es muy triste. Lo peor de todo es que, como ahora salen a matar a cualquiera en cualquier lado, lo que se ha sembrado es el terror y todos tenemos miedo”.

 

Ahora, con la intervención federal comenzando, la única esperanza es que de buen resultado, “espero que ahora se actúe con eficacia. Que el hecho de que hayan sacado en los medios a todas las fuerzas cuando llegaron al Monumento (a la bandera) no quede ahí,  sino que vayan a las zonas donde realmente están los narcos o la gente que trabaja para los narcos”.

Alejado

 

Damián Zalv es un rosarino que se dedica al alquiler temporario de departamentos. Responder  preguntas sobre seguridad a sus pasajeros forma parte cotidiana del diálogo con sus clientes foráneos.

 

Sin embargo, a pesar de la violencia actual, se siente seguro moviéndose por las zonas donde suele hacerlo de manera cotidiana, “la situación de Rosario es complicada, pero son zonas. Yo creo que hasta que no rastrillen las villas y empiecen a derribar bunkers, no va a pasar nada”, analizó.

 

Según el emprendedor rosarino, golpear en la fuente de ingresos de las bandas es la única solución posible, “ahí es donde vos le generás un problema a esta gente. Ellos te matan a uno, vos le bajás 10 bunkers, esto es una guerra realmente, entre el gobierno y estos narcos”, dijo.

 

En ese sentido, Zalv graficó cuáles son las zonas más comprometidas de Rosario en materia de seguridad, “siempre fueron peligrosas las periféricas, zona sur, zona oeste, zona norte, son en las que están asentadas las bandas. Y nosotros que tenemos la suerte de vivir en la zona céntrica, estamos un poco más ajenos a esa cuestión. No estamos exentos del motochorro, del ratero, la salidera y todo eso, porque es algo que sufre el país completo. En principio, la zona céntrica están bastante contenida”, señaló, antes de comparar la realidad santafesina con la situación que se vive en el Conurbano bonaerense, “el mes pasado tuve que ir al conurbano y me dio miedo. Es un poco de prensa amarillista, donde se infla un poco la cuestión. Ahora, lo que pasó es innegable, y es un horror, pero en la zona en la que nos movemos nosotros está ajena al conflicto”, remarcó en el cierre.

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR