| Secciones
| Clasificados
VIERNES 19.07.2024
DÓLAR HOY: $905 | $962
DÓLAR BLUE: $1430 | $1455

Torquatti: el fanatismo a veces se mete también en la iglesia

Domingo Torquatti. Criticó la reacción de los feligreses en CABA y el Conurbano (Foto: Enrique Mendiberri)
El párroco de la Iglesia Nuestra Señora de Luján, Domingo Torquatti, se refirió a lo ocurrido en distintas misas de CABA y el Conurbano, donde los asistentes inundaron los templos con cánticos contra el Gobierno. “Le pediría que se retire”, dijo al ser consultado sobre su postura ante una situación similar

Después de las dos misas celebradas días atrás y viralizadas en redes sociales, donde feligreses mezclados con sindicalistas y militantes opositores terminan copando las ceremonias religiosas con cánticos contra el gobierno de Javier Milei; el cura párroco de la iglesia Nuestra Señora de Luján, Domingo Torquatti, consideró “pecadillos y torpezas” las acciones en las que  terminaron envueltos sus colegas de iglesias metropolitanas y cuestionó el fanatismo político.

 

En ese sentido, y ante una consulta de LA VOZ DEL PUEBLO, Torquatti distinguió la acción política de la política partidaria y su manifestación en iglesias, como se pudo ver a principios de la semana durante distintas misas en iglesias de CABA y el Conurbano bonaerense, “si decimos política, no solamente la política se mete en la iglesia, sino la iglesia en la política, como el arte de gobernar. Y hasta da consejos. Ahora, no estoy de acuerdo con la política partidaria, sea del signo que sea, porque una iglesia no es el ámbito propio de promoción o manifestación de inspiración filosófica o política. Nosotros somos pastores de la unidad. Entonces, este es el ámbito propio para tratar de cargar las pilas, iluminar lo humano para que luego, cada cual, sea profesional en la familia o en el quehacer político, influenciado por el criterio cristiano, dé lo mejor de sí, al servicio de la comunidad, según su ideología. Pero la iglesia no es el ámbito propio para manifestar partidismo”, diferenció.

 

En ese sentido, Torquatti identifica un “fanatismo” en las acciones que terminaron generando confusión sobre el rol de la iglesia en la sociedad, “el fanatismo a veces se mete en todos los ámbitos y, a veces, también en la iglesia”, dijo y, en ese sentido, se refirió directamente a los sacerdotes que oficiaron la misa en memoria de Nora Cortiñas en CABA, y del  Monseñor Gustavo Carrara, en otra iglesia del Conurbano, “podrá haber incluso algún sacerdote que, en algún momento excesivo o emocional deja, permite o expresa esa emoción partidaria. No me parece que corresponda. Son pecadillos, torpezas. No es el ámbito propio y no estoy para nada de acuerdo”, señaló.

 

Cabe recordar que, a principios de semana, trascendieron imágenes de iglesias en las que numerosas personas cerraban filas detrás del cántico popular “la patria no se vende”, emblema de la oposición a la Ley Bases promovida por el Gobierno. Entre los presentes a la misa oficiada por Carrara, pudo verse a figuras del sindicato de Camioneros, una presencia que ratificó la postura opositora de quienes impulsan los cánticos.

 

Consultado específicamente sobre la manera en que él tomaría una reacción así en una de sus misas, Torquatti fue tajante, “si llega a pasar algo así, pido, intercedo para que cese, y llegado el caso, interpelar a esa persona para que se retire, porque estorba nuestro predicamento. Es una cosa ajena. No es ajena al principio político, pero no es el ámbito propio de manifestación de una política partidaria”.

 

Y, antes de terminar, se refirió a su visión de la situación vivida en las citadas iglesias,

 

“a mí no me agradó para nada. Creo que es injusto, porque incluso caímos en el mote de ‘la iglesia, la iglesia’. Son hermanos sacerdotes o personas que buscan un ámbito para crecer y realmente es molesto porque uno no participa y, muchas veces debemos tolerar que la gente diga que la iglesia se presta a esto. Desde todo punto de vista, creo que fue una cosa incorrecta”, dijo y, antes de terminar, con ánimo de romper el hielo, cerró con un deseo en forma de ironía, “ahora espero que la gente venga más a misa”.

COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR