| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, SÁBADO 13.04.2024
// 15.1 °C
DÓLAR HOY: $855 | $913
DÓLAR BLUE: $975 | $1005

Nueve años de Juicio por Jurados: Un sistema que sufre el desgaste que produce la precariedad económica

El primer juicio por Jurados en Tres Arroyos tuvo un veredicto de “no culpable” para un acusado de robo a mano armada

Vistas de esta entrada: 3

LA VOZ DEL PUEBLO dialogó sobre el tema con la jueza Fabiana Brandolín, el fiscal Gabriel Lopazzo y la abogada defensora Elisa Hospitaleche. Por qué aumentan la suspensiones. Cuestionamientos a los números de los veredictos y el sacrificado cumplimiento de una carga pública que cada vez cumplen menos personas

Por Enrique Mendiberri

 

El 8 de marzo de 2015 debutó en la provincia de Buenos Aires la modalidad de Juicio por Jurados.

 

El sistema, que ofició como respuesta a los reclamos que la sociedad le hacía y sigue haciendo al Poder Judicial en materia penal, tuvo su primer juicio en Tres Arroyos poco más de un mes más tarde, el 15 de abril, y terminó con un veredicto de no culpabilidad en el marco de un robo con armas.

 

Hoy, a nueve años de la primera audiencia de este tipo en el territorio bonaerense, y después de consultar a distintos actores del sistema, el primer balance de su implementación en Tres Arroyos arrojó un balance crítico. Caracterizado, principalmente, por las suspensiones por falta de candidatos a Jurados, fragilidad en las garantías del sistema y un radio de convocatoria muy amplio que invita al incumplimiento de la carga pública, a raíz de los trastornos que supone moverse entre destinos que no tienen transporte directo.

 

“En los primeros juicios tuvimos una concurrencia grande, no sé si llegamos a los 48 candidatos, creo que no, pero al principio tuvo aceptación, fue como un desafío para la ciudadanía. También había gente asustada que temía quedar vinculada, cuando en realidad se trata de una carga ciudadana, es ponerse en los zapatos del juez, y hacer esto”, recordó la doctora Fabiana Brandolín, miembro del Tribunal Oral Criminal N°1 de Tres Arroyos y jueza del primer debate por Jurados que tuvo nuestra ciudad.

 

La magistrada subrayó el déficit que se da en la intencionalidad de asistir de los citados, a raíz de la falta de recursos que se perciben en nuestra ciudad, “Tres Arroyos tiene un problema importante y nos afecta en todo. Desde lo que es integraciones hasta todo lo que es infraestructura, debido a que somos sede descentralizada. No estamos en la cabecera central. Todo hay que pedirlo a Bahía Blanca. Faltan de recursos, trámites que se demoran ¿y qué pasa?”, se preguntó mientras marcaba un punto en el que coinciden todas las partes consultadas.

 

Así, comenzó a gestarse una necesidad que, alimentada con los vicios de la burocracia, hacen que el sistema se vea cada vez más débil y con pronóstico reservado, “los jurados no vienen y, “si bien es carga pública y debería sancionarse, eso no se termina haciendo”, reconoció.

 

En ese sentido, y a modo de ejemplo, surgen juicios por Jurados que se han convocado hasta tres veces, con la concurrencia de siete candidatos en un principio y, en una segunda oportunidad, once. Pero en ambos casos, los asistentes debieron viajar y sufrir el lógico desgaste de una realidad que, a todas luces, destaca su desprolijidad.

 

“Eso genera demoras en el proceso de juzgamiento, gastos a la Provincia que podrían ser aprovechables en mejorar edificios, recursos, etc.”, comentó la doctora Brandolín.

 

190, 285, 448, 537, 798 y 987

Todas las personas mayores de 18 años, cuya terminación de DNI coincida con estos números , podrán ser seleccionados para integrar un jurado popular durante un debate penal durante el 2024 en la provincia de Buenos Aires.

Pandemia bisagra

 

Según recuerda Brandolín, cuando el sistema estaba comenzando a traccionar, en el medio estuvo la pandemia y después comenzó a complicarse en cuanto a la logística.

“En el primer juicio empezamos mal porque no habían sorteado gente de Tres Arroyos. Eran todos de Bahía Blanca y alrededores. Vino gente de Carmen de Patagones, sin modo de traslado directo. Entonces la gente empieza a poner obstáculos, certificados médicos…. No es fácil”, ejemplificó, antes de agregar, “la remuneración existe, pero no todo el mundo está en condiciones de pagarse el traslado y alojarse en un hotel, ya que a veces tienen que venir un día antes, entonces tenemos ciertos problemas de logística. Ojalá se acomode todo, pero si no hay recursos, se ve difícil”.


LVP: ¿Qué impresión le sugiere que le dejó a los Jurados haber participado del debate?

 

FB: “Si se hace como se debe, termina siendo atractivo y lo que escuchamos de los Jurados cuando se retiran, más allá de cuál sea el dictamen, que es la autonomía del pueblo, es que se van contentos. Lamentablemente son los menos”.

114

Es la cantidad de juicios por Jurados que se llevaron a cabo entre 2015 y 2023 en el Departamento Judicial Bahía Blanca, del que depende Tres Arroyos

Una oportunidad

 

Para el fiscal Gabriel Lopazzo, los Juicios por Jurados constituyen la mejor posibilidad de resultar absueltos para las personas acusadas de delitos graves o con penas que superan los 15 años de prisión. Al punto tal, que se arriesgan a permanecer detenidos algún año extra (en caso de que el debate se suspenda) con tal de no afrontar la discrecionalidad de un juez técnico o un tribunal.

 

“En lo personal, nuestra experiencia nos dice que los Juicios por Jurados lo eligen imputados que tienen carga probatoria muy fuerte en contra y ven la posibilidad de un Juicio por Jurados como una salida a un posible juicio que, con un Tribunal o un juez, no tendrían chances de salir absueltos”.

 

En ese sentido, el imputado que elige la modalidad por Jurados está siendo testigo de suspensiones cada vez más frecuentes, producto de recusaciones o ausencias ante la falta de compromiso de los candidatos que, han llegado a propiciar el inicio de audiencias con menos suplentes de los que indica la ley (6), “y hemos tenido la suerte de no necesitar de ningún suplente, porque si no hubiéramos tenido que suspender la audiencia, con lo cual, todo lo que hiciste, lo perdiste”, indicó antes de agregar, “hay muchos países en donde funciona. Hay un compromiso de la sociedad. Como se implementó en Argentina, con esta falencia de todo tipo, desde económica para el tipo que tiene que poner plata para venir, desde la penuria de tener que venir en un colectivo que viene a las 4 de la mañana”

 

LVP: Entre tantos cuestionamientos ¿no es lógico temer por una influencia externa en el ánimo de algún miembro del Jurado?

 

GL: “No ha habido antecedentes de que un jurado haya sido presionado. Pero los edificios no están preparados. Entran todos por la misma puerta. Esto se arrancó sin el presupuesto necesario para que sea algo serio, entonces, a los chapuzones va. Presiones nunca vi. Gente poco preparada y sin mucho compromiso, sí. Entre 12 personas, hay muchos que se enganchan y después los ves en atentos en el juicio. Mientras que a otros los ves que no saben ni dónde están. No tuve jurados con una situación anormal. Pero si bien no ha pasado, es muy fácil que pase. El sistema está frágil”

 

LVP: ¿Considera equilibrada la norma con la cantidad de votos que se necesitan para lograr un veredicto de culpabilidad?

 

GL: “Yo creo que esa mayoría es muy alta y, frente a eso, hay muchas chances de lograr veredictos de ‘no culpabilidad’. Por eso, (los imputados) eligen Juicios por Jurados. Y, si no sale, esperan que les cambien la fecha, se bancan un año más presos si es necesario, hasta que le fijen una nueva fecha. Nadie que haya elegido juicio por jurados después cambió (por otro sistema de juicio)”.

 

LVP: ¿Qué número sería justo para usted?

 

GL: “Yo creo que dos tercios estaría bien. Serían 8. Eso tendría más color, para mí 10 es mucho”.

 

LVP: ¿Entonces quién se lleva el mérito mayor en un Juicio por Jurados?

 

GL: “Obviamente hay un mérito de la defensa en tratar de convencer o sembrar la duda en tres o más integrantes del Jurado. A la inversa, la Fiscalía tiene que convencer a 10 de los doce, para lograr un veredicto de culpabilidad”.

 

 

LVP: ¿Tuvo que reforzar alguna estrategia personal para conseguir mejores resultados?

 

GL: “En los inicios tomé algunas clases de coaching para que me hiciera devoluciones sobre cómo era mi forma de expresarme y que mejorara ciertas cuestiones referidas a la dialéctica a utilizar para ser más convincentes. Los JxJ exigen una puesta en escena y una dialéctica distinta a la que se puede necesitar con un juez unipersonal o un tribunal colegiado”.

Mayoría necesaria

Para lograr un veredicto de “culpabilidad”, la Fiscalía debe obtener al menos 10 votos sobre 12 Jurados. Si lo logra, el fallo es apelable, no así si el Jurado resuelve la “no culpabilidad”, que es equivalente a una sentencia firme.Por otra parte, en los casos donde se prevé una pena de prisión perpetua, el fallo de culpabilidad debe ser unánime

A favor

 

La doctora Elisa Hospitaleche es una de las abogadas penalistas de Tres Arroyos con mayor trayectoria en el fuero.

 

Se describe como “abogada de corazón” para definir su estilo y la inclinación que tiene por los Juicios por Jurados, a los que, a pesar de coincidir en las críticas anteriores sobre la procedencia y distancia de los candidatos, prefiere llevar a la práctica porque los considera más justos para las partes.

 

«Lo que el Juicio por Jurados hace es establecernos a los dos con igualdad. Y, de acuerdo a la capacidad, tanto del fiscal como de la defensa, cómo uno logra transmitir esa información al común de la gente, la idiosincrasia del profesional tiene que estar dada en poder transmitir lo que quiere, sin ser técnico. Porque el común de la gente no tiene conocimientos de Derecho».

 

LVP: A nueve años de su implementación, ¿no lo ve un tanto debilitado?

 

EH: «El juicio por Jurados es una disposición que establece nuestra constitución desde el año 1853-60. Que recién ahora estemos llegando a los 9 años de haberlo implementado en la provincia de Buenos Aires, nos dice que es muy joven, falta un montón de avance; pero para los que hacemos Derecho Penal, es la forma más dinámica y práctica de trabajar. Mucho más honesto para el asistido y para la igualdad de partes que establece el Código».

 

LVP: ¿Entonces por qué se caen tan seguido?

 

EH: “A veces lo que pasa tiene que ver con la estrategia de las partes. (Los defensores) sabemos bien que hay algunos que no les gusta litigar en juicios por Jurados porque no se consideran lo suficientemente confiados para traducir, en términos llanos, al común de la gente. Creo que están cayendo porque a la gente la hacen ir y después no se hace».

 

LVP: ¿Pero el abogado no advierte que su cliente está por elegir una modalidad en la que no se destaca como profesional?

 

EH: «Debería ser lo suficientemente honesto con su cliente y decir sí o no. Puedo hacerlo o no puedo hacerlo. A mí me encanta el juicio por Jurados. Los que hacemos derecho penal de corazón, nos gusta, sobre todo, porque se ha perdido lo que era el juicio oral y público.

 

LVP: ¿Qué puede decir acerca de la diferencia que, a simple vista, pareciera que beneficia a la defensa?

 

EH: “No es así, porque vos lo que estás determinando es la responsabilidad o no de una persona. Tiene que haber un mayor número de votos para la culpabilidad sobre la absolución. Es injusto tener que convencer a menos sobre la inocencia de una persona”.

4

Es la cantidad de Juicios por Jurados agendados en Tres Arroyos para 2024

2400

Es la cantidad de personas con posibilidades de ser miembros de un Jurado
COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR