| Secciones
| Clasificados
Tres Arroyos, SÁBADO 13.04.2024
// 15.1 °C
DÓLAR HOY: $855 | $913
DÓLAR BLUE: $975 | $1005

Un título muy esperado por las bochas

Tras “un triunfo increíble”. Martín Aristain, Hernán Rodríguez e Ignacio Degue

Vistas de esta entrada: 1

Por Jorge López de Ipiña

 

Si debieron pasar 18 años para volver a conseguir un título provincial de bochas por parejas en primera categoría, no caben dudas que la consagración es altamente compleja, y que para lograrlo debe existir una conjunción perfecta con un nivel de excelencia.

 

Gracias al título conseguido el último domingo por el equipo formado por Martín Aristain, Hernán Rodríguez e Ignacio Degue, las bochas de Tres Arroyos volvieron a vivir ese momento mágico donde se instaló su nombre en el mapa mayor de Buenos Aires, en el preciso momento que Hernán pegó su bochazo y con un emotivo y contagioso salto estampó el 12-4 en la final ante Saladillo.  

 

Con Degue siendo el apoyo emotivo, de fortaleza mental y alternativa garantizada con su juego desde el banco de los relevos, Aristain y Rodríguez regaron las canchas tresarroyenses con una excelsa prestancia sustentada en un notable juego, respaldada por la calidad y la amistad entre ambos jóvenes que les permitió fortalecerse para enfrentar y superar a rivales que en su historial lucían títulos argentinos, sudamericanos y mundial.  

 

“Siento una emoción tremenda por salir campeón Provincial de Primera, lo deseaba, pero era difícil esperarlo porque consagrarte en esta categoría es sumamente complicado. Es muy complejo cualquier modalidad, no hay dudas de eso, Martín (Aristain) vivió la experiencia increíble de conseguirlo en individual y puede dar fe de ello; y por suerte se dio en Tres Arroyos, quizás eso nos ayudó, pero la complejidad fue muy alta”, reconoció Hernán en el inicio de una amplia nota que nos permitió recorrer cada espacio de este inolvidable logro.

 

En la dualidad de pro y contra, aprovechar el conocimiento de las canchas pudo por sobre la presión que recayó por jugar en su propia tierra. “Hubo de todo, porque la presión de ser los anfitriones fue fuerte; es difícil actuar ante toda la gente que uno ve día a día porque quiere hacer lo mejor. Adentro de la cancha sentimos que nos quieren ver en nuestro máximo nivel o jugando como uno puede hacerlo acá, pero fue complejo porque la jerarquía del torneo es superior, los rivales son los mejores jugadores del país; no es fácil”, confesó Martín. A lo que Hernán acotó: “La zona nos tocó jugarla en Claromecó, una cancha relativamente nueva por lo que no fuimos ‘tan locales’, en esa fase; ahora, en cuartos de final, sacamos el máximo provecho de todo para ganarle sin problemas a Los Toldos 12-2”.

 

Camino al título

 

Designada la subsede de Claromecó como escenario para la primera fase, Tres Arroyos debutó con un sólido 12-4 ante Azul. “Teníamos muchas ganas de jugar, estábamos muy motivados, y todo salió bien”, recordó Hernán. El segundo y determinante juego era ante el poderoso Saladillo; ganar permitía quedarse con la zona, seguir jugando en la costa y evitar en cuartos a Bahía. “Arrancar ganando nos aportó una gran confianza que confirmamos en la cancha ganándole a una formación que tuvo como puntero a Ezequiel Cañas, que es Selección Argentina, campeón nacional y provincial, ‘el especialista’ en ganarle a Bahía (y Cañas en cuartos repitió la historia con un arranque demoledor de 7-0 para terminar 12-6 ante los sureños que eran el ‘Cuco’ del torneo). 

 

“A Saladillo le ganamos 12-6 afirmándonos y manteniendo la localía para esperar a Los Toldos, partido en el que alcanzamos un punto altísimo en nuestro rendimiento”, valoraron los monarcas.        

 

Tres Arroyos ya estaba entre los 4 mejores y se las veía en cancha de Club de Pelota ante San Pedro, que venía de eliminar al defensor del título, Magdalena. Ese partido fue ‘para el infarto’. “A mí me tocó vivirlo a pleno, lloré cuando salté adentro de la cancha para festejar el triunfo. Estábamos 11-11 y en la última mano estuvimos dos veces para perderlo, al bochador de ellos que es un eximio tirador, de lo mejor que hay, le quedó el último tiro para sacarnos el tanto; era un lanzamiento corto y le pegó, pero fue en la ‘coca’ de la bocha nuestra que se movió acercándose más al bochín», detallaron. 

 

“Nunca festejé un triunfo así, fue increíble”, describió Martín. “Lo sentía perdido, cuando ganamos se me escapó una lágrima”, confesó Rodríguez.

 

“A la final llegamos súper confiados tras haber sobrevivido a la semi; y el inicio fue acorde a lo esperado”. En la cancha 2 de Huracán, los locales ganaban 4-0, pero en un par de manos erraron un par de jugadas y Saladillo se recuperó. Pero cuando quedaron 5-4 se produjo el “movimiento perfecto” ya que cambiaron roles y Martín pasó a ser el puntero y Hernán el bochador.   

 

De allí al abrazo con el título sólo erraron una bocha cada una. “Hicimos lo más conveniente para el momento, los dos potenciamos nuestras virtudes y firmeza; y si no nos salía, teníamos la opción del ingreso de Nacho, que era una garantía”, destacaron.

 

“Estaba hablado de antemano, el partido se encontraba en su primera parte y si no funcionaba, teníamos la posibilidad de otro cambio con Ignacio. Mucha gente en las bochas no acepta esta decisión; es como un mito, pero para nosotros era lógico y lo mejor fue invertir roles”, aseguró el técnico con la razón que le dio el resultado de Tres Arroyos campeón, con un sprint incontrolable para la afamada formación de Saladillo.



Perfecto, casi ideal

 

La organización del torneo fue un éxito, los visitantes reconocieron el accionar de la Asociación; las canchas de Estudiantes, Club de Pelota, Recreativo Echegoyen de Bellocq, Claromecó y Huracán se presentaron de manera inmejorable y el público acompañó en gran número.

 

A todo esto se le sumó la brillante actuación que tuvieron los representantes locales en el Provincial Individual de Tercera, donde José Desiderio (jugador de Claromecó) se consagró subcampeón, perdiendo la final ante el representante de Puan 12-10 tras una muy buena actuación.

 

En tanto el otro jugador anfitrión, el juarense Nahuel Burgos que representa a Club de Pelota, perdió en cuartos de final ante Desiderio, tras ser segundo en su zona.  En síntesis, un fin de semana inolvidable para las bochas locales.



COMENTARIOS

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

OPINIÓN

COMENTARIOS
TE PUEDE INTERESAR