Sociales

“El Golf y su Mundo”

Para Laura Doglioli, el golf es más que su mundo

18|10|20 21:13 hs.

Diecinueve años de trayectoria y más de 1500 emisiones son un número más que interesante para “El Golf y su Mundo”. Más aún si se trata de un programa que hable del golf, un deporte de los que no son de masiva difusión, algo que sí logro durante todo este tiempo Laura Doglioli de Alvarez Castillo. 


En la redacción del La Voz del Pueblo contó aspectos de cómo se inició en el armado de un programa de golf y que perdure durante tanto tiempo recorriendo la radio, la televisión y ahora el canal de YouTube y las redes. 

La idea de hacer un programa de golf viene de su prima, Guillermina Malard, “me propuso: ¿por qué no hacés un programa de golf en la radio (LU24). A mí me pareció muy loco, como hacer ajedrez por radio, lo único que se puede hacer son notas pero la idea me gustó y dije ‘voy a probar’. Yo en esa época jugaba al golf -año 2001-, comenzamos con un programa de una hora que se fue extendiendo hasta llegar a dos horas. A fines de agosto de ese año viene un jefe de Multicanal a la ciudad y va a dormir al Parque Hotel, ahí pone la radio y escucha que estaba yo haciendo ‘El Golf y su Mundo’ hablando con un invitado. Al otro día lo habla con Antonio Maciel y le comenta que había escuchado a una chica ´que hace un programa de golf, sabe mucho del deporte, decime ¿qué hace en la radio y no está en el canal?´”.

“La cuestión es que me citó en el canal, hablamos y fui a cubrir un torneo que organizaba Multicanal en Campo Santana de Claromecó. Los consejos que me habían dado en el canal tanto Carlos Collazos como Daniela Maurette era mirar siempre a cámara. Me sentía muy dura por la postura pero al ejecutivo le gustó y seguimos”. 

Su primer entrevistado 
 Al cuarto programa de El Golf y su Mundo en el cable viene a Tres Arroyos César “Banana” Pueyrredón a cantar a La Barra; “como yo sabía que le gusta el golf y que su hijo jugaba muy bien le propuse hacer una nota”. Ante la respuesta positiva Laura nunca había hecho entrevistas de este tipo y reconoce que mucho fue lo que el cantante la ayudó planteándole -café de por medio- antes de arrancar: “vos tenés que ser vos. Tu programa no es un noticiero, le estás hablando a los golfistas y tenés que hacer un programa de golf y ser vos”. 

Este programa tenía en ese tiempo su reproducción en Bahía Blanca, con otro equipo de gente y enfocado en las canchas de esa ciudad, también con la conducción de Laura Alvarez Castillo y para Cablevisión, “o sea que eran dos programas con el mismo nombre, acá y en Bahía Blanca. Esto fue durante ocho años”. 

El programa tuvo otras aristas como cuando volvió a hacerse en Radio 3 con el nombre “El Golf y su Mundo junto a otros deportes”, en el que junto a su hermano Juan José Doglioli invitaban a diferentes deportistas para entrevistarlos. Pero esto no pudo seguir durante mucho tiempo ya que entre los dos programas de cable, el de nuestra ciudad y el de Bahía, sumado a los dos de radio en ambas ciudades era muy complicado todo. Primero dejé el de Radio 3 y luego los de Bahía Banca por un problema de salud de mi marido. En esa ciudad hice muy buenas amistades, conmigo fueron muy buena gente aparte de hacer lo que me gustaba y económicamente rendía, era todo canje en esos tiempos”. 



En las redes sociales 
El programa fue cambiando de lugares de emisión hasta llegar a esta actualidad de emitirse en el canal de YouTube (El Golf y su Mundo). Este cambio lo hizo justamente porque se trata de un deporte en el que, sustiene Laura, “es pura imagen. En YouTube sale en HD, Emiliano Videla filma de una manera sensacional, lo hace con unos equipos impresionantes, algo que en el canal no lo tenés. Aparte de eso te podés extender en el tiempo, no hay límites publicitarios y como todo el mundo está en las redes decidí cambiar. Lo hacemos una vez por semana, los días jueves”. 

Laura tiene palabras para recordar a diferentes golfers que ha conocido a través de su tránsito por la Federación Regional del Sur, algunos de ellos jugando en los circuitos internacionales como Leandro Marelli, Miguel Carballo, o Emiliano Grillo, entre otros. 

Momentos 
De todos estos años transcurridos con “El Golf y su Mundo” Laura rescata como el mejor recuerdo “y la mayor satisfacción, llegar a haber tenido una amistad con el Maestro Roberto de Vicenzo. Llegar a conocerlo al punto tal de sentarnos en algunos torneos a charlar, esa relación que aprendí de él, todo lo que me enseñó de la vida y del golf. Para mí De Vicenzo representa todo, es lo máximo que podemos tener en Argentina como jugador de golf, como persona. Aparte de ser el único de nuestro país que está en el Salón de la Fama del Golf Mundial”. 

De todos esos momentos vividos junto a De Vicenzo Laura recuerda el que los recibió a ella y a su hijo Manuel en Ranelagh; “ahí estuvimos y le pude hacer una nota de más una hora. Hablamos de todo, desde su familia hasta terminar con el golf. Ese momento fue impresionante; después estuve con el Gato Romero, con Angel Cabrera, con el Pigu Romero. Yo conviví mucho con los profesionales, cuando iba a un torneo era una semana de estar juntos además de alternar con mujeres que cubrían el circuito”, experiencias y vivencias que seguro no va a olvidar. Entre sus otros recuerdos está el haber podido entrevistar a personas que si bien juagaban al golf eran de otro extracto como al ex presidente Carlos Menem en Anillaco o a Mauricio Macri, cuando era jefe de Gobierno porteño, en el Buenos Aires Golf. También un párrafo aparte para los sponsors, ya que muchos de ellos llevan los mismos años junto a Laura que el programa; “no es común esa permanencia. Además hubo sponsors -dos acá- Luciano Aiello (Aiello Maquinarias) y Gustavo Fernández (Trafer) y uno en Bahía Blanca Marta Fúrfuro que me compraron los equipos de filmación, gracias a ellos pude trabajar con comodidad en ambos lugares”. Recuerda a todos los editores y camarógrafos que han realizado la edición y filmación, que hoy llevan a cabo Emiliano Videla y Estefanía Molina. 

En el final agradece principalmente a toda su familia porque “sin ellos esto no hubiera sido posible. Además de algunas satisfacciones personales como jugar y ganar torneos de golf con uno de mis hijos, Manolo”.