La prohibición de campings para la temporada de verano en la provincia de Buenos Aires, anunciada ay

Nacional

Provincia restringió la actividad por miedo a contagios

Prohibición de campings: sorpresa y preocupación entre los propietarios

20|10|20 13:01 hs.

La prohibición de campings para la temporada de verano en la provincia de Buenos Aires, anunciada ayer por el gobernador Axel Kicillof en el marco de las medidas de prevención por el coronavirus, sorprendió a los propietarios del sector, quienes se mostraron preocupados por los puestos laborales y reclamaron por el funcionamiento con protocolos. 


La decisión había sido adelantada el domingo por la ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, y fue confirmada ayer por Kicillof: los campings no podrán funcionar durante el verano en la provincia ya que los contagios se podrían propagar fuerte en los vestuarios y las duchas.

La decisión no cayó bien en el sector. “Tenemos más de 100 empleados que se quedarían sin trabajo en temporada”, resumió la situación Cali Pilaftsidis, dueño del camping marplatense El Griego, en diálogo con el diario local La Capital. Y agregó: “Nos sorprendió para mal porque lo veníamos hablando y la verdad que en ningún momento nos dijeron que los campings no iban a abrir” Pilaftsidis señaló que su predio es “un complejo grande, de muchos metros cuadrados y con un amplio sector de baños y vestuarios” y dijo que “estaría bueno que vengan las personas que tienen que tomar las decisiones para que vean que se pueden cumplir los protocolos sanitarios”. 

En la misma línea se mostró Mónica Caminero, dueña de un camping ubicado en la zona de Chapadmalal. “La verdad es que nos sorprende, no esperábamos esto. Pensamos que por las características de nuestras instalaciones estamos preparados para la pandemia. 

Prohibirnos por los baños solamente, es una locura”, sostuvo en diálogo con la radio local 0223. Caminero reconoció que le preocupaba la posibilidad de aglomeraciones en vestuarios, baños y piletas, pero explicó que “estábamos esperando que nos bajen un protocolo para poder abrir”. 

Cualquier persona racional busca una solución al problema antes de cerrar”, cuestionó. E insistió: “Un bar tiene baños comunes y se les pusieron protocolos para que puedan trabajar. Prohibirnos la posibilidad de trabajar es una locura”. 

Asimismo, también se refirió a la situación Pablo Domínguez, propietario del Camping-Estancia “El Carmen” de Santa Teresita (La Costa), uno de los más grandes de la Costa Atlántica. “Nunca nadie nos consultó, y no tuvimos la oportunidad de contarles qué habíamos pensado implementar, porque estábamos planificando porque hasta ayer éramos una actividad segura”, dijo en diálogo con FM Provincia. 

Domínguez consideró que su sector no fue escuchado porque no cuenta con una cámara que nuclee a los propietarios y apuntó contra los hoteleros al sembrar sospechas sobre un eventual “lobby para procurar ganar esa gran cantidad de gente que veranea en los campings”. 

“No sólo los campings tienen sectores de carpas. También tenemos cabañas con baños privados y luego un área de casillas rodantes que tienen baño y ducha propia”, agregó. Y adelantó: “Nos estamos nucleando con el resto de los campings de La Costa para poder abordar esta situación en conjunto”. (DIB) MT