La Ciudad

Para vehículos particulares

A partir de noviembre vuelve la VTV para las obleas vencidas en marzo y abril

21|10|20 12:51 hs.

Desde del 1° de noviembre las plantas que realizan la verificación técnica vehicular en la provincia de Buenos Aires retomarán la atención a vehículos particulares. A partir de la decisión oficial, que será publicada en los próximos días, se estableció un nuevo cronograma que arrancará con los vehículos cuyos permisos habían vencido en marzo y abril. 


En declaraciones a la prensa, el subsecretario de Transporte bonaerense, Alejo Supply, indicó que “decidimos reordenar el desfase que se produjo a raíz del Covid-19 para evitar las aglomeraciones que se producen a fin de año en las plantas de algunas ciudades como La Plata y Mar del Plata”. 

El cronograma oficial establece que en diciembre deberán pasar por las plantas sólo las verificaciones que habían vencido en mayo y junio, mientras que en enero lo harán los automóviles cuyo vencimiento haya sido Julio y agosto, y en el mes de febrero tendrán que hacerlo los vehículos con fecha de caducidad en septiembre y octubre.

“A partir del 1° de noviembre la gente va a poder entrar a la página web de la VTV que dejará de ser administrada por las empresas y la cámara que las nuclea y pasará a manos de la Provincia. Allí habrá una turnera en la que los bonaerenses van a poder cargar sus datos y los de su vehículo y aunque la verificación esté vencida, se le va a decir hasta cuándo pueden sacar el turno y cuándo tienen el vencimiento”, dijo el funcionario. 

La Provincia está trabajando en la renovación total del servicio de VTV, con mayor tecnología y control por parte del Estado a las empresas prestadoras de servicios. 

En este sentido, viene avanzando en la confección de los pliegos para convocar a una licitación pública que otorgue transparencia y que tenga como únicos benefactores a los ciudadanos de la Provincia de Buenos Aires. 

En este sentido, Supply argumentó su rechazo a la propuesta de la Nación de establecer su servicio de verificación técnica vehicular en la Provincia. “Iba a significar meterle la mano en el bolsillo hasta el fondo a los bonaerenses”, disparó el subsecretario de Transporte. 

“Me negué a la RTO porque todos los beneficios que ofrecían la Provincia ya los tiene. Segundo, porque la Provincia no tiene por qué ceder su autonomía. Y tercero, porque la verificación se iba a encarecer una enormidad e iba a significar meterle la mano en el bolsillo a los bonaerenses”, concluyó.