El trigo, en general, presenta un mejor aspecto que la campaña pasada a esta altura del año

El Campo

La lluvia del domingo fue agua bendita

La fina genera gruesas expectativas

28|10|20 09:14 hs.

Con un mayor milimetraje hacia la zona de Vásquez, De La Garma, Gonzales Chaves y San Cayetano, que era la que venía con más necesidad de agua, y un interesante volumen en el resto de la región, la lluvia del domingo potenció las expectativas de estar en camino de una buena cosecha fina.


“La situación productiva hoy es muy buena”, resumió el ingeniero Fidel Cortese. “Las precipitaciones fueron bastante generales, mayores hacia el sector de Chaves. Y han venido muy bien tanto para la cebada como para el trigo. Es cierto que a la cebada la agarró espigando y puede tener una ventaja, pero el trigo está muy bueno”, comentó el ingeniero Gonzalo Rodera, asesor de la Cooperativa Agraria de Tres Arroyos. 

Cortese coincidió en el diagnóstico, “los cultivos se ven muy buenos”, y se animó a mirar un poco más allá: “Si siguieran las precipitaciones de manera normal para lo que es noviembre y el arranque de diciembre, y también tuviéramos temperaturas normales, es de esperar una buena cosecha”.

La campaña fina, que por ahora pinta bien, dependerá de cómo se comportará noviembre. Y ahí además del agua, jugarán las temperaturas y el viento. 

Son conocidas por los productores y asesores las consecuencias del intenso viento norte y altas temperaturas que es habitual ocurran en el anteúltimo mes del año. “Es importante que no haya el famoso soplete que muchas veces se da y castiga a los cultivos”, indicó Rodera en este sentido. 

El ingeniero de la Agraria le sumó más condimentos al buen momento de la fina: “Si bien se están haciendo aplicaciones de fungicidas en forma preventiva, no hay ataques muy importantes”, dijo en cuanto a las enfermedades. 

Y aportó que, debido al aspecto que tienen los lotes, “muchos productores están reforzando la nutrición porque se esperan buenos rindes”. 

En tanto, el ingeniero Cortese destacó lo positivas que resultaron estas lluvias para el inicio de la campaña de los cultivos de verano. “Para la implantación de la gruesa esto también fue muy importante, tanto para el girasol y para el maíz, ya que se había avanzado bastante en las siembra. Y arrancar con buena humedad siempre es fundamental”. 

Además que esta humedad asegurará tener buenas condiciones para la siembra de la soja, al menos en el mediano plazo.