El Campo

Informe

El panorama internacional del cultivo de cebada

28|10|20 09:23 hs.

“La actividad importadora de China más las condiciones climáticas le han dado dinamismo y optimismo a los mercados granarios, con un impacto positivo en los precios que por supuesto también incluye a la cebada. China ha aumentado sus necesidades de grano tanto para consumo humano como para uso forrajero. Y las condiciones climáticas que hacen prever, por ejemplo, menores cosechas de maíz en Estados Unidos o retrasan la siembra de cultivos invernales en Europa, Rusia y Ucrania impactan positivamente en los valores de mercado”, explican los ingenieros Mario Cattáneo y Fidel Cortese, en su habitual informe mensual sobre el cultivo cervecero.


“Con la situación sanitaria mundial asumida, y con los rebrotes de Covid-19 en el hemisferio Norte que han obligado a aplicar nuevas restricciones de aislamiento, el mercado maltero/cervecero apunta a una recuperación del consumo pre-Covid a partir del año 2021. El buen volumen de producción global en Europa, sumado a la calidad obtenida, asegura el autoabastecimiento del continente”, agregan los especialistas en el trabajo que publican todos los meses en el sitio cebadacervera.com.ar. 

En la continuidad del análisis de lo que pasa en el mundo, los ingenieros destacan que “el buen ritmo de embarques a China, fundamentalmente desde Europa y Ucrania. Este último país ya ha enviado a China el 75% de su saldo exportable de la última campaña de cebada y la Unión Europea ha tenido en el último mes prácticamente el 100% de sus exportaciones de cebada con destino al gigante asiático. Rusia, el otro gran exportador, ha enfocado sus exportaciones a Medio Oriente, fundamentalmente Arabia Saudita, habiendo exportado al momento un volumen superior en más de un millón de toneladas a lo exportado a la misma fecha del año pasado”.

En tanto, desde el punto de vista de la siembra, “en el caso de las cebadas invernales en Francia, dificultada por exceso hídrico, se encuentra en el 50% de lo logrado a igual fecha del año 2019, situación que hace prever un incremento de la superficie de cebadas primaverales para el año 2021”. 

Por último, explican que “en Australia se ratifican las estimaciones de una buena producción de cebada, las nuevas estimaciones hablan de más de 11 millones de toneladas y mantienen los pronósticos de récord de producción de trigo”. 

“Las nuevas estimaciones arrojarían un saldo exportable de más de 4 millones de toneladas de cebada, lo que obliga a los ‘traders’ australianos a trabajar muy activamente en la búsqueda de nuevos mercados, mucha mercadería al parecer tendrá como destino a Arabia Saudita”, finalizan.