Mariano Irigoyen y Matías Rossi, sacando del agua al kiter (captura de video)

Claro, Reta y Orense

Mariano Irigoyen, otra vez en el momento justo

Dos guardavidas rescataron a un kiter en Borneo, con un héroe repetido

14|11|20 17:36 hs.

Este sábado, un joven que practicaba kitesurf en la playa de Claromecó, más precisamente en el balneario Borneo, fue rescatado por dos guardavidas que se encontraban cerca del lugar. Uno de ellos era Mariano Irigoyen, protagonista de una historia similar el año pasado en España.


El relato de los hechos indica que mientras Mariano entrenaba en la costa notó que el joven kiter levantaba su brazo pidiendo ayuda, por lo que fue corriendo hasta su casa y retornó con el suncho de rescate. Al mismo tiempo la novia del joven que se encontraba en el mar se comunicó telefónicamente con otro guardavida, Matías Rossi, que también acudió a la carrera de forma inmediata.

La llegada de Rossi permitió que terminen de rescatar al joven, que ya había sido socorrido por Irigoyen. Afortunadamente todos se encontraban en buenas condiciones de salud.


Video gentileza de ONDA UNO


Cabe destacar que aún no hay guardavidas en servicio en las playas del distrito, y que el rescate se dio por la buena voluntad y el profesionalismo de los servidores, algo que se repite con frecuencia los fines de semana.

UN HEROE EN EL MAR
El 21 de agosto del año pasado, en las playas de Mallorca, a unos kilómetros del complejo de piletas en el que trabajaba, Mariano pasaba su día libre junto a su novia cuando notó que una madre con sus dos pequeños hijos hacía señas de auxilio, lejos de la costa y con un mar embravecido. 

Sin elementos de rescate y sabiendo que estaba arriesgando su vida, Mariano fue hasta ellos y cuando llegó notó que la situación era dramática. Tal como relatara el año pasado en la nota que publicó La Voz del Pueblo, esa escena le quedará para siempre grabada en la memoria. “Como que ya no daba más, y ahí uno ve la fuerza que tiene una madre… (traga saliva y su voz se silencia)… para mantener con vida a sus nenes. La verdad que hizo una fuerza impresionante”, describió unos días después, hablando desde su teléfono celular a miles de kilómetros de su ciudad.


Rescate de un guardavidas tresarroyense en Mallorca


Su determinación aquel día alivió a la madre que estaba a punto de ser arrastrada, y con su presencia dentro del canal soportó a los tres hasta que llegaron dos rescatistas. 

Hace poco más de un año, y al terminar la conversación para la crónica de este diario, Mariano reflexionó sobre la elección de vida que hizo para convertirse en guardavidas, y que hoy cobra una nueva trascendencia. “Siempre es lindo salvar una vida, es algo que por lo menos a mí pasa y no puedo explicar lo que siento, pero que te llena de orgullo”.