Cascallares y Copetonas

Con la obra de la ruta 72

Copetonas y la ilusión de seguir creciendo

19|11|20 09:42 hs.

Durante los tres primeros meses del próximo año se licitará la obra de la ruta 72, que en su primera etapa hizo que el asfalto llegara hasta Reta. Una obra de carácter más que importante para Tres Arroyos y la zona, ya que habrá una mejor comunicación entre los puertos y estarán mejor conectados los balnearios locales. Todo esto implica un avance valioso para los productores agropecuarios. 


En esta ocasión, Mariano Hernández, delegado de Copetonas, explicó aspectos de relevancia que traerá la realización de esta iniciativa. Algo que fue muy esperado por todos y anhelado desde un principio. Es como un sueño hecho realidad, positivo de remarcar en un año sumamente difícil para todos, por la cuestión sanitaria y social. 

Al ser consultado por La Voz del Pueblo, el delegado de Copetonas, Mariano Hernández expresó que “es difícil cuantificar cuanto va a beneficiar la obra de la ruta 72 a la localidad. Desde chico lo escucho a mi viejo que siempre estuvo en el mercado de granos, decirme que ojalá algún día salga la obra. Se viene acercando ya que todavía falta un tramo para cerrar lo que ya se hizo hace unos años, que fue la ruta a Reta y 9 kilómetros de esta ruta que luego se cortó. Cosa que nos dejó más cerca y nos dio la esperanza de que algún día se iba a retomar. Lo que yo no me imaginaba es que podía ser tan rápido y menos aún con el escenario que tenemos ahora. Cuando leímos la noticia en los medios fue mucha la alegría”. 

 Indicó que “acá se trabaja muchísimo durante todo el año lo que es el comercio de granos con Bahía Blanca, por una cuestión de cercanía con el puerto. De esta manera, nos queda a la misma distancia Necochea o Bahía Blanca. La actividad portuaria de Quequén se verá mucho más beneficiada, por lo que el productor va a poder tener alguna ventaja en elegir donde entregar su producción. Algo que antes no sucedía.” 


Mariano Hernández


En lo que concierne a los cambios que generará el pavimento, Hernández le otorgó relevancia a que habrá cambios significativos en la logística, con un nuevo camino desde el sur hacia la costa. “Será una opción más que interesante”, subrayó al evaluar la cantidad de kilómetros que se reducen al poder viajar de una manera más directa hacia la ruta 73, que conecta con un importante sector del distrito. 

Las industrias 
Respecto al Parque Industrial de Copetonas, Mariano Hernández argumentó que “tiene dos etapas. Una primera que fue allá por el 2012/2013 cuando yo estaba en las instituciones y hubo como una intención por parte del municipio, con contactos de provincia, de instalar la unidad modular productiva en Copetonas. 

Para el privado es un formato igual que los beneficios del Parque Industrial de Tres Arroyos. Lo que es mucho más sencillo es la parte administrativa, la implementación de la unidad modular productiva que los requisitos que tiene un Parque Industrial. No sé qué fue lo que pasó pero eso se descontinuó allá por el 2013-2014. Yo cuando entré era uno de los objetivos de mi gestión. Lo otro es trabajo de todos los días. Ese fue un objetivo claro”. 

 Recordó que “lo hablé con Carlos Sánchez desde el primer día. Me costó retomar todo eso aunque el mismo Sánchez me dijo vos seguí para adelante porque es estratégico”. 

 Tras recibir el visto bueno del intendente, comenzaron a tratar de abrir distintas puertas en los órganos y ministerios de la provincia. Cada viaje que él hacía era para poder generar un contacto, más allá de representar a su pueblo. De a poco lo fueron logrando. 

Al respecto, Hernández especificó que “nombraba a Guillermo Salim y se abrían puertas. Un tipo que está muy bien visto en producción y en la industria de provincia y de nación. Él mismo me decía, vos habla de parte mía. Era realmente increíble. Nos devolvían consultas de cuál era el estado del trámite y estaba atrasado”. 

 En su análisis, manifestó que “conseguí todo lo que fui necesitando y se lo mostré a Carlos Sánchez. Él dijo que pusieran a una profesional. Yo no tengo formación profesional. Cuando vi todo lo que teníamos que tener dije esto es imposible. Mucha burocracia de por medio pero que fue rápida. Se puso una arquitecta (Agustina López) que está en el equipo de Izurieta”. 

 “Ella se encargó de hablar con agroindustria, la fueron guiando y haciendo la devolución hasta que pudimos presentar el planito ya pre-aprobado porque nos iban haciendo las devoluciones y correcciones rápido, por teléfono y por mail sin el circuito oficial para que pudiéramos ir adelantando. En medio de esto, nos agarró la pandemia”, sostuvo. 

Además, “el año pasado de elecciones se complicó. Faltaba una firma para la aprobación, pero de cualquier manera nos siguieron haciendo las devoluciones para poder presentar el plano”. 

 Comenzaron a hacer el llamado a licitación, el propio Mariano Hernández se puso a hacer el pliego para el alambrado perimetral, una obra que costó un millón de pesos. 

 Para finalizar, el delegado explicó que “ahora se arrancaría con llevar el posteo de media tensión que lo estaba manejando Sánchez con dos cooperativas (CELTA y la cooperativa de Copetonas). Hay que terminar de darle la forma, pero están todos los actores involucrados y predispuestos. Se está avanzando. Estamos trabajando mucho en ese sentido y con mucha ilusión”.