Rubén Prado, titular de Parador Kuyem

Claro, Reta y Orense

Claromecó

Kuyem abre su tercera temporada en medio de la “nueva normalidad”

20|11|20 09:18 hs.

En Parador Kuyem ya están listos y mentalizados para encarar una nueva temporada. De hecho, con el fin de ir calentando motores de cara a lo que será el verano 2020/21, este fin de semana el balneario ubicado en Dunamar y que administra la familia Prado abrirá sus puertas para ofrecer sus prestaciones ya conocidas. 


El emprendimiento que está a punto de encarar su tercera temporada deberá adaptarse a la nueva realidad que impuso la pandemia. En ese contexto, desde el parador tienen muy en cuenta el cuidado al público, una de las premisas fundamentales que se buscarán cumplir en Kuyem. 

Rumbo a un verano particular en todo sentido, Rubén Prado, titular del parador, y a pesar de la incertidumbre reinante, se mostró optimista de cara al desarrollo de la temporada, pero al mismo tiempo, fue prudente y realista. "Será un verano atípico. Venimos de un año atípico por la pandemia", subrayó.

En sus apreciaciones, el concesionario manifestó que "vamos a aplicar todos los protocolos que nos indiquen desde el gobierno municipal, pero, a su vez, nosotros como parador hemos implementado otras cuestiones más con el fin de proteger al turista y a nosotros, de manera tal que, en la medida de lo posible, no ocurran eventos complicados". 

Más allá de los ítems ya conocidos relacionados con las medidas preventivas (uso de alcohol en gel, distanciamiento, sanitización y capacidad de ocupación en el salón), en el parador también implementarán otras normativas. "La capacidad de ocupación en el restaurante se baja al 50 por ciento. Quiere decir que de 70 personas, estaríamos bajando a 35 personas sentadas en el interior del parador. Hemos tratado de implementar el uso de la terraza. Una parte de ella se utilizó el año pasado. Ahora la vamos a mejorar. Vamos a hacer un cerramiento en las pérgolas de manera tal que se puedan usar en la tardecita-noche. También estamos trabajando en un pérgola, en el frente del parador, algo que no estaba, con la idea de trabajar afuera y, de esa forma, mejorar la capacidad del interior del parador", señaló Prado. 


Con vistas al inicio de las actividades, en Kuyem se hacen inversiones para ofrecer mayores comodidades


Entre las novedades para este verano, Kuyem incorporará el take away (comida para llevar), una modalidad que, a raíz de la pandemia, tuvo numerosos adeptos en el último tiempo. "Para eso, se hizo una ampliación de la cocina hacia la costanera. Es una inversión no pensada, pero la tuvimos que hacer para dar una oferta más", remarcó.

Higiene y protección 
El titular de Kuyem sostuvo que en el parador habrá una fuerte impronta relacionada con la higiene y protección sanitaria. "Habrá control de personal, de temperatura y protección para los empleados. Además, se colocaron alfombras y columnas sanitizantes. También se harán tareas de fumigación. En las carpas habrá alcohol en gel con distintos dispensers. Buscamos incorporar todo lo que se nos ocurra para generar tranquilidad en la gente", sostuvo. 

 "Vamos a aplicar todos los protocolos que nos indiquen desde el gobierno municipal, pero, a su vez, nosotros como parador hemos implementado otras cuestiones más con el fin de proteger al turista y a nosotros, de manera tal que, en la medida de lo posible, no ocurran eventos complicados" 


"La idea es tener un buen verano y que el turista, al menos de nuestra parte, no tenga complicaciones. Solo falta que la gente nos ayude en el hecho de cuidarse. Nosotros la vamos a cuidar", señaló. 

En tanto, Prado manifestó: "Por lo que se dice, Claromecó a va a recibir mucha gente. Por lo pronto, turistas de Buenos Aires y de Neuquén que concurren al parador están ansiosos. Me han pedido el protocolo. Quieren reservar carpas, pero tienen dudas. Mientras tanto, desde nuestra parte tratamos de evacuar todo este tipo de consultas, que son muchas y que apuntan a lo mismo: al cuidado". 

Kuyem abrirá sus puertas a las 7.30 de mañana y permanecerá abierto hasta la medianoche. "Ofreceremos desayuno, merienda y cena. Tendremos también el servicio de carpa, el de quiosco, el de la silla anfibia -ya la lo tenía el verano pasado- y una oferta de actividad física que estará a cargo de Cecilia Ferranti", sostuvo. 

Teniendo en cuenta todo lo hecho para este verano y, al mismo tiempo, el contexto que se vive por la pandemia, Prado dijo: "Es una mezcla de optimismo y realismo. Pienso que, dadas las distintas estrategias que estamos implementando, vamos a funcionar bien. Toda la familia está abocada a esto. Tengo buenas expectativas. En marzo hablamos".