Foto: LU24

Policiales

También dañaron un móvil

Un policía fue herido por la familia de un menor ladrón

28|11|20 09:21 hs.

Un miembro de la DDI de nuestra ciudad resultó herido por la madre y la hermana del menor que viene perpetrando repetidos hechos delictivos en locales de la zona céntrica de nuestra ciudad. 


El episodio en el que el oficial principal Cristian Aciar sufrió cortes y un traumatismo en su cabeza luego de ser impactado por una de las piedras arrojadas por la madre y la hermana del menor de 15 años que debía ser capturado por los policías de Investigaciones a los efectos de ser trasladado ante la fiscal de Menores, ocurrió en la tarde del jueves en una vivienda de la calle Talcahuano al 400, en el barrio Boca. 

A ese lugar arribó una comisión de las citadas fuerzas de seguridad a los efectos de aprehender al menor que aparece identificado en numerosas filmaciones de comercios que fueron blanco de sus actos delictivos y que, según trascendió oportunamente, tendría problemas de adicciones. Según informaron fuentes del caso, el sospechoso fue visto caminando por la zona, a raíz de lo cual se inició una persecución a pie, en el marco de la cual, el joven logró refugiarse en su casa. 

Al llegar al lugar, la madre y la hermana del precoz delincuente, la emprendieron a piedrazos y ladrillazos contra los efectivos que actúan como policía de la Justicia y, en ese contexto, hirieron a Aciar y destruyeron los cristales traseros de la camioneta marca Toyota Hilux en la que se movilizan los efectivos. 

Como resultado de esa acción, el menor buscado logró escapar y su madre y hermana (también menor menor de edad), cuyos datos filiatorios no pueden informarse para preservar la edad de todos los jóvenes con edades inferiore s a los 18 años, fueron aprehendidas por las lesiones, aunque según confiaron fuentes policiales, anoche ya habían recuperado su libertad nuevamente.

 Por parte, fuentes judiciales informaron a LA VOZ DE PUEBLO que la audiencia que motivó su detención estaba prevista para hace 20 días atrás, a los efectos de reubicarlo en algún centro de contención ante la cantidad de ilícitos en los que se encuentra sospechado. Como no se presentó, la jueza del Fuero de Responsabilidad Juvenil ordenó su detención y, en esas circunstancias, estuvo cerca de ser capturado por la DDI, aunque logró escapar.