En el martillo alternaron Ricardo y Tomás Arzoz, un apellido que desde hace rato es sinónimo de feri

El Campo

Ayer se realizó el remate en la Sociedad Rural

Arzoz festejó los 40 años de actividad en la feria y con buenos precios

12|12|20 08:57 hs.

Una fecha especial, un contexto especial y en un año muy especial. De todas maneras el poder trabajar siempre es gratificante y más aún cuando uno hace lo que le gusta. Y así ayer, Ricardo y Tomás Arzoz celebraron ni más ni menos que 40 años de actividad comercial haciendo lo que más les gusta: un remate feria. Y como es costumbre, lo hicieron en conjunto con la tandilense Sucesores de Brivio y Cía. 


Fueron más de 40 remitentes los que le dieron vida a la feria de la Sociedad Rural de Tres Arroyos, con un encierre de calidad de algo más de 700 cabezas. Martillo compartido entre padre e hijo y poco más de 80 minutos no quedó una pata sin vender, con valores destacados en un mercado que sigue muy firme tanto para los primeros lotes de invernada de la nueva campaña como para el gordo y también los vientres.



Como en Liniers 
Si hablamos específicamente del gordo nada que envidiar al Mercado de Liniers, y más si le quitamos los largos fletes. Y una muestra de eso fue operadores importantes que estuvieron ayer presentes donde también hay que decir que varios de ellos “quedaron afuera” a poco de empezar cada lote martillado.

“Yo venía con otra idea” se escuchó en los corrales en más de una oportunidad”. En la vaca no hay mucho que aclarar, siempre muy firme el mercado y con el martillo del menor de la familia salió con mucha fluidez. 

En el turno de los vientres tanto preñados como paridos encontraron -con algo más de trabajo- las manos necesarias donde el plazo y la calidad hicieron su diferencia. “El resultado fue bueno, estoy muy satisfecho con el acompañamiento y obviamente por la gran confianza de todos nuestros clientes para tener tan lindo remate”, destacó Arzoz. 

Se cerró un nuevo remate en un año con características especiales, sin festejos, pero con la pasión siempre latente por las vacas y el trabajo permanente. Otra buena es que prometen más para 2021 donde además seguramente vendrá el festejo necesario. (CAMPO total)