Los secretarios de Planeamiento para el Desarrollo Sustentable realizaron el anuncio

La Región

Ordenanza aprobada por unanimidad

Monte Hermoso presentó nuevas medidas para el cuidado del agua

15|12|20 11:08 hs.

Con el objetivo de fortalecer el recurso acuífero y su uso racional, Monte Hermoso legisló nuevas medidas preventivas tendientes a preservar directa e indirectamente su disponibilidad y provisión.


Los encargados de explicar las medidas aprobadas por unanimidad por el Concejo Deliberante, según ordenanza N° 2878, fueron los secretarios de Planeamiento para el Desarrollo Sustentable, arquitecto Daniel Pedroni y su par de Gestión Ambiental, ingeniero Sandy Puleston quienes hicieron hincapié en la “importancia de entender que este recurso es un bien escaso y esencial y de él dependerá el desarrollo armónico de las presentes y futuras generaciones”. 

“Según diversos estudios ambientales, en las zonas de dunas costeras en el sudeste bonaerense es de vital importancia que las aguas de lluvia que precipitan en dicha zona se escurran naturalmente por filtración entre los médanos hacia las napas subterráneas de agua para permitir su recarga y equilibrar la presión que ejercen las distintas napas”.

“Dicha filtración alimenta los acuíferos subterráneos de los cuales se extraen el agua potable, vital para el desarrollo de todos los centros urbanos y que de no producirse la infiltración, se produce el escurrimiento hacia la playa produciendo deterioro del manto de arena de la playa por arrastre y contaminación de la misma”, graficaron. 

“De hecho, el alto porcentaje de superficie impermeabilizada por construcciones, veredas y pavimentos urbanos, agrava aún más la situación al aumentar los caudales de agua de lluvia que se evacuan hacia la playa reduciendo por consiguiente el aporte por filtración a los acuíferos subterráneos”. 

A partir de esta realidad, común a todas las ciudades, y con el fin de concientizarnos sobre la problemática, ambas áreas trabajan para fortalecer el recurso acuífero y su uso racional, pasos plasmados en la nueva legislación local que detalla:

Medidas 
En el articulado de la norma aprobada y que el municipio pone en vigencia, se destaca que para los espacios privados ya construidos que evacúan las aguas de lluvia a la vía pública a través de desagües pluviales, pendientes de pisos exteriores o techos, se solicita a los contribuyentes que construyan un pozo blanco o drenaje que permita el escurrimiento del agua dentro de su dominio a superficies naturales absorbentes como patios, reservorios, zanjas de drenaje y pozos blancos. 

En el caso de no contar con dicho espacio dentro de su predio, podrá drenar en un ámbito público adyacente (veredas, plazoletas), a drenajes construidos por el privado, previa presentación de la obra a realizar ante el área municipal competente y su posterior aprobación. 

En la ordenanza también queda comprendida la obligatoriedad de drenar el desagote de las piletas de natación y aguas provenientes de la limpieza de pisos exteriores, a pozos blancos como los mencionados anteriormente. 

Entre otras consideraciones se destaca que los drenajes y pozos blancos podrán tener un conducto de rebalse, que permitirá que el agua que no pueda resumirse en los casos de lluvias torrenciales, pueda ser evacuada a la vía pública.

La profundidad de dichos drenajes o pozos no podrá ser superior a un metro desde el nivel del terreno natural donde está ubicado. La distancia mínima a ejes medianeros de los pozos blancos ubicados dentro del lote. 

Otro de los artículos indica que para los espacios públicos, existentes y a construir como parques, plazas y plazoletas se deberán conducir las aguas de lluvias hacia espacios abiertos conformados especialmente para absorber y drenar las aguas hacia el suelo, evitando que de dichos espacios se viertan aguas de lluvia a la vía pública.

Las calles, avenidas, veredas, ramblas, solados públicos deberán escurrir las aguas de lluvias hacia drenajes construidos específicamente para ello, dentro del mismo espacio público.

También se establece que los horarios para riego, para contribuir al uso racional del agua y evitar encharcamientos y/o derrames, los horarios establecidos contemplan 10 a 15 minutos por día con horarios dispuestos según temporada. 

Sistema de ahorro
La normativa dispone además de un sistema de ahorro en zonas verdes, que ordena la utilización -en parques y/o jardines- de especies nativas o especies rusticas que contemplen un consumo de agua acotado. 

También dispone respetar la estructura natural del terreno; e incorporar recubrimientos de suelo que reduzcan las pérdidas de agua por evaporación, y que produzcan agradables efectos estéticos, cubriendo algunas superficies del jardín con materiales como piedra, grava, corteza de árboles, etc. 

Igualmente se sugiere la creación de zonas de sombra, que reduzcan el poder desecante del sol; y la utilización de sistemas de riego eficientes, y distribuir las plantas en grupos con necesidades de riego similares.