Policiales

Gracias a los testigos, la policía pudo dar con el auto

Atropelló a una familia y huyó, horas después la policía secuestró el auto

26|12|20 10:13 hs.

Una niña de 3 años y su madre salvaron su vida de milagro después de ser embestidas por el conductor de un Peugeot 307. La policía, gracias al aporte de testigos, logró dar con el vehículo; mientras que se espera aclarar quién iba al volante. Al respecto ayer dos personas mayores de edad se acercaron a la comisaría a prestar declaración.

Durante la madrugada de ayer el conductor de un Peugeot 307 arrolló a una familia que volvía de celebrar la Nochebuena en casa de un pariente. La embestida que “gracias a Dios” no fue trágica ocurrió en avenida Libertad al 1400, a las 5.10 y a la vista de testigos que aportaron información importante a la policía que durante la jornada logró ubicar al vehículo y a su propietario.

No obstante se espera que declare ante el fiscal Gabriel Lopazzo, para que determine si el titular del rodado es quien conducía al momento del accidente. La presentación ante el fiscal sería el próximo lunes.

Producto del atropello vehicular, una joven madre y su hija de tres años debieron ser hospitalizadas. La niña, Zoe Valentina Fontana, aún continuaba internada anoche, pero sin lesiones graves. 

El hecho
“Una familia que volvía de la casa de la abuela de la nena fue atropellada. Venían el papá, la mamá y la nena”, contó el comisario inspector Flavio Ceglie. 

"Venían caminando y un sujeto manejando un Peugeot 307 de color negro y vidrios polarizados atropelló a la familia causándole una lesión a la nena en la zona craneal, con hematomas, con golpes, por suerte no sufrió fracturas y el sujeto se dio a la fuga, abandonando a las personas ahí”, describió el jefe de la Policía Comunal de Tres Arroyos. 

Explicó además que resultó muy importante el aporte de testigos oculares, para avanzar rápidamente con el esclarecimiento policial del incidente. 

La investigación 
“Unos transeúntes que estaban cerca -ahí afuera- llamaron a la ambulancia que llegó rápido y fue asistida tanto la mamá como la nena porque el padre no sufrió lesiones. Pero el progenitor fue al mediodía a hacer la denuncia”, dijo Ceglie en referencia a las horas que pasaron sin poder activar la búsqueda del responsable. Aclaró entonces que no tomaron conocimiento del hecho “inmediatamente porque no hubo un llamado al 911, ni a la policía”. 

Posteriormente, apuntó el jefe policial, se buscaron imágenes en las cámaras de seguridad del municipio, tomando para ello la información aportada por los testigos.

“Por suerte uno dio una declaración muy clara del vehículo que fue el causante del accidente y en horas de la tarde de hoy –por ayer- a las 18 fue hallado el vehículo. Se hicieron las actuaciones correspondientes y se le secuestró el auto; y ahora está a la espera de lo que disponga la Justicia”, sostuvo. 

De todas maneras aclaró que “por ahora no podemos dar la identidad por la causa procesal propiamente; se nos ordenó desde la Fiscalía porque no tienen certeza que el conductor haya sido el dueño del vehículo”. 

También resaltó que además de descubrir el auto y el domicilio del propietario, se citó al titular y a un familiar a declarar. Esa presencia se concretó ayer en la comisaría. “No hay un menor involucrado, tanto el propietario como su familiar son mayores, fueron a declarar a la comisaría”, afirmó. 

Actitud severa 
En tanto Ceglie estimó que por el delito cometido, el responsable podrá recibir una dura respuesta de parte de la Justicia. “Creo que la Justicia va a tomar una actitud bastante severa porque no terminó en una tragedia gracias a Dios; porque la nena sufrió un traumatismo en la zona craneal y es algo peligroso. Por suerte tuvo fracturas, no fueron lesiones graves ni permanentes”, dijo al finalizar. 

En cuanto a la madre de la niña, Leila Karen Archimio de 22 años de edad, fue dada de alta después de habérsele realizados estudios. Producto del accidente sufrió escoriaciones y golpes en el cuerpo, en tanto su marido Néstor Fabián Fontana, de 27, resultó ileso.

La causa lleva por título “lesiones por accidente vehicular”, e interviene la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº 13, que en calidad de subrogante atiende el fiscal Gabriel Lopazzo.