Deportes

.

Un ciclo de entrevistas para conocer a los deportistas

29|12|20 22:50 hs.

A lo largo de su historia el deporte tresarroyense ha tenido grandes momentos, y también excelente representantes. Son muchos años de actividad y una enorme cantidad de deportes los que se practican en la ciudad, lo que hace gigante el número de deportistas. El nivel es amplio, y solo unos pocos trascendieron las fronteras para dejar la bandera de Tres Arroyos bien alto en todo el país y también el Mundo. 


En un año atípico por donde se lo mire por la pandemia, desde La Voz del Pueblo se buscó proponerles a los lectores una alternativa diferente, para que puedan olvidar por un rato el difícil momento del Mundo conociendo o recordando a aquellos que hicieron grande a la ciudad. 

La propuesta se puso en marcha en mayo, mediante una charla entre los periodistas de la sección Deportes, y así rápidamente surgieron los primeros nombres. Quien rompió el hielo fue Juan Manuel “Manolo” Locatelli el 19 de mayo, y lo hizo contando sus historias en la Liga Nacional de Básquet, su paso por la selección argentina y también detalles de su vida personal. Ulises Sanguinetti repasó año a año y con lujo de detalle una carrera en el atletismo plagada de éxitos al martes siguiente, lo que fijó el día y así también la búsqueda de los lectores el deportista elegido cada semana.

Con dos encumbrados deportistas en las dos primeras publicaciones la vara quedó alta, pero durante años han sido muchos los que han hecho grande el deporte tresarroyense, y la variedad de disciplinas también permitió pensar en que la mayor cantidad posible tengan su lugar. 

Para recordar un poco todas estas notas, y que el lector que se haya perdido alguna pueda encontrarla con facilidad, repasamos los deportistas publicados, los títulos y la fecha de cada una: 

- 19 de mayo: Locatelli: un campeón de aquí y allá, dentro y fuera de la cancha. 



- 26 de mayo: Millones de kilómetros al ritmo de Ulises Sanguinetti. 



- 2 de junio: Marcelo González y el éxito de ser, perdurar y movilizar a una ciudad.



- 9 de junio: Claudio Flores: a puro talento iluminó el ciclismo tresarroyense. 



- 16 de junio: Franklin Martínez: el fútbol en su estado de creatividad y elegancia. 



- 23 de junio: Valeria Di Luca, un ascenso tan veloz como ella en la pista. 



- 30 de junio: Miguel Lazarte: hacer realidad sus sueños fue su mayor consagración. 



- 7 de julio: Arrupe: una nadadora cristalina como su elemento, el agua. 



- 14 de julio: Los De Isusi moldearon su destino con la magia de la vida y la pasión por el hockey. 



- 21 de julio: Javier Musa, un futbolista que recorrió el Mundo y conquistó Corea. 



- 28 de julio: Edgardo Lavari: una vida enaltecida por el carisma, la amistad y el vértigo.



- 4 de agosto: Una vida sobre ruedas y el sueño cumplido de representar al país (Erica Mandrini). 



- 11 de agosto: La pelota como forma de vida (Alberto Cedrón). 



- 18 de agosto: Ivonne Córdoba: la primera mujer de la ciudad que reinó en el boxeo argentino. 



- 25 de agosto: Néstor Di Luca o simplemente Pela; apodo que identifica al deporte local. 



- 1° de septiembre: Karina Arana, una luchadora de oro que se ubica del lado de la enseñanza. 



- 8 de septiembre: Daniel Vizzolini le dio esplendor, calidad y prestigio al golf tresarroyense. 



- 15 de septiembre: Osvaldo Goizueta: múltiple campeón argentino y referente del básquet local.



- 22 de septiembre: Luciano Bardelli: el hombre que llevó las bochas más allá. 



- 29 de septiembre: José Loizaga: el ciclismo corrió por su sangre y un sueño por su corazón.



- 6 de octubre: Benjamín Aguirre, el N° 1 del tenis local y su embajador por el mundo. 



- 13 de octubre: María Sol Arenas y el golf: una historia de vida, ilusión y esplendor. 



- 20 de octubre: Juan Forchetti, su experiencia en Boca y su continuo crecimiento junto al fútbol. 



- 27 de octubre: Los hermanos Sorgue y el vóley: una conexión de valores, calidad y pasión. 



- 3 de noviembre: La leyenda viviente de las bochas (César Colantonio).



 - 10 de noviembre: Facundo Quiroga, un Maestro que llevó al ajedrez de Tres Arroyos a ser Internacional. 



- 18 de noviembre: El Pato Fiorda: símbolo del básquet, ícono del Globo; fanático del deporte. 



- 24 de noviembre: Pedro Gonard y el bowling, el hobby que lo llevó a ser campeón argentino. 



- 1° de diciembre: Cruz Aizpurúa: una amazona de cuerpo, alma y con brillo propio 



- 8 de diciembre: Graciela Rodríguez: una figura íntegra en todas las expresiones del deporte. 



- 15 de diciembre: Di Nezio: el Angel que llegó del llano para reinar en la montaña. 



- 22 de diciembre: El Señor de los Goles (Claudio García).   



           ---------------------------

El placer de poder contar sus historias

Por Martín Orsili 

 Pocas veces el ritmo de un diario que debe generar noticias todos los días permite en el periodismo destinarle horas a una misma nota, poder charlar con el entrevistado sin apuro y luego trabajarla con paciencia. Pero como el 2020 careció de actividad por la pandemia, el tiempo de trabajo se pudo redestinar y se aprovechó, entre otras cosas, para contar las maravillosas historias de los protagonistas. 

Y hablo de historias en general porque a lo largo de las 32 notas con deportistas tresarroyense se buscó no solo contar su trayectoria deportiva, sino también conocer a la persona, sus inicios, mayores dificultades, momentos más felices, sus familias y demás cuestiones impensadas en una nota típica de actualidad. Pero para poder lograr eso es necesario que el entrevistado acepte, y con mayor o menos profundidad todos fueron abiertos en contar sus vidas a los lectores. 

 También me gustaría destacar la excelente predisposición de cada uno de los que recibió el llamado o mensaje para realizar la entrevista, ya que fueron todas respuestas positivas. El grato momento vivido con cada uno a la hora de preguntar o charlar los diferentes momentos de sus vidas y detallar cada cuestión de su paso por el deporte. También la voluntad de destinarle, además de las horas de entrevista, el tiempo a las fotos actuales y de buscar en sus archivos personales imágenes de sus momentos más gloriosos. 

Dentro de este ciclo de entrevista hubo muchos actores invisibles, colaboradores desinteresados que hicieron su aporte con algún contacto, dato, foto o número telefónico. Entre ellos compañeros del diario, amigos, colaboradores habituales de la redacción y también los clubes o lugares que abrieron sus puertas para realizar las charlas o realizar la sección fotográfica. 

Por último quiero contar lo más gratificante, y es que de diferentes maneras todos reconocieron el trabajo realizado en las publicaciones, con un mensaje de agradecimiento, destacando lo hecho y hasta con algún llamado mostrando su alegría, algo que llena de orgullo a cualquiera y motiva a realizar la terea aunque sean tiempos difíciles. 

Por todo esto y mucho más, les agradezco y ha sido un placer poder contar sus historias. Ojalá sean más próximamente… 


          --------------------------

Un deleite personal y profesional 

Por Jorge López de Ipiña 

Ser objetivo, ecuánime y sincero, han sido cualidades que siempre he perseguido como periodista; también tratamos de no ser atrapados por las emociones, generadoras de fuertes sentencias, aunque en ocasiones pueden resultar una complicada compañía... 

 Pero en este fantástico ciclo, donde recordamos a varias de las figuras más destacados del deporte tresarroyense, algunos de esos conceptos se desmoronaron por obra y gracia de las hermosas e increíbles historias de vida que contó cada uno de los entrevistados. 

 Corrían los primeros días del mes de mayo de este tan especial 2020, dominado por la incertidumbre y quietud deportiva, cuando me propusieron ser parte de este proyecto. Con muchas ganas acepté el desafío, pero también con una gran duda o incertidumbre, porque para que nuestras notas fueran atractivas e interesantes, dependíamos muchísimos de los entrevistados. 

 Y hoy, con el ciclo ya terminado; el año que se nos va; con cientos y cientos de centímetros escritos y muchísimas horas invertidas en desgravar, no puedo más que agradecer por haber sido parte de esto. Uno es periodista deportivo por amor a la profesión y por la pasión que le genera el deporte. Y en estos encuentros, ambos puntos se vieron bendecidos; primero por la calidad humana con la que me encontré en cada uno de los entrevistados. Lo mismo que la sinceridad, respeto, objetividad, calidez, predisposición y buena onda. 

 Creo no haberme quedado en el intento, porque todos me contaron historias bellas de sus vidas, penetraron en su memoria y recordaron momentos de su niñez, adolescencia, familiares y éxtasis deportivos. Siempre y con todos fue igual, una apertura total que llevó a que alguna charla se extendiera hasta por 3 horas y media; pero quizás lo que más me sorprendió fue la gratitud de ellos. A La Voz del Pueblo y a mi persona por ser el nexo, siempre haciendo hincapié y valorando que la ciudad los recordará… Esas expresiones me tocaron profundamente. 

 Por todo esto, y esperando haber cumplido con el deseo de recordar y hacerles conocer un poquito más a nuestras grandes figuras deportivas, sólo puedo agradecer y confesarles que me sentí un elegido de la profesión.