En Claromecó, Nicolás Goldschmidt valora la tranquilidad y “tener un momento para conectar con el ma

La Ciudad

Nicolás Goldschmidt en Claromecó

El Maradona joven de “Sueño Bendito”

30|12|20 10:29 hs.

Desde chico, trabaja en cine, televisión y teatro. Tuvo mucha popularidad por su actuación en “Chiquititas”. Se formó en la Universidad Nacional de las Artes, con Cristina Banegas y Roberto Bartis. Es uno de los protagonistas de la serie de Amazon sobre Diego, como él mismo dice: un papel “a lo grande”.


Nicolás Goldschmidt es de Río Negro. Nació en Choele Choel, donde vivió hasta los cinco años, y luego se mudó a Buenos Aires. 

Su debut en la actuación fue a los 9 años, en la película “Sol de Otoño”, de Eduardo Mignona, protagonizada por Norma Aleandro y Federico Luppi. Y luego saltó a la popularidad por su trabajo en “Chiquititas” junto a Romina Yan. 

Con el sueño de realizar una interpretación y preparar un papel “a lo grande”, como él mismo lo describe, estudió en la Universidad Nacional de las Artes, y luego con Cristina Banegas y Roberto Bartis. 

“Después de haber hecho muchas tiras y muchas cosas en la televisión empecé a bucear por otras zonas, allá en Capital el teatro alternativo y el oficial están muy presentes. Durante algunos años traté de poner un poco el enfoque en eso porque era una necesidad mía de poder crecer actoralmente, y no tanto en fama y en dinero”, señaló a La Voz del Pueblo en Claromecó, 


Su premisa fue “apostar a crecer y a poder disfrutar de las cosas que hacía y también tener en claro que proyectaba mi imagen y en que quería poner mi cuerpo. A partir de ahí se pudieron dar trabajos más interesantes y más profundos de alguna manera”. 

Es su primera visita a la localidad, donde tiene previsto disfrutar de unos días de descanso. Valora la tranquilidad y la belleza de sus playas. “Después de un año tan difícil para todos, tener un momento para conectar con el mar, estos lugares son hermosos”, expresó. 

Idiosincrasia 
Durante la entrevista, contó cómo fue su preparación para el papel de Maradona, en la serie “Sueño Bendito” que se estrenará a principios del 2021, producida por Amazon. 


“La serie arranca con una productora que se llama VTF que tiene sede en España, México y Argentina. Me convocan en el año 2017 para un casting, para hacer una pequeña prueba, fue el primer contacto que tuve. Ya ahí tuve que firmar un contrato de confidencialidad. Ese verano me fui con amigos a Córdoba a pasar año nuevo y estaba con toda esa información y no le podía contar a nadie, así que fue un momento de trabajarlo conmigo mismo nada más”, explicó. 

En marzo de 2018 “tuve un nuevo acercamiento con la productora y ahí hicimos una prueba más concreta, más caracterizado con el personaje. Después ya realicé un casting con Laura Esquivel para probar los dos, tanto el Diego y la Claudia de ese momento. Al día siguiente el casting fue de fútbol en la cancha de Argentinos Juniors”.

Luego hubo un tiempo de espera, “entró Amazon a producir y ahí el proyecto empezó a volverse más grande. Sabía que época iba a tener, que debía hacer algunos cambios físicos, entrenamiento y preparación por un período que terminó siendo de ocho meses. A la par, ir haciendo ensayos vocales, de tono y físicos. También tuve que ir creciendo en masa muscular, entrenar futbol, entrenar la zurda, porque yo pateaba con la derecha”.

Describió toda esta tarea como “divertida, desafiante. Algo muy distinto de lo que venía haciendo en otros personajes por ahí en teatro o en cine. Tenía un poco esa fantasía desde chico, de prepárame a lo grande para un personaje”. 


Representar a Diego Maradona es ponerse en la piel de un referente de la idiosincrasia nacional; “para mi tenía una importancia clave dentro de lo que venía haciendo”, subrayó.

Esta labor previa a la filmación fue muy productiva. “A partir del entrenamiento empecé a descubrir una belleza en el futbol que no había visto hasta el momento; yo me entrené mucho en danza, en teatro y en actuación. Empecé a encontrar algunas similitudes entre la danza y el futbol y eso me pareció muy interesante y me apasionó mucho. Es algo hermoso”. 

El elenco en la serie lo componen Juan Palomino y Nazareno Casero, Julieta Cardinali, Laura Esquivel, Mercedes Morán, Rita Cortese, Leo Sbaraglia, Jean Pierre Noher, mientras que Nicolás interpreta a Diego en los comienzos, donde era una promesa, la salida del semillero. 

“Es una época muy linda, para mí, como yo la tomé. También actoralmente estaba bueno recordar como era Maradona y no como hoy lo conocemos, un pibe que le gustaba jugar mucho a la pelota, que lo hacía muy bien. A partir de eso, tenía ciertos anhelos de mantener a su familia. La época está conectada con cierta inocencia, ingenuidad, el goce de jugar y también con cosas del juego que están muy ligadas al trabajo y desde muy chico. Entonces eso yo lo podía entender porque para mí fue un poco parecido, en escalas muchísimo mas ínfimas”, reflexionó. 

Consideró “muy gratificante” formar parte de “un elenco muy grande, con muchos actores que yo vengo viendo a través de los años y admiro de distintas maneras”.

Sorpresas 
Para Nicolás Goldschmidt, es muy valioso poder trabajar con colegas consagrados, así como directores y otros integrantes de las producciones que tienen mucho talento.

En forma paralela, “hay mucha gente joven que está apareciendo, que no conozco. Me encanta trabajar con ellos, nuevas miradas. Me pasó con gente que se fue acercando tando en cine como en teatro; me llevé gratas sorpresas, estoy muy abierto a conocerlos”. 

Su anhelo consiste en “producir mis propios contenidos, escribir, o dirigir, generar nuevas propuestas de trabajo desde la producción propia, eso me encantaría”. 

Cine y teatro
Entre los trabajos previstos para estos meses, explicó que “tengo que terminar una película que arranqué a principio de año y se detuvo por la pandemia. Estábamos filmando en El Bolson. Una película bellísima de Pablo Agüero, quien es un director con el cual yo ya trabajé en una película que se llamó ‘Eva no duerme’ en el 2015, con las actuaciones de Gael García Bernal, Imanol arias y Daniel Fanego. Ahora en esta película actúo con Daniel Fanego , la tenemos que terminar en marzo”. 

En febrero, hará el unipersonal “Ametralladora” en teatro, que “vengo presentando desde hace un tiempo. Dirigido por Laura Sbdar. Lo retomamos en diciembre, tras la pausa por la pandemia, y en febrero habrá más funciones”.

Le otorgó relevancia a “sostener la actividad teatral” y recordó que “hubo todo un debate con esto de lo esencial y los trabajos no esenciales. Los artistas venimos tratando de alzar la voz, porque hay una parte esencial en el arte en la sociedad. Entonces para mi sostener ese trabajo es muy importante, más allá de que aún no pueda ser redituable económicamente”. 

Proyecto propio 
Por otra parte, describió que “hay un piloto de una serie que venimos moviendo hace mucho con mi socio que se llama Nacho Sesma, que es un director con el que hice una película ‘Noche de perros’. Escribimos una serie (Boy) que estamos tratando de ver si este año la podemos realizar, tiene una temática que a mí me llama la atención y siento que sería una buena forma de empezar a probar si puedo producir”.

Al brindar más precisiones, comentó que “es la historia de un trabajador sexual que vive en Buenos Aires, son distintos momentos e historias que tiene con clientes. Tratar de acercarnos a la idea de cómo vive el amor, como vive el día a día , los conflictos más cercanos, humanizar un poco la gente que lleva esa profesión adelante”. 

El deseo de poder abrazar a los abuelos
“Mi relación con el Covid fue desde un lugar de mucho privilegio. Siempre tuve techo, comida, estuve cuidado, puedo hablar desde un lugar así. Sé que mucha gente pasó momentos difíciles, más difíciles de los que he vivido yo”, dijo Nicolás Goldschmidt. 

Expresó que “la verdad es que entiendo que fue un año difícil. Todos teníamos proyectos, los tuvimos que posponer y sin saber muy bien hasta cuándo”. 

En su análisis, consideró que la pandemia “es un llamado de atención para pensar en muchas cuestiones. Espero que se logre formar una conciencia más general sobre cómo estamos tratando al mundo, a la Tierra, el modo en el que vivimos tanto a nivel ambiental como nivel relacional. Todavía siento que la sociedad tiene mucho temor a algunas cosas que pueden suceder al nivel de las libertades individuales y eso me parece que estaría bueno que pueda revisarse”. 

Desde una perspectiva personal, puso de manifiesto que “me encantaría poder abrazar a mis abuelos, que estén tranquilos. Viven en Capital, pero la verdad es que están muy asustados. No sé cuánto tiempo les queda y me gustaría que puedan vivir estos últimos años de la mejor manera posible. Los vi hace poco, antes de venir para Claromecó, como festejando la Navidad previamente, pero bueno sin contacto, con una lejanía”. Al ser personas mayores, los últimos meses “los pasaron sin poder salir a dar vueltas, caminar, ver gente. Hay algo social que es muy necesario, los afectos son fundamentales”.