El abogado de los mellizos Cozzi estuvo en la redacción de La Voz del Pueblo tras la audiencia

Policiales

Declaró haber sido el único que golpeó a Felipe

“Ignacio Cozzi está muy arrepentido de lo que hizo”

31|12|20 18:12 hs.

Así se lo informó el abogado defensor de los mellizos Cozzi, el doctor Gustavo Giorgiani, luego de la audiencia llevada a cabo en horas del mediodía en la Fiscalía, donde Ignacio Cozzi reconoció haber sido el único que le pegó a Felipe Di Francesco tras la fiesta clandestina del domingo en el Segundo Salto. 

Por su parte, en la audiencia realizada ante la fiscal Natalia Ramos, después que ambos se presentaran voluntariamente en la Comisaría, Lucio Cozzi negó haber participado de la pelea, aunque reconocieron la existencia de una discusión previa con el hermano mayor de Felipe, Ramiro Di Francesco, en momento en que todos colaboraban con la limpieza de la playa tras el evento realizado en los médanos, a tres mil metros del Faro en dirección a Orense. 

Al mismo tiempo, el letrado bahiense considero “desmedida” la detención de los hermanos Lucio e Ignacio Cozzi, ya que el promedio de pena del delito de “lesiones graves” (entre 1 y 6 años de prisión) no lo hace “detenible” y aseguró que la Justicia local “pretende dejarlos detenidos hasta el juicio”.




Tal como indicó Giorgiani, “Ignacio Cozzi se refiere a una discusión, primero con el hermano de la víctima, a la que luego se agrega la víctima en un sector del médano donde se hizo la fiesta. Después, al acercarse a la camioneta, Ignacio mantiene otra discusión con la víctima, y ahí se producen dos golpes. Niega haberle pegado patadas”, dijo antes de remarcar que las lesiones que presenta la víctima, “están objetivamente acreditadas, teniendo en cuenta la región en la que Ignacio Cozzi asegura que le dio el golpe, coincide con la lesión que tiene la víctima”

Luego de afirmar que vio las fotos de las lesiones que están en el expediente, Giorgiani dijo que, “hay un hematoma debajo del ojo izquierdo, un corte en el tabique nasal y los informes médicos indican que podría haber una fisura en el tabique. En la lesión ocular hay una tomografía computada en la que yo noto que no habría ningún tipo de inconveniente. Después hay una lesión en la zona de la boca”

Más adelante, el penalista bahiense compartió su preocupación por la posibilidad de que exista una decisión de dejar presos a los hermanos hasta el juicio oral, “hay una decisión hasta hoy, que respeto, pero no comparto, de que deben mantener un estado de detención hasta el juicio oral. Pero entiendo que, para pedir una excarcelación, sería más conveniente que se esclarezca el asunto a través de los testigos”



“Yo no comparto la decisión de detener, porque creo que es el primer caso en veinte años que tengo un imputado detenido por el delito de lesiones graves doloso privado de su libertad. Me parece un exceso. Porque cuando se detiene, no es para tenerlo 4 o 5 días, es para asegurar la prueba y que los imputados estén a derecho hasta el juicio oral. Por eso me parece una medida totalmente desproporcionada”, y agregó, “si es justa la detención sobre los Cozzi, también tendría que serlo en todos los casos que tengan una misma figura penal. Y lo cierto es que no las hay. Solamente los Cozzi pasan por esto”. 

Diferencias físicas
Al refirirse a la supuesta diferencia física entre los implicados en este episodio, Giorgiani aclaró que, “la discusión empieza con el hermano de la víctima, que mide 1.85 o 1.90. Los dos hermanos Cozzi son mellizos, no son gemelos, pero son muy parecidos. Con una contextura física de 1.70 metros y 75 kilos de peso. No hay una opulencia física con respecto a la víctima y, mucho menos, con el hermano de la víctima”, señaló, antes de subrayar los supuestos peligros que implica hacer lugar a este pedido de detención, “yo sé que Tres Arroyos tiene un Fuero Penal muy completo, con un Juzgado de Garantías Correccionales y Fiscales y, sinceramente, sembrar un antecedente como este, no es bueno, porque creo que está sobredimensionado. Tanto cuando se los analiza a los imputados como rugbiers, como personas opulentas, cuando son dos profesionales de la ciudad de Tres Arroyos que, a raíz de la enfermedad de su padre, dejaron de practicar el deporte, pero físicamente son personas normales”.

En el cierre, Giorgiani reconoció que, tras haber tomado contacto con sus representados, “Ignacio Cozzi está muy arrepentido de lo que hizo. Primero por el sufrimiento que le provocó a la víctima y, segundo, por el sufrimiento que le está originando a su hermano que no tiene nada que ver y a su padre. Y entiende que esto no estuvo bien. Pero creo que la Justicia en exceso, tampoco es Justicia”, concluyó.

El próximo lunes, está prevista una audiencia en la que la Defensa presentará seis testigos que refuercen la versión ofrecida hoy ante la fiscal. Seis testimonios de una lista que, según indicó el abogado, existen otros once nombres. Mientras tanto, Lucio e Ignacio Cozzi continuarán alojados en un calabozo de la Comisaría Primera.