Sociales

Especial de Fin de Año

Marcelo Fredes, un “Guerrero” de la escultura en San Luis

31|12|20 19:27 hs.

Pocas veces una persona tiene la capacidad de encontrar su objetivo en la vida de una manera tan clara como le pasó a Marcelo Fredes. Durante años realizó diferentes labores: trabajó con su papá y en la EATA como “profesor en la parte técnica, en mecánica agrícola, en el taller rural, meteorología, jefe de mantenimiento y ayudante en agricultura de precisión” cómo el mismo detalló hace casi un año, en diálogo con este diario. En medio de esto, generó una miniempresa de mantenimiento y abrió una fábrica de alfajores, chocolate y casa de té en Reta (“Puro Origen”), para la cual realizó sus primeras esculturas con el único fin de decorar el lugar.


Pero el arte le abrió un nuevo mundo. Las esculturas, realizadas todas con material reciclado, empezaron a “consumir” sus días y decidió dedicarse de lleno a ellas. Para ello, realizó un cambio radical y en el 2016 se fue a vivir a San Luis. Allí sus obras empezaron a abrirle puertas: así, logró exponer en importantes lugares (de hecho, una de sus obras, “El Guerrero” -la primera, aquella que adornaba el ingreso a su local en Reta-, se encuentra en la entrada del Hotel Internacional Potrero de los Funes), participar de grandes certámenes y trabajar para importantes clientes, generando obras que pueden disfrutarse en toda la provincia.

 Así y casi por casualidad, Fredes encontró su vocación y su lugar en el mundo. Todo un “Guerrero” de la escultura.