Ezequiel Presa

Cascallares y Copetonas

Especial Fin de Año: Copetonas

Volver a creer

01|01|21 10:56 hs.

El crecimiento de la localidad es un hecho. Está ahí, frente a los ojos de todos los que conocen Copetonas. Si bien todavía el parquecito industrial es un predio vacío y las oportunidades de trabajo no abundan, por el pueblo se sienten aires de cambio y no es solo por la labor de la delegación. Es que hay algo que se le nota a quienes nacieron ahí, como un imán que los atrae a volver, a pesar de llevar muchos años residiendo en otro lugar.


Eso es un poco lo que le pasa a Ezequiel Presa, otro de los hijos de Copetonas que hoy, ya adulto y formado, se dejó llevar por el entusiasmo de Mariano Hernández y apostó por el pueblo. 

Conocedor del rubro hotelero por ser el gerente de Terrazas de Cayastá en Reta, Ezequiel comenzó este año la construcción de un hotel en Copetonas, algo impensado hasta hace poco tiempo. “Si lo analizamos desde el lado económico quizás no sea la inversión más rentable, pero hay mucho cariño hacia el pueblo. Mis padres viven ahí, están grandes, y la búsqueda también es que ellos tengan algo que les permita dejar de trabajar”, cuenta en el inicio de la charla.

Consultado sobre los motivos que llevaron a que ese cariño por la localidad se manifieste con tan importante inversión, Ezequiel reconoció que el empuje del delegado fue clave. “Él me empezó a incentivar a que haga algo. Si bien yo vivo en Reta y el contacto con Copetonas es permanente, al principio no estaba tan al tanto de lo que ocurría allá, de la cantidad de lotes que se vendieron, de la gente que se está yendo a vivir”. 

Sobre el evidente crecimiento del pueblo, Ezequiel hizo una interesante reflexión. “Desde que hicieron la ruta a Reta viene creciendo. Un poco es por el valor de los terrenos en Reta en relación a los de Copetonas, que hay mucha diferencia. Y mucha de la gente que viene es de ciudades grandes, y los 15 minutos que tardás para llegar desde Copetonas hasta Reta para ellos es nada, es lo que tardan en ir al almacén. En base a todo esto, con mi señora decidimos encarar este proyecto, con el que queremos acompañar el crecimiento de Copetonas. La ampliación de la ruta hasta la 73 sería muy importante. Clave. Imaginate que toda la gente que vendría del sur o de Bahía Blanca hacia Mar del Plata, usaría esta ruta”.

Con muchas ganas 
Mientras se prepara para recibir al grueso de veraneantes en su hotel retense, Presa nos dio detalles del proyecto encarado con su esposa en Copetonas. “El plazo es entre dos y tres años. Estamos cerrando el lote, y esta semana me hacen el pozo del agua, que es lo primordial para comenzar a construir”. 

“El hotel va a tener ocho habitaciones, con un salón comedor que lo vamos a alquilar como salón, va a tener pileta, un quincho y un parque grande, y estará situado a la vuelta del Banco de Copetonas, frente a la ruta”. 

Por último, consultado sobre ese sentido de pertenencia de quienes nacieron en la localidad, Ezequiel nos dejó su forma de verlo. “Yo nací y viví ahí hasta los trece años. Tengo a mi familia viviendo ahí. Padres, tíos, hermanos. Y ver el crecimiento del pueblo hace que uno empiece a apreciarlo con otros ojos. Cuando yo me tuve que ir fue por cuestiones laborales, porque no había oportunidades. Y hoy, ver que hay trabajo, que el pueblo crece, que hay ganas de hacer cosas, un delegado como Mariano que le pone todas las ganas y busca alternativas, hace que todos los que nacimos en el pueblo le tomemos más cariño y nos lleva a querer que siga creciendo y que más gente llegue a vivir”.  


Add space 300x250x2