Dorrego y Oriente

Especial 2020

Sin mucho margen para pedirle a la gente que tenga “cuidados”

01|01|21 19:03 hs.

En el cierre de un año especialmente difícil por los efectos que generó la pandemia, el intendente del distrito de Coronel Dorrego realizó un moderado balance respecto al año que termina y sobre todo abre firmes interrogantes sobre el que comienza. 


Después de haber atravesado tiempos en la gestión con dudas respecto a la “fecha cierta del comienzo” de la vacunación contra el coronavirus, el contador Raúl Reyes dijo a La Voz del Pueblo que “uno no sabe hasta qué mes del año que viene vamos a tener que estar bajo estas mismas condiciones”. 

El jefe comunal se refirió además al modo en que se vive en el país con determinadas restricciones. “De todas maneras también creo que después de tanto tiempo -de 9 o 10 meses- en esta situación tampoco tenemos, los gobiernos, mucho margen de maniobra para seguir pidiéndole a la gente que tenga determinados cuidados”, observó. 

En este sentido puso como ejemplo lo que ocurre con la costa atlántica. “La gente tiene necesidad de salir, juntarse, pasar momentos juntos, y en la ciudad de Buenos Aires hay indicadores que manifiestan que podría haber un incremento de casos”, dijo. 

Es por eso que considera que 2021 será “un año muy difícil”. Estimó que vacunar a la población requerirá de una logística impresionante que los gobiernos nacional y provincial ‘están planificando’, después de haber participado de reuniones donde a los intendentes se les explicó “los trazos gruesos”. 

La vacuna “tiene que conservarse a una muy baja temperatura, desde que se descongela hay media hora para poder aplicarla para que no pierda su efectividad. En esa media hora se la deben aplicar a cuatro personas, hay una serie de condiciones que son muy específicas pero que es importante tener en cuenta para que la población en definitiva tenga inmunidad”, remarcó. 

“No será fácil” 
Reyes que espera contar con el presupuesto aprobado, prevé que el nuevo año llegará en un “escenario” que no será fácil teniendo en cuenta la situación económica reinante y la pérdida de puestos de trabajo “que se cuentan de a millones, el cierre de muchas empresas, el difícil acceso al crédito, un mercado interno totalmente debilitado, el aumento permanente de precios. Todo es un cóctel bastante difícil”, afirmó. 

El futuro cercano que advierte Reyes también para su gestión en la intendencia dorreguense lo lleva a plantearse una planificación “en un marco de cierta coherencia”, en la que no puede proyectar grandes obras pero si debe garantizar una correcta prestación de servicios. 

Prolijos y prudentes 
“Si una característica tenemos es que tratamos de ser lo más prolijos posibles en el manejo de los recursos, lo más prudente y no hacer locuras”, sostuvo. 

En ésta misma línea aseguró que “de ninguna manera” pondrá en riesgo a la salud económica y financiera del municipio. Mencionó con ironía que se escuchan siempre “algunas voces” que recomiendan la compra de bienes de capital o dar un salto en el aumento de sueldos bajo el argumento de que “después la plata aparece”. 

Dijo al respecto que “eso está muy lejos de lo que nosotros pensamos en cuanto a lo que debe ser el manejo y administración de un municipio”. Puntualmente se refirió al sueldo de los trabajadores municipales, sector del cual afirmó que uno de sus objetivos es que sus salarios “vayan acompañando el incremento de precios, que no pierdan contra la inflación”. 

No obstante aclaró que “eso tiene un límite, que es la cantidad de recursos que tenemos”. Además consideró que los bienes de capital se renuevan “en la medida de nuestras posibilidades”, como lo ha hecho durante 2020 que pudo adquirir dos camiones, mientras intenta acceder a un crédito para la compra de una motoniveladora y bienes de utilidad para el hospital. 



La temporada 
Puntualmente el intendente de Coronel Dorrego resaltó el trabajo realizado para la temporada de verano en Marisol. “Tiene para nosotros una importancia superlativa, siempre dándole mucha importancia a Marisol y los servicios en la playa. Va creciendo y requiere de todo nuestro esfuerzo”, dijo. 



Menor riesgo 
El año que termina, para Reyes, fue “muy difícil y de mucha incertidumbre” para la administración pública de un municipio como el que administra. 



De todas maneras resaltó que “se logró cuidar la salud de nuestra población, no ponerla en riesgo, o no aumentar los riesgos. Pero también se logró ir flexibilizando la situación de manera tal de poder tener una vida relativamente normal, o lo más parecido a la normalidad”, afirmó. 

Talón de Aquiles 
Finalmente observó un aspecto que consideró muy importante en el marco de la pandemia y sobre el que los municipios no tuvieron injerencia. “Creo que si hay algo que quedó en el tintero y que no dependía del municipio fue la vuelta a clases; me parece que ese es el gran talón de Aquiles que tiene la pandemia”, sostuvo. 

Y agregó en el cierre que “me parece que allí se deberían haber hecho más esfuerzos para poder lograr la vuelta a clases; con la importancia que ello tiene y con lo que implica para toda la ciudadanía”.