Roberto Fabiano

La Ciudad

Por los permisos otorgados

Juntos por el Cambio pidió interpelar a tres funcionarios por las fiestas clandestinas

05|01|21 10:22 hs.

La palabra interpelación vuelve a estar en la boca de los concejales en el inicio de este 2021. A raíz de los hechos recientes relacionados a la realización de fiestas clandestinas, así como eventos habilitados y suspendidos (en un escenario epidemiológico complejo por el incremento de casos de Covid), desde el bloque de Juntos por el Cambio se envió una solicitud para interpelar -en el marco de una sesión extraordinaria- a tres funcionarios municipales que tienen injerencia en la temática. 


La bancada que preside Enrique Groenenberg tiene intenciones de pedirle explicaciones al secretario de Desarrollo Económico, Martías Fhurer; al de Seguridad, Jorge Cordiglia; y al director del Ente Descentralizado de Claromecó, Julián Lamberti. 

Por tal motivo, el espacio, a través de una nota dirigida al presidente del Concejo Deliberante, Werner Nickel, pidió que a la mayor brevedad posible se cite a los funcionarios señalados para que sean parte de una interpelación. 

A partir del pedido de Juntos por el Cambio, hay varias alternativas. Por un lado, que en lo inmediato Lamberti, Fhurer y Cordiglia suban al Concejo para mantener una reunión con los concejales, lo cual desactivaría una eventual sesión extraordinaria para que sean interpelados. 


“Vemos una contradicción entre el mensaje que da el doctor Guerra y lo que habilitan desde el Ejecutivo”

Otra opción es que el presidente del cuerpo deliberativo haga la convocatoria por decreto (una cuestión que está dentro de sus facultades) y se celebre la sesión especial con la presencia de los funcionarios. 

En tanto, si eso no sucediera, el pedido se pondría a consideración en una sesión extraordinaria. Si la solicitud se aprueba por mayoría, -por reglamento- hay un plazo de cinco días para la efectivización de temas burocráticos para que se lleve a cabo la interpelación formal.

Lo antes posible 
En diálogo con este diario, el concejal Roberto Fabiano se mostró optimista con respecto al desenlace del pedido. "Creería que desde la presidencia del Concejo se va a realizar la citación", señaló. 

Y agregó: "Si mañana -por hoy- vienen los funcionarios y hablamos en una reunión de los temas que tenemos que hablar, punto. En cambio, si el presidente (Werner Nickel) no firma el decreto y hay que ir a sesión extraordinaria para votar el pedido, se hará. Sin embargo, todo eso demanda tiempo y el tema urge. La problemática va tomando matices complicados y hay que abordarla cuanto antes". 

El pedido 
La semana pasada, desde la Comisión de Turismo del Concejo Deliberante se convocó a una reunión extraordinaria a Fhurer, Lamberti y Cordiglia para abordar con los concejales el tema de las fiestas clandestinas y eventos organizados con habilitación (en ese entonces, estaba previsto en Claromecó, al aire libre, una propuesta impulsada por el empresario Mariano Mascioli, que posteriormente no se concretó).

El encuentro en el ámbito legislativo no tuvo lugar por la ausencia de los funcionarios citados. "A la reunión no fueron y en ese momento se dejó en acta que se los iba a citar a una interpelación. Fue a modo de establecer un paso formal de citación, pero que nosotros estábamos abiertos a recibirlos el día que nos digan y, en consecuencia, levantar el pedido de interpelación", señaló. "Nosotros hicimos el pedido. Pero, mientras tanto, seguimos abiertos a esperar la presencia de los funcionarios", dijo Fabiano. 

Sin importar la instancia en la que se concrete, el bloque de Juntos por el Cambio quiere saber de boca de los funcionarios cuáles son y fueron los criterios aplicados. "Entendemos que no hubo un criterio uniforme en torno a lo que se podía hacer y a lo que no se podía. Por un lado, desde el municipio se habilitaron fiestas en lugares abiertos y cerrados, y por el otro, se prohíben otros encuentros", indicó. 

Y en ese sentido, el concejal fue categórico. "Queremos que nos expliquen y fundamenten los motivos por los cuales se hicieron fiestas de egresados en Claromecó. No estuvimos en los eventos pero por las fotos que observamos, tenemos dudas del cumplimiento de algunos protocolos", expresó. 

En sus consideraciones, Fabiano dejó en claro que nota una marcada contradicción en el mensaje que se baja desde la comuna. "Por un lado, todas las noches lo escuchamos al doctor Gabriel Guerra, quien apela al cuidado y aconseja evitar las reuniones sociales y familiares; pero por el otro, desde el mismo Departamento Ejecutivo, otros funcionarios autorizan la realización de eventos de distinta naturaleza", sostuvo. 

En fase 4
Uno de los puntos en los que el bloque de Juntos por el Cambio buscará fortalecerse para sostener su planteo gira en torno al momento que atraviesa el distrito, en cuanto al sistema de fases establecidos por el gobierno provincial. "Tres Arroyos se encuentra en fase 4 y, en consecuencia, no está permitido la realización de ningún tipo de eventos. De todas maneras, hubo fiestas de egresados y de Navidad, tanto en la ciudad cabecera como en Claromecó, las cuales, aparentemente, fueron autorizadas por el municipio", sostuvo. 

En ese sentido, el concejal dijo: "No sabemos si esas fiestas generaron contagios. Lo que sí sabemos, y dicho por el propio doctor Guerra, es que los casos en Tres Arroyos están aumentando". 

Fabiano, a su vez, subrayó: "Creo que todas las partes nos tenemos que sentar, dialogar y analizar la posibilidad de generar alguna alternativa que sirva para que se puedan realizar reuniones sociales, tanto para jóvenes como para adultos. Hay que apelar a la toma de conciencia, una vez más. El Estado puede controlar pero no puede ser el niñero de cada uno de los habitantes. La ciudadanía debería colaborar".