Interés General

.

La cartera sanitaria bonaerense despejó dudas sobre la vacuna contra el coronavirus

07|01|21 19:37 hs.

El ministerio de Salud bonaerense a través de la Escuela de Gobierno Floreal Ferrara realizó una jornada virtual sobre vacunación para COVID-19 titulada “Despejando dudas, fijando prioridades y compartiendo criterios”. 


 Para responder las preguntas de los cerca de 4 mil asistentes estuvieron el director de la Escuela de Gobierno, Mario Rovere; la directora de Epidemiología de la cartera sanitaria bonaerense, Teresa Varela y la infectóloga y consultora de la Escuela, Soledad González. 

 Entre las dudas compartidas por los asistentes, se sistematizaron los puntos más relevantes que se trataron en el encuentro: 

- Las fases que debe pasar una vacuna para ser aprobada. 

Fase preclínica: se centra en probar la seguridad de la vacuna y su capacidad para producir una respuesta inmunitaria. 

 Fase 1: los ensayos se llevan a cabo en menos de 100 personas adultas para evaluar la seguridad de la vacuna y su capacidad para generar anticuerpos. 

 Fase 2: se amplía el estudio hasta llegar de 200 a 500 participantes. 

 Fase 3: se evalúa la eficacia en miles de personas mediante estudios aleatorios y doble ciego (quienes participan no saben si reciben la vacuna o un placebo). Puede desarrollarse en varios países a la vez. Suele ser el último paso antes de que la vacuna reciba la aprobación regulatoria. 

 Una vez que se aprueban, las vacunas continúan evaluándose mediante un seguimiento estricto y continuo para verificar su efectividad y detectar eventos adversos infrecuentes. 

 Contrariamente a lo que muchos creen, hasta ahora, ninguna de las vacunas contra COVID-19 existentes ha completado la fase 3. Completarla demorará, en todos los casos, entre uno y dos años porque requiere un análisis de largo plazo sobre con miles de personas en diferentes lugares del mundo y por comparación contra placebo. No obstante, dada la situación que plantea la pandemia, los entes reguladores como ANMAT tienen la facultad de otorgar autorizaciones de uso de emergencia con análisis intermedios, es decir, antes de que finalicen la fase 3. Una autorización de estas características implica, de todos modos, eficacia y seguridad para la salud humana. 

- Los primeros en recibir la vacuna y por qué. 

Los primeros en recibir la vacuna serán personal esencial (personal de salud, fuerzas de seguridad), docentes y auxiliares. Luego será el turno de los grupos de riesgo: primero personas mayores de 60 años y luego de entre 18 y 59 años con alto riesgo de presentar formas graves de la enfermedad (que padezcan enfermedad cardiovascular preexistente, diabetes mellitus, enfermedad pulmonar crónica, enfermedad renal crónica u obesidad con IMC mayor 35). 

- ¿Qué efectos adversos provocan las vacunas contra COVID-19? 

La administración de cualquier vacuna es un proceso muy seguro. En algunos casos, las vacunas pueden provocar reacción en el lugar de la inyección (enrojecimiento, picazón, dolor, sensibilidad, hinchazón) y en menor medida fiebre, dolor de cabeza, cansancio, escalofríos, pérdida del apetito, dolor muscular, dolor en las articulaciones o sudoración.Estas reacciones suelen desaparecer en pocos días (duran alrededor de 48 hs.) y en su mayoría son leves. Estos signos son normales y significan que el organismo está generando respuesta inmune. En muy pocos casos puede ocurrir una reacción alérgica leve (erupciones cutáneas) o más severa (hinchazón en la cara o los labios o falta de aire). 

- ¿Quiénes no pueden aplicarse la vacuna contra el COVID-19? 

Por ahora, no hay pruebas de seguridad y eficacia en personas gestantes, en quienes están amamantando ni en menores de 18 años. 

 A las personas que tienen enfermedades que bajan sus defensas o que reciben medicación que baja sus defensas (VIH, oncohematológicas, trasplantados/as) NO se les recomienda vacunarse ya que a la fecha no hay estudios de eficacia y seguridad para estos grupos. Sin embargo puede suceder que a futuro esta recomendación se modifique. No se recomienda la vacunación COVID-19 a personas con antecedentes de alergias a algunos de los componentes de las vacunas o a vacunas similares. 

 Quienes hayan presentado alguna reacción alérgica que cumpla con los criterios de anafilaxia no pueden recibir la vacuna contra la COVID-19 hasta que se obtengan más datos de seguridad en este grupo de personas. Estas recomendaciones pueden modificarse. 

- Si me vacuno ¿debo continuar con las medidas de prevención (barbijo, lavado de manos, distancia social, etc.)? 

Sí. Mientras los expertos obtienen más información acerca de la protección que brindan las vacunas contra la COVID-19 y su duración, es importante que sigamos adoptando todos los cuidados para detener esta pandemia, como usar barbijo, mascarilla o tapa boca que cubra boca y nariz, lavarse las manos con frecuencia y mantener una distancia de al menos 2 metros de los demás. 

- ¿Puedo enfermarme de COVID-19 luego de recibir la vacuna? 

La mayoría de las vacunas han demostrado más de un 90% de eficacia, esto quiere decir que puede prevenir contraer la enfermedad o padecer una forma grave. 

- Si un alto porcentaje de la población ya sufrió la infección por COVID-19, ¿se genera inmunidad de rebaño natural y no es necesaria la vacunación? 

Falso. Por un lado, aún no se conoce con certeza cuánto tiempo duran los anticuerpos en las personas que contrajeron la enfermedad. Por otro lado, alcanzar un alto porcentaje de la población inmunizada mediante la infección natural supondría exponerla a cuadros graves y muertes evitables. Esta opción no se ha utilizado jamás como una estrategia de salud pública. (DIB) ACR


Add space 300x250x2