El Campo

Cooperativa de Cascallares

Buenos resultados en toda la zona

10|01|21 12:44 hs.

Los cultivos de fina de la campaña 20/21 en nuestra zona terminaron con resultados de cosecha buenos a muy buenos para sus dos principales cultivos sembrados, la cebada y el trigo. Nuestra zona productiva, área de Tres Arroyos y alrededores ha sido una de las privilegiadas a nivel país en obtener rindes de cosecha interesantes. 


Recordando que en nuestra zona el área destinada a cultivos de fina se había incrementado con respecto a la campaña anterior restando superficie a los cultivos de gruesa. 

A su vez la participación del trigo había sido mayor a la de cebada en lo que es la fina, decisiones tomadas al inicio de campaña por perspectivas de precio de cereales, pronósticos climáticos e inclusive por presencia de malezas difíciles de controlar. 

Hoy en etapa de finalización de cosecha nos permite sacar conclusiones varias, pero sin dudas la principal que fue buena a nivel general en contraposición al año pasado que había presentado diferencias importantes entre zonas.

Analizamos los resultados de cosecha en función de la ubicación geográfica y fecha de siembra en una campaña caracterizada por lluvias no abundantes, pero oportunas en su distribución en el tiempo, con temperaturas normales para cada etapa del cultivo salvo excepciones, donde se produjeron heladas en floración que afectaron el rinde, tal es el caso de zona El Carretero, Ochandio, San Mayol, dependiendo del relieve del terreno.  

Siembras tempranas 
La siembra temprana fue una buena opción para lograr promedios de rinde altos ayudada por un periodo de llenado de granos de 40 días. Las siembras tardías, con periodo de llenado de grano de 25/30 días, en algunos lugares alcanzaron rindes muy similares a la siembra temprana. 

Así ocurrió en la zona norte del partido dado por las condiciones climáticas favorables. En otras zonas la siembra tardía no alcanzó los rindes de la siembra temprana por falta de lluvias y temperaturas altas generando “arrebatamiento del grano”. 

El rinde de la cebada estuvo por encima del rinde del trigo, esa brecha se amplió más aún en los suelos someros, menos profundos, con tosca cerca. 

La calidad del grano de cebada cosechado fue bueno cumpliendo las condiciones para obtener calidad cervecera. La calidad del trigo cosechado fue aceptable sin rubros que afecten su normal comercialización. 

Además de elegir variedades adecuadas, control de malezas, control de hongos (principalmente roya amarilla), y una fertilización nitrogenada estratégica en el momento de realizar su aplicación fueron variables a manejar para obtener rinde y calidad. 

*Informe realizado por los ingenieros agrónomos Jorge González y Carlos María Mendiberri