Con la medida que hoy entró en vigencia, los locales gastronómicos deberán cerrar sus puertas a la u

La Ciudad

Sin actividades entre la 1 y las 6 de la mañana

Rigen desde hoy las nuevas restricciones y disposiciones para frenar el Covid-19

11|01|21 08:36 hs.

Desde la madrugada de hoy rigen en varios municipios de la provincia de Buenos Aires, entre ellos, Tres Arroyos, las nuevas disposiciones y restricciones que implementó el gobierno bonaerense para frenar la propagación del Covid-19. Se trata de una “cuarentena nocturna” morigerada, la cual fue sugerida desde la gestión de Alberto Fernández y a la cual adhirió la administración de Axel Kicillof. 


La medida se aplicará en los distritos que se encuentren en las fases 3 y 4 del sistema de Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (DISPO) que impuso la Provincia. 

Tres Arroyos se encuentra en fase 4 y está, por lo tanto, está incluido dentro de la disposición que bajó el gobierno provincial. La determinación implica la suspensión de todas las actividades comerciales y productivas, salvo las agropecuarias, entre la 1 y las 6. Además, habrá multas de hasta tres millones de pesos para los organizadores y asistentes a fiestas clandestinas. 

Desde la Secretaría de Seguridad, ante la consulta de este diario, se indicó que en esa franja horaria no está permitida la circulación (a excepción de los esenciales), tal como ya se había fijado desde el municipio hace poco tiempo atrás. 

$ 3.364.000 Es la multa que se impondrá a quienes organicen y asistan a fiestas clandestinas, como también a los propietarios de los inmuebles donde se realicen dichos encuentros 


 17 
La cantidad de distritos exceptuados de la medida. Son los que están en fase 5 


Técnicamente, las nuevas restricciones se aplican a los municipios que se encuentren en fases 3 y 4 del distanciamiento social: 112 distritos en total, entre los cuales se cuentan todos los de la costa atlántica, menos San Cayetano, por lo que el grueso de veraneantes quedarán comprendidos en el esquema, qué básicamente limita el horario en que bares y restaurantes pueden permanecer abiertos, pero de modo menos estricto que en el decreto de Alberto Fernández, que sugería que el cese de atención comenzará a las 23 horas.

La medida 
La disposición que entró en vigencia en la madrugada de hoy, en sus ítems más relevantes, indica lo siguiente: 

-En los municipios que se encuentran en fases 3 y 4 (Tres Arroyos está en fase 4) se suspenderá entre la una y las seis de la mañana toda actividad comercial, artística, deportiva, cultural, social y recreativa, exceptuando las actividades productivas manufactureras, agropecuarias y todas aquellas definidas como esenciales de acuerdo a la normativa vigente. 

-Reducir las actividades sociales, recreativas y familiares a grupos de hasta 10 personas en espacios cerrados y abiertos. 

-Restringir el uso de transporte de pasajeros urbano a personas alcanzadas por las actividades y servicios definidos como esenciales.

-Reforzar todos los controles, tanto provinciales como municipales, para disminuir la circulación de personas en horarios nocturnos y evitar la realización de actividades no permitidas. Las denuncias de fiestas clandestinas se reciben a través del 911 y de la línea (221) 429-3386, dispuesta por el Ministerio de Seguridad, la cual funciona viernes, sábados y domingos de 22 a 6 horas exclusivamente para este tipo de delitos. 

-Habilitar a las autoridades municipales el control del cumplimiento de la obligación de utilizar tapabocas, previsto en el Decreto N° 255/2020 y modificatorios, y la aplicación de las multas correspondientes, de acuerdo a lo establecido en el artículo 2 del Decreto-Ley N° 8841/77 y modificatorias. 

-En el caso de fiestas y/o reuniones que vulneren lo permitido legalmente en el marco de las medidas de “aislamiento social preventivo y obligatorio” y de “distanciamiento social preventivo y obligatorio” en el ámbito de la provincia de Buenos Aires, además de las sanciones previstas en el art. 205 del Código Penal, podrán aplicarse multas de 3.364.000 pesos, tanto a los asistentes, organizadores como a los propietarios de los inmuebles donde se realicen.