Paula Drazul representa a Neuquén (J. C. Cabrera)

Deportes

67° Campeonato Nacional

Vuelo a Vela: nuevo día de competencia

14|01|21 10:05 hs.

Otra vez el clima permitió que los planeadores surquen el cielo y completen sus jornadas de competencia en lo que fue el tercer día del 67º Campeonato Nacional de Vuelo a Vela, Copa Eugenio Ballester, que el Club Otto Ballod organiza en la vecina localidad de Adolfo Gonzales Chaves. 


En la Clase Standar, que ayer recorrió 274,58 kilómetros al unir la rotonda Este con Irene, San Cayetano, Tres Arroyos y Otto Ballod, Nicolás Verduras del Club Albatros volvió a llevarse la jornada, seguido por Cristian Franzini de Rosario y Gonzalo Riera, también de Albatros; el chavense mejor ubicado en tanto, fue Emanuel Balbuena que terminó noveno. 

La Clase Libre por su parte, ayer completó 294,95 kilómetros uniendo el puente de madera con Juan E. Barra, Irene, San Cayetano, Barrow y el Otto Ballod. El ganador del día fue Damián Goldenzweig de Rosario, seguido por Santiago Berca y Juan Verdura, ambos también del mismo club. Aquí el local mejor ubicado fue Raúl Garda, que terminó sexto. 

En lo que respecta a Clase 15 Metros, la misma recorrió 303,70 kilómetros al recorrer parate El Mojón, Aparicio, De Ferrari, Vásquez y el Otto Ballod. Aquí el vencedor de la jornada fue Martín Darrain de Junín, seguido por el local Bruno Quinteros y por Matías Pazstor de Cañuelas.



“El vuelo es mirar afuera” 
Paula Drazul es una de las damas que participa en este 67° Campeonato Nacional de Vuelo a Vela, Copa Eugenio Ballester. La volovelista compite en clase Estándar y representa a Neuquén, y en la primera prueba que pudo hacer su categoría el día martes se ubicó en el segundo lugar. En charla con La Voz Del Pueblo dijo: “Comencé a volar en el año 2001, me recibí en el 2003 y recién en el año 2006 logré ir al primer campeonato habiendo ya participado en varios nacionales”.

Luego comentó que “en el principio pasé por la etapa de tomar experiencia y en algunas participaciones anduve bien y en otras más o menos. Fui al Panamericano el año anterior y al Mundial femenino en el año 2017 que se realizó en República Checa”. 

En cuánto a su llegada al deporte, Drazul confesó que “mis inicios se dieron de casualidad, porque un tío me llevó a hacer un vuelo de bautismo y me quedé enamorada de esta actividad… desde que comencé a hacer el curso mi objetivo siempre fue el de competir”. 

Consultada si utiliza un planeador propio o de alguna entidad, mencionó: “Lamentablemente mi club es pobre en Neuquén y en ese tiempo no había una maquina como para competir en un Nacional, así que tuve que hacer el esfuerzo de comprar un planeador propio, que no es de los mejores, pero anda muy bien. En esta primera prueba que salí segunda la diferencia la hice al final y según dicen los pilotos más experimentados es muy importante el piloto, más que el planeador que se esté volando”. 

Continuando con su historia, Paula señaló que “en Neuquén soy la única mujer que compite; hay algunas chicas que ahora están haciendo el curso y apostamos a que sigan ya que se hace difícil. Asimismo en este campeonato tenemos otra dama compitiendo que es de Azul”.

Finalmente, Paula Drazul indicó que “El vuelo es ciento por ciento mirar afuera; si bien la tecnología nos ayuda mucho a tener los datos procesados, lo más importante está en la capacidad del piloto de ver afuera, analizar y decidir”.