Ricardo Ravella valoró la tarea en conjunto de la gestión pública y el sector privado en el PITA

La Ciudad

La reciente venta de lotes en el Parque Industrial

Ravella dijo que “el segmento de inversores es de entre 25 y 40 años”

16|01|21 08:49 hs.

El Parque Industrial de Tres Arroyos es uno de los más importantes de la provincia de Buenos Aires. En el último tiempo, ha sabido sumar nuevos avances vinculados a la infraestructura en el área fabril, como así también a las sociedades que han comprado lotes en el sector ampliado.


En diálogo con La Voz del Pueblo, Ricardo Ravella, coordinador municipal del Parque Industrial de Tres Arroyos, señaló que “actualmente cuenta con 170 hectáreas en total, entre lo que es el sector A que es el primitivo, en el B y C está el Parquecito y Malteria, después en el D es el fidecomiso de Attema y en el E la parte de Ferrari. Ahora se han vendido diez lotes en los últimos meses del año pasado. Eso fue para empresas, donde pueden edificar y transformar el producto. Apareció como novedad el Parque de al lado, que es donde está la playa de camiones. Otro Parque donde podes hacer servicios. Ahí hay dos empresas más que compraron”. 

Dijo también que “contamos con varias ampliaciones de firmas que ya están. Hace un año, se hizo una muy buena venta para otras compañías que están con los proyectos ya trabajando”.

Nuestro distrito tiene algo muy importante, y es que elabora más del 50% del grano que se produce. A eso se le agrega valor agregado. Desde el Parque sale al mundo, ya que el predio cuenta con la aduana ahí mismo, lo cual permite que se exporte a distintos países. 

A su vez, eso permite que un productor no precise salir del predio. Algo que cobra mucho sentido y pone en pie el valor que tiene el lugar en nuestra economía. El centro de capacitación allí ubicado, probablemente, cuente con la carrera de Ingeniería industrial, están las aulas listas y el galpón para la parte de equipamiento destinado a las prácticas. 

Se están haciendo uniones en vinculación de CRESTA con la UTN. En consideración de lo mencionado anteriormente, Ravella hizo hincapié en que “hay algo fundamental y es que hay una política pública y privada, con gestión estatal y privada -reiteró-. Todo eso redunda en trabajo calificado. Yo integro el Consorcio hace veinte años, representando al intendente. Hubo una buena gestión de trabajo de los secretarios de Producción y de todos los que han estado. Eso es algo vital porque hay mucha inversión del gobierno municipal. No solo que las empresas pagan impuestos, sino que el impuesto vuelve en obras”.

Expansión 
En su análisis, dijo que “quedan entre 12 y 14 lotes libres. Muchas empresas ya han comprado galpones. Incluso, en el Parquecito, hay dos”. Entre quienes adquirieron en forma reciente, mencionó “una fábrica de mesadas; la firma Guerreiro metalúrgica, hay también una ampliación de CELTA. Compró Ramos, Abad, Astrada, Flores, García, Caresano. El segmento de inversores es entre 25 y 40 años. Ya están construyendo los galpones. Los van encargando y una vez que firmaron, después tienen ocho meses para iniciar toda la obra de planta y dos años para empezar a facturar aproximadamente. Hay una ordenanza. Todo pasa por el Concejo Deliberante, cada año se actualizan los precios. Nunca hubo problemas con nada. Nosotros regulamos todo”, resaltó Ravella en la entrevista con este diario. 

Antes de comercializar un lote, se consulta al propietario ubicado al lado para darle prioridad, en caso de que le interese ampliar. “Nunca vendes, sin decirle al de al lado. Es una política de trabajo que tenemos”, puntualizó.

La empresa Eternet va a construir en el PITA y hará alguna fabricación de piezas para comenzar, tal vez, con el propio abastecimiento. Luego irán adelantando a medida que vayan creciendo con el paso del tiempo, pero siempre teniendo como bandera el crecimiento en una misma línea en materia de tecnología. 


Actualmente el predio destinado a las industrias cuenta con 170 hectáreas. Ricardo Ravella valoró la tarea en conjunto de la gestión pública y el sector privado


En base a las razones que explican el crecimiento del Parque, afirmó que “el intendente te ayuda, te impulsa y siempre tenés una mano política acá de mucha gestión que es Carlos ´Cuto´ Moreno. Nos dio una mano con todo el anillado eléctrico para la CELTA y la válvula de gas de 16 kilómetros que casi nadie lo tiene. Estamos súper equipados”.

Entre otras apreciaciones, comentó que “abrí una puerta comercial en Israel donde pude dialogar con el embajador y con Producción de Nación. Una linda y rica experiencia. Siempre apunto a seguir hacia adelante, gestionando”. 

Para los camiones 
La playa de estacionamiento era una cuenta pendiente y hoy es una realidad. Destacó que antes de esa obra era más desorganizado todo. Ahora tienen todos los servicios y comodidades de todo tipo, ya que fue lo último que se inauguró. Una obra rápida que llevó menos de dos años.

Se cerró la calle Rodríguez Peña. Tienen un camino más ágil de acceso y salida los propios camiones. Los empleados tendrán su tarjeta para ingresar por una bicisenda a futuro, pero no muy lejano. Buscarán seguir ordenandos en ese sentido. 

Optimismo 
A futuro, Ravella expresó que la idea es que “buscamos incorporar más mujeres al mercado laboral. Ya hay muchas trabajando aquí pero siempre apuntamos a que se siga incrementando. El hecho de que vos vendas para quince empresas en una ciudad de 50 mil habitantes, es mucho. La mira nuestra es que por lo menos en tres años, tiene que haber cientos de puestos de trabajos más. Nos faltan tres años para terminar la gestión. Somos optimistas. Acá entran más de 40.000 camiones por año entre Maltería y todo lo que se mueve en el predio”. 

Le otorgó relevancia a que las materias primas utilizadas en la producción son del propio distrito o de la región. “Acá tenés todo lo que se siembra y cada vez más, atado a la metalmecánica y a la elaboración del producto. Se genera en el distrito. Un beneficio enorme significa eso. Queremos seguir creciendo y trabajando como hasta ahora. Siempre sentí el acompañamiento y el respaldo de la gente de Tres Arroyos. Algo sumamente importante y valedero. Nunca se politizó partidariamente. Eso es una clave de nuestra realidad”. 

Finalmente, expresó que “el empresario quiere trabajar y en el Parque tiene lugar para hacerlo. Es por donde nosotros vamos. Dios quiera esto sea una política de Estado. Te lleva a decir que hay futuro”.