“El 80 por ciento del trabajo es de prevención”, afirma Simón López de la Vega (Caro Mulder)

Claro, Reta y Orense

Claromecó

Kinesiología de primera

19|01|21 10:45 hs.

Simón López de la Vega es un joven tresarroyense que con el objetivo claro de formarse y especializarse en kinesiología deportiva. Logró cumplir con esta meta, porque realizó los estudios que le permiten ser licenciado en la mencionada profesión y especialista en kinesiología deportiva, así como “readaptador físico, personal trainner y especialista en la ciencia del movimiento humano”. 


Se encuentra radicado en Mar del Plata desde que en 2017 culminara sus estudios en la Universidad Fasta. Hoy forma parte del equipo de kinesiologos del equipo de fútbol de primera del Club Atlético Alvarado. 

En una entrevista que brindo a La Voz del Pueblo, cuenta sus inicios en la profesión, proyectos a futuro, describe la kinesiología como prevención y la utilización del “método busquet”. 

Desde los 4 años y durante toda su adolescencia estuvo ligado al futbol tresarroyense, jugando en los clubes de Huracán, Villa del Parque y gran parte de su carrera futbolística en el Club Recreativo Echegoyen, de San Francisco de Bellocq, íntimamente ligado a su familia.

Una elección 
“Elegí kinesiología porque siempre me gustó la medicina, desde chico”, señaló. Una circunstancia le marcó el camino. Relató que “en la época en que arrancaba el secundario, cuando ya pensaba en mi futuro, mi papá se lesionó la rodilla y comenzó su tratamiento con kinesiología. Ahí me gustó, me llamó la atención y además porque está muy relacionado al deporte. Todos los deportes me gustan, pero jugué muchos años al futbol y de alguna manera, seguís relacionado”. 

En Alvarado
Comenzó a trabajar en el club Alvarado de Mar del Plata cuando estaba en el cuarto año de la carrera. “Después de hacer unas prácticas iba cada tanto cubriendo reemplazos, vacaciones o feriados y una vez que arrancas haciendo suplencias ya entras en el círculo y te empiezan a recomendar. Ni bien me recibí ya me estaban esperando de un consultorio, para empezar a trabajar y de dos empresas que hacen domicilios. Así que me comencé a desempeñar en esos tres lugares”, explicó. 

En el caso puntual de Alvarado, comentó que “cuento con la especialidad en kinesiología deportiva y en Mar del Plata, si bien muchos se dedican al deporte, no tienen la especialidad, soy uno de los pocos que la tiene. Hasta hace poco éramos 4 nada más en Mar del Plata”.

Dijo además que “tuve la oportunidad de introducirme en la selección femenina de hockey de Mar del Plata, que en 2020 estuvo parada. Empecé en 2019”. 

La selección está en contacto con equipos marplatenses como Alvarado y Aldosivi. Simón estaba haciendo prácticas en Aldosivi y “llegó una propuesta formal a la empresa donde trabajo que es Nexus Soluciones Integrales de Salud. Dentro del equipo del médico deportólogo, clínico y gerente, están mis colegas Nahuel Carballo, Nicolas Turienzo y yo”. 

Capacitaciones 
Durante la cuarentena, Guillermo Orsili, director de Deportes de Tres Arroyos, quien fuera el preparador físico de Huracán y la selección sub-17 de fútbol, donde Simon jugó, generó un ciclo de charlas de educación y capacitación para profesores de Educación Física. Lo convocó para dar una charla sobre prevención. 

Al respecto, expresa que “fue enfocada a los profesores que trabajan en la Dirección de Deportes, sobre el manejo en alto rendimiento. Yo también soy readaptador deportivo, una tarea que pueden hacer los profesores; hubo aspectos que les sirvieron mucho del día a día y la forma de trabajar”.


Simón López de la Vega (Caro Mulder)


Considera que “en Tres Arroyos hay una gran falencia, no quiero sacar el trabajo a nadie ni menospreciar, pero quiero que los deportistas que tienen la posibilidad de crecer y poseen condiciones o se quieren dedicar al deporte, puedan prevenir sus lesiones”. 

Dijo que recibe muchas consultas y observó que es muy importante el proceso de “readaptación deportiva. Se necesita un reacondicionamiento entre el tiempo que la persona estuvo parada físicamente y la vuelta a los entrenamientos. Se requiere volver a los parámetros pre-lesión, es decir, llegar a una velocidad máxima, tener determinado rango de movimiento articular, trabajar a tanta frecuencia cardiaca, y si realmente estas rehabilitado y curado, tendrías que llegar a esos parámetros para estar como estabas antes de la lesión”. 

Señala que, en cambio, “lo que sucede, es que vuelven enseguida a los entrenamientos, salteando estos pasos y por eso hay tantas lesiones y se reiteran. Obviamente, esto afecta los años de vida útil de un deportista. Entonces por ahí frena la posible o la potencial carrera de quien tiene la capacidad de llegar lejos”. 

Un aspecto clave
Reitera que en la kinesiología deportiva, “el 80 por ciento del trabajo es de prevención. Cuando estás en un club o en alto rendimiento, no esperás a que el jugador se lesione para actuar; tenés que hacer todo lo posible interdisciplinariamente con el profe para que los jugadores no se lesionen”. 

Explica que “el profesor introduce cargas de entrenamiento en micro y macro ciclo y el kinesiólogo a la par regula esas cargas. Cuando alguien se sobrepasa de los límites se las bajamos, por decir un ejemplo, eso es hacer prevención”. 

Los proyectos
La pandemia estableció una pausa en muchos proyectos. “Quiero empezar a ayudar a Tres Arroyos, me gusta la tranquilidad, me encanta Claromeco y ni bien puedo vengo. La idea en un futuro es asentarme acá”, sostiene. 

Anticipa que “me voy a empezar a introducir en cardiología, reahabilitacion cardiopulmonar. Y en un centro de entrenamiento y rehabilitación de Mar del Plata, me ofrecieron el cargo de coordinador de la parte de deporte”. 

Quiere seguir con Alvarado y retomar el trabajo con las chicas de hockey. En principio, me enfoco en eso”, puntualiza. 

En el ámbito de salud, “siempre hay novedades. Realicé cursos de la FIFA en medicina del fútbol, dos cursos de Exos (sistema de entrenamiento de élite), uno de velocidad y otro de sistema energético de resistencia aeróbica. Cursos obligatorios para los servicios médicos de selecciones de fútbol”. 

Consultorio y Covid 
Sobre la pandemia de Covid-19, indica que “en Mar del Plata está bastante complicado. Ni bien pudimos abrir el consultorio, se usaron muchos materiales sanitarios como en las clínicas, gorro, antiparras mamelucos. Mucha desinfección entre pacientes y un límite de cantidad, distanciamiento”. 

Hace referencia al trabajo junto a Nahuel Carballo, con quien “nos complementamos, el hace todo postural y yo rehabilitación. Nos guiamos en base a través del método Busquet que trata la raíz de los problemas”. 

En Alvarado, la AFA estableció un protocolo que se debe cumplir de manera obligatoria para empezar a entrenar, con controles semanales de anticuerpos, estudios de coronavirus, síntomas diarios, temperatura corporal, entre otras medidas. “Se entrenaba en grupo en tres horarios, para reducir las cantidades. Fue una labor del triple o cuádruple de lo normal, pero no pasó nada grave, hubo contagios como en todos lados. Era la forma de volver. Como profesionales debemos ser responsables al estar con otras personas, ya que podemos transmitir el virus, si bien gracias al club tenemos constantemente resultados y estamos todo el tiempo estudiados”, valora. 

Por último, afirma que “hay que cuidarse. Hacemos PCR todos los jueves, se hace el anticuerpo y si hay alguna anomalía te hisopan, esta todo bajo control”.    

   -0-0-0-0-0-

El método Busquet
Sobre las características del método Busquet, Simón López de la Vega señala que “se basa en la búsqueda de la raíz de los problemas. Se trabaja a través de cadenas fisiológicas. Parte de que el cuerpo está formado por cadenas y en continente contenido, una estructura y todo lo de adentro. Generalmente la kinesiología, toma todo lo de afuera, pero cada vez que hay un desajuste afuera es porque hay un desorden interior”. 

El entrevistado agrega que “el continente es la estructura (músculos, huesos, piel) y el contenido son las vísceras, la mente, los órganos. Todo comienza en un desajuste de órganos que se traslada afuera, por eso va acompañado de nutrición, hay que hacer una dieta que se llama la cetogénica, Lo que busca el método es flexibilizar y que el cuerpo se mueva lo más armoniosamente posible y que no tenga restricciones. Y se trabaja con psicólogos porque también influye mucho. El objetivo es aumentar el rendimiento deportivo”.