Denunciante. José Díaz en el lugar donde se desarrolló el fogón en el que había unos doce chicos

Policiales

Denunciarán excesos de la policía

Los jóvenes que chocaron con la policía de Reta irán a la Justicia

01|02|21 21:39 hs.

Por Enrique Mendiberri
 
Mientras la Justicia analiza los elementos probatorios que les acercó la policía tras los incidentes en el Destacamento del Balneario Reta, uno de los jóvenes que participó del encuentro que derivó en los violentos episodios que hoy pueblan las crónicas de distintos noticieros nacionales, le adelantó a LA VOZ DEL PUEBLO que esta martes acudirá junto a su abogado a la Fiscalía de nuestra ciudad para denunciar una serie de supuestos excesos policiales que derivaron en los destrozos.

Se trata de José Díaz, un vecino de 22 años nativo de la localidad balnearia, que según le relató a este diario durante un encuentro en su casa de la calle 54 junto a sus padres, los actos violentos de la madrugada del domingo se dieron tras un accidente entre uno de los patrulleros y una chica que se acababa de retirar del encuentro, además de los disparos de arma de fuego que habrían seguido a eso por parte de los uniformados para controlar el reclamo de los jóvenes que acudieron en su ayuda cuando la joven gritó que la habían chocado con un móvil. 


Los jóvenes que participaron del violento episodio juntaron algunas de las vainas de los proyectiles que habrían disparado los efectivos policiales


Al mismo tiempo, ayer por la mañana estuvo en nuestra ciudad el Jefe de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, Comisario General Daniel García, quien acudió a la Fiscalía de la doctora Natalia Ramos acompañado por el titular de la Superintendencia Región Interior Sur, Comisario Mayor Aldo Caminada, para ofrecerle toda su colaboración a los efectos de proceder al esclarecimiento de los hechos, en el marco de los que se iniciaron actuaciones judiciales por “daño agravado, lesiones y robo en grado de tentativa”, aunque sin que hasta el cierre de nuestra edición, se hayan solicitado medidas al Juzgado de Garantías. 


El Jefe de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, Comisario General Daniel García, y el Superintendente de la Región Interior Sur, Comisario Mayor Aldo Caminada, estuvieron en Tres Arroyos (foto LU24)


En ese sentido, consultado posteriormente por LA VOZ DEL PUEBLO, Caminada reconoció “estar evaluando” la reubicación del actual titular del Destacamento de Reta, Hugo Villagrán, quien hoy se encontraba en la sede policial del balneario junto a una serie de refuerzos operativos destinados específicamente a este lugar. 

 “Por qué me apuntás” 
LA VOZ DEL PUEBLO se acercó ayer por la tarde al balneario Reta para conocer más de cerca la historia que, por estas horas, conmueve al país, y tomó contacto con uno de los jóvenes que participó del "fogón" (“no fue una fiesta clandestina”, asegura) en el que comenzaron a desencadenarse una serie de episodios que culminaron en un feroz enfrentamiento entre civiles y policías en el Destacamento de la localidad turística de nuestro distrito. 

“Estábamos haciendo un fogón, éramos doce personas con un parlantito con música. Ya habíamos visto que la policía estuvo como dos horas parada a unos cincuenta metros sin hacer nada. En ningún momento fueron a decirnos que nos vayamos”, le dijo José Díaz a este diario, durante el encuentro llevado a cabo en su casa junto a sus padres, precisamente hacia donde se dirigía en la madrugada del domingo cuando, asegura, fue interceptado por el policía Villagrán, “yo venía caminando desde el fogón a mi casa y fuí apuntado en el cuello con el arma del de policía de Reta y me dice ‘pará, quédate ahí’ y yo le digo ¿por qué me apuntás sino estoy haciendo nada? Y me decía ‘quédate quieto’. Entonces, le sacó el brazo y me dice ‘negro de m…’ y se va caminando” 

De acuerdo a la versión de Díaz, en el grupo que se reunió en un médano ubicado al final de la calle 41, había alrededor de 12 jóvenes de entre 15 y 22 años. En un momento, Díaz fue a su casa, que se encuentra a pocas cuadras de ahí, a buscar una cerveza y se produce el contacto con el policía armado.

Tras eso, ascendió hasta la cima del médano y pudo ver el despliegue de uniformados que se daba sobre calle 39, una arteria sin salida, en cuyo final se produjo el primer incidente, “cuando una de las chicas que estaba con nosotros se va a su casa, pasa por el lugar donde estaban los móviles y uno de ellos la habría chocado. Ella grita ‘me chocaste’ y nosotros escuchamos y fuimos corriendo. Cuando llegamos, el policía nos ve a todos juntos y nos encara con todo con la camioneta y termina chocando solo contra unos tamariscos”, dijo refiriéndose al momento previo al que se produjeron las primeras detonaciones de arma de fuego. 


Uno de los patrulleros salió del camino y terminó chocando contra unos tamariscos


“Cuando se llenó la calle de gente empezaron los disparos. Eran nada más que doce chicos que, cuando empezaron los disparos comenzó lo de las piedras. No había ningún auto, los que estábamos ahí andamos todos caminando”, agregó desmintiendo la versión de una emboscada y un ataque planificado, “en ningún momento nos dijeron que nos teníamos que ir y tampoco se acercaron”, aclaró.

En el destacamento 
En esas circunstancias, el otro patrullero decidió volver al destacamento y los chicos a sus domicilios, desde donde poco después irían con sus padres al Destacamento a exigir explicaciones. “Fuímos a hablar con él (por el jefe) y estaban todos adentro de la comisaría. Cuando llegamos, nos encontramos que a un chico lo habían apuntado de lejos con una escopeta y le hacían señas. Por eso fue el q… de los piedrazos y que rompieron todo”, recordó Díaz, quien afirmó haber sido víctima de apremios en otro momento, aunque asegura que no tiene antecedentes penales y que nunca estuvo detenido; al referirse a los instantes previos a la agresión con piedras, un hecho en el que reconoce un error al haber participado, “yo estuve ahí y tiré un par de piedras, pero los chicos no fueron a sacar equipos de música ni un cuatriciclo, porque eso no era de ninguno de nosotros”, comentó refiriéndose a otra acusación conocida públicamente, donde se los sindicó como los responsables de un intento de sustracción de elementos incautados en procedimientos policiales llevados a cabo días atrás. “Tiraban para abajo y para arriba, también apuntaban”, agregó refiriéndose a la trayectoria de los disparos.


Guardia periodística. Medios nacionales continuaban cubriendo ayer los incidentes en el Destacamento de Reta


“Imposible contenerlos” 
Daniel y Marisa son los padres de José. Ayer recordaron el momento en que sus hijos le comunicaron lo que había ocurrido en el médano de la calle 41 y cómo decidieron ir al destacamento a exigir explicaciones, “ellos (por los chicos) vinieron a avisarnos que había habido tiros y salimos con otros vecinos caminando hacia la comisaría. Cuando llegamos todos los papás, la policía nunca sale y empezaron a disparar para que nos vayamos y, después de eso, los chicos empiezan a tirar piedras. Tratamos de contenerlos pero era imposible porque los chicos estaban bastante alterados”, recordó Daniel, quien trabaja como empleado municipal en el servicio de recolección de residuos. 

Ahora, mientras aguarda el momento para realizar la denuncia de su versión de los hechos en la Fiscalía, José reconoce que, de ahora en más, tendrá un “un poco de temor” a la policía, “porque por más que se arregle todo, me da miedo que un día me los cruce por la calle y me pase algo. De todas maneras, los testigos con los que hablé antes de decidirme, me dijeron que estaba bien que dé la cara y denuncie, porque había muchas cosas que se estaban diciendo que no eran así”, concluyó. 

Las actuaciones preliminares a través de las cuales la doctora Natalia Ramos, a cargo de la UFI N°13, solicitará eventualmente órdenes de allanamiento o aprehensiones, serían giradas en las próximas horas la Juzgado de Garantías N°1, a cargo nuevamente de la doctora Verónica Vidal, y en el marco de los delitos de “daño agravado, lesiones y robo en grado de tentativa”.