Deportes

.

Encontraron muerto a un jugador de rugby de 22 años del club Ciervos Pampa

07|02|21 20:06 hs.

El jugador de rugby Alan Joel Calabrese del equipo Ciervos Pampa, un club que trabaja en la visibilidad de la diversidad sexual en ese deporte, fue encontrado sin vida en su casa y se presume que se trató de un suicidio. 


 El hecho se da un día después de la conmoción que causó el suicidio del futbolista de Godoy Cruz Santiago “Morro” García, de 30 años, suceso que reavivó discusiones sobre la depresión y la salud mental en el deporte. 

 Calabrese tenía 22 años y se habría quitado la vida en la casa del barrio porteño de Mataderos en la que vivía con sus padres. Según detalló el portal Infobae, el hecho habría sido reportado por la familia a eso de las 5 de la mañana. 

 El padre del joven indicó que encontró sin vida en un pasillo interno del edificio en el ingreso a su casa. 

En tanto, al chequear las redes sociales, se comprobó que el jugador había dejado una carta de despedida. “Le trataba de poner la mejor cara y la mejor onda a todo siempre, porque no quería que nada me apague pero lamentablemente hoy no aguanté más y decidí apagarme, cerrar los ojos y decir adiós”, escribió el joven en Instragram. 

 Calabrese, quien había encontrado en Ciervos Pampas un equipo para desenvolverse sin tener que sufrir actos de homofobia, había visitado durante 2020 y 2021 distintos programas de televisión en representación del club para visibilizar la problemática de la discriminación por orientación sexual en el deporte. 

 En el programa Pampita Online relató distintos actos de segregación que sufrió en su vida. “Con mis amigos me pasó algo particular, que cuando les conté sobre mi sexualidad y que iba a ingresar a Ciervos Pampas, mi familia lo tomó bastante bien, pero mis amigos desaparecieron. Fue automático. Nunca me lo dijeron, pero siempre sentí la exclusión”, explicó.  Calabrese habría sido apartado recientemente del club. 

La causa, caratulada como “averiguación de suicidio”, quedó en manos de la Fiscalia Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 21. El número de teléfono de la Atención de la Línea de Prevención del Suicidio es 135 (desde Capital y Gran Buenos Aires) ó bien 011 5275-1135 (desde todo el país). (DIB) MT