La experiencia de una vecina de Tres Arroyos que fue vacunada en el Polideportivo (archivo)

Carta de Lectores

Escribe Luisa Ouwerkerk

Blanco y negro

25|02|21 11:18 hs.

Señora directora: 


Un llamado teléfono, conciso y concreto. Un lugar, un horario, mi nombre y la citación a un vacunatorio. 

Soy una persona que se dice “grande” y así me ven mis hijos, los que procedieron a anotarme para recibir la primera dosis de la vacuna. ¿Vacuna? Estoy completamente sana, pero me sorprende gratamente que ellos se ocupen de mí, y así me citan para las 13 horas en el hermosísimo Polideportivo, frente a la Terminal. 

Me reciben 15 minutos antes de lo estipulado, con tanta amabilidad que me sorprende. La organización perfecta, el doctor Guerra se presta para acompañarnos a mi hija y a mí, y posamos sonrientes para una foto. 

Todo brilla y en pocos minutos nos encontramos otra vez afuera. Covid-19, ayer (por el lunes) la parte negra quedó afuera.

¡Gracias a todos los que hicieron posible que ayer pudimos sonreír, con la esperanza puesta en un futuro mejor!. 

Agradecimiento, mucho agradecimiento, para todos y todas. 

 Luisa Ouwerkerk 


Add space 300x250x2