Sociales

Sábado 20

Ranni-Saccone traen “Divino divorcio” al Municipal

07|03|21 21:09 hs.

De a poco se va soltando amarras en cuanto a las diferentes propuestas de espectáculos en nuestra ciudad y el teatro no está ausente. 


José Luis Rodríguez trae a nuestra ciudad una divertida comedia con dos grandes actores el sábado 20 de marzo a las 21 en el Teatro Municipal. 

Se trata de “Divino divorcio” la propuesta con la que llegan Viviana Saccone y Rodolfo Ranni en un divertido enredo provocado por esta pareja que decide hacer una fiesta para celebrar ni más ni menos que su separación como pareja. 

Estuvieron haciendo el espectáculo en la temporada de verano en Villa Carlos Paz donde Ranni lograra el Premio Carlos como actor protagónico. 

Recordemos que va a haber capacidad limitada por el aforo. Con el protocolo decretado por la provincia de buenos aires que comprende el 50% del aforo, distanciamiento en la sala, alcohol en gel y uso de barbijo obligatorio. 

Para toda persona que saque su entrada deberá complementar una planilla que deberá completar para traer el día del espectáculo.

 Las entradas están a la venta en el teatro de lunes a sábado de 17.30 a 21.30.

 Invitan Grupo 105 y La Voz del Pueblo. Organiza José Luis Rodríguez, Producciones artísticas. 

 La obra 
“Divino divorcio” está escrita por Alfredo Allende, dirigida por Alberto Lecchi y producida por Damián Sequeira. 

Una pareja con muchos años de matrimonio a cuestas, llega a su ansiado final y decide celebrarlo a todo trapo con una gran fiesta de divorcio. Para eso contratan a un “divorce-planner” y arman una lista imposible de invitados: el sacerdote que los casó, los abogados de ambos esposos, los detectives privados del pasado, los amantes de cada uno y los bomberos que alguna vez debieron controlar las llamas de tanta pasión. 

Amor y hastío, verdad y mentira, cordura y locura, guerra y paz, inevitablemente son las caras de una misma moneda: el matrimonio. 

 En esta comedia, como en la vida, la felicidad conyugal parece estar al alcance de la mano. Sin embargo, la receta permanece bien escondida.