Coordinadoras de Entre Mujeres agasajaron a las integrantes del programa (Foto Leny Vis)

La Ciudad

En el CIC de Olimpo, la mañana del viernes fue especial

Dar y recibir: una sorpresa para el grupo Entre Mujeres

13|03|21 21:01 hs.

El viernes 12, las integrantes del programa Entre Mujeres del CIC de Olimpo, recibieron una grata sorpresa de parte de sus coordinadoras Sol Liébana, Verónica Urbieta y Yésica Ángeles, quienes les prepararon una jornada para agradecerles el trabajo que realizan día a día. 


Para ello, contaron con la colaboración de otras mujeres, quienes brindaron servicio de peluquería, manicuría y maquillaje, y otras leyeron cuentos y dieron una pequeña clase de baile. 

La idea de organizar esta sorpresa, surge luego de que participaran el miércoles 10 de marzo en el Encuentro Comunitario de Mujeres Emprendedoras, organizado por el equipo técnico del Programa Casa de la Mujer en el Centro Cultural La Estación y que contó con la presencia de diversos grupos femeninos de barrios tresarroyenses.


El miércoles10 participaron en el Encuentro Comunitario de Mujeres Emprendedoras, que tuvieron lugar en el Centro Cultural La Estación


‘’Ese día laburamos un poco la idea de cómo somos las mujeres. Lo primero que apareció fue la versión de la mujer maternal, que deja todo por el otro. Apareció mucho la versión de la que se levanta a las cuatro de la mañana para preparar todo antes que sus hijos se despierten, que si no alcanza para comer, ella no come para dejarle a los demás o la mujer que cuando se pone mal y tiene que llorar se esconde para que no la vean. Como la mujer fuerte, la mujer que no puede mostrar que es vulnerable. Y al mismo tiempo la mujer luchadora y compañera’’, compartió una de las coordinadoras del programa, Verónica Urbieta.

‘’Después de que apareció esta idea -continuó Verónica- yo las pinché desde el lugar de si realmente eran así todos los días. Todas se empezaron a reír mucho y reconocieron que también se enojan, tienen miedo, tienen ganas de llorar, o las cosas no les salen o están cansadas. Apareció muchísimo la idea de estar cansada, de estar preocupada. Entonces pensamos en que en los espacios de mujeres, entre nosotras, hay algo de eso que se empieza a habilitar. Una viene a este espacio y puede decir que ahora es la mujer real’’. 


(Foto: Leny Vis)


Siguiendo la misma idea, agregó: ‘’Aparecieron cosas como que a veces necesitan 24 horas para dejar de ser madre, de que no les alcanza el tiempo, o que no pueden ni ir al baño en paz. Esas cosas como de no tengo lugar para mi, no tengo espacio para mi. Contaban que están meses y meses postergando una visita al médico porque siempre hay cosas más importantes para hacer y esas cosas son para los demás’’. Y agregó ‘’entonces la propuesta de organizarles una mañana para ellas salió un poco de ese lado, para mimarlas, que esta vez sean ellas las que reciben. Y se vió cómo se emocionaron y cómo les cuesta también ponerse en ese lugar’’.


(Foto: Leny Vis)


Semana de la mujer 
Durante la semana de la mujer, Entre Mujeres tuvo participación en distintos eventos que les permitieron darse a conocer aún más todavía. ‘’El grupo el año pasado, por la pandemia y porque nos hicimos redes sociales para empezar a contar un poco lo que hacemos, tomó una visibilidad que no tenía en otros espacios institucionales. Entonces este año para el 8M nos invitaron a un montón de actividades como grupo, más allá de lo que nosotras podíamos hacer en el barrio’’ contó Verónica. 

La semana previa al Día de la Mujer, se prepararon junto a otras artistas para participar de la muestra ‘’Mujeres que Florecen’’ que tuvo lugar en el Museo Mulazzi en la tarde del 8 de marzo, una actividad en la cual se intervinieron macetas con una temática alusiva al día. Esa misma tarde, estuvieron presentes en la marcha organizada en la Plaza San Martín, en donde compartieron su experiencia en el micrófono abierto e invitaron a las mujeres que deseen unirse.   


Interviniendo las macetas para la muestra ''Mujeres que Florecen'' del Museo Mulazzi



Con los certificados por haber sido parte de la muestra “Mujeres que Florecen”


Origen del grupo 
La agrupación Entre Mujeres es un grupo que se sostiene institucionalmente desde el CPA y la Secretaría de Desarrollo Social de la Municipalidad. Funciona hace cuatro años en la CIC de Olimpo y son las encargadas de cocinar deliciosas meriendas para los chicos de Puentes en la Infancia, las cuales son aclamadas por muchos de los que trabajan ahí. Verónica dijo que ‘’está destinado a mujeres de cualquier edad que tengan ganas de encontrarse con otras mujeres. La tarea que hacen todas las semanas con nosotras es pura y exclusivamente solidaria. Ellas no cobran por el trabajo que hacen acá, pero lo que hacemos cada tanto es cocinar cosas para vender porque para nosotras es importante que se puedan llevar un mango’’. Indicó también que ‘’tenemos el sueño de armar una cooperativa de trabajo con todas ellas y está tomando forma’’. 


Entre Mujeres en plena acción


El grupo ahora fue elegido para integrar el Programa Nacional Banco de Maquinarias, Herramientas y Materiales para la Emergencia Social, que en teoría les hará llegar una cocina industrial, una amasadora y otras herramientas nuevas que les van a permitir acelerar los tiempos de la cocina y así producir para los chicos y para vender.   

Cómo unirse 
El grupo se encuentra todos los martes y viernes de 8.30 a 12 horas en el CIC de Olimpo (Bolívar y San Luís). ‘’Es un espacio abierto, lo que estamos haciendo por los protocolos es pedir que nos contacten primero para poder acomodarnos con el espacio y la cantidad de gente’’, informó Verónica. Si alguien desea unirse, puede escribir por Instagram (@equipoentremujeres), en Facebook (Entre Mujeres – Barrio Olimpo), o aparecerse un día en el CIC de Olimpo en el horario que están y consultar. También se puede preguntar en el CPA o en la Secretaría de Desarrollo Social.  

Finalizando, Verónica indicó: ‘’Nosotras nos encontramos los martes y los viernes en ese horario, pero si alguien quiere pasar quince minutos a saludar, el espacio es abierto y no es obligatorio. Hay otros programas en los que uno asiste y te pagan un subsidio por eso, entonces hay una especie de obligatoriedad, de que tenes que ir para poder cobrar. Acá no hay nada de todo eso, acá es otro el vínculo que se genera. Viene la que tiene ganas, se queda el tiempo que quiere, puede y que le quiere destinar’’. 


Las colaboradoras junto a las agasajadas una vez finalizada la jornada (Foto Leny Vis)