Silvestre Doladé y Pato García forman Coronel Kurtz

Sociales

El dúo conformado por Silvestre Doladé y Pato García

Coronel Kurtz lanzó su EP

28|03|21 12:43 hs.

En las últimas semanas, la banda local Coronel Kurtz lanzó su primer EP. Se trata de un trabajo compuesto por cuatro canciones propias, grabadas durante el 2020. Este lanzamiento es el puntapié inicial de una nueva etapa para el dúo que desde hace varios años viene batallando en los escenarios locales.


“Aprovechamos la repatriada de Adrián para Tres Arroyos” dijo Silvestre Doladé, guitarra y voz en este proyecto, al contar porqué decidieron grabar en el estudio de Adrián Pandilla. 

“Lo charlamos con Pato (Emiliano García, baterista y la otra mitad de este binomio) y nos parecía que estaba bueno, ya que teníamos la idea de registrar un par de temas, hacerlo con él. El motivo es que es una persona que yo personalmente admiro como músico, no lo conocía tanto como persona... estuvo bueno porque él vino con una impronta como más aggiornada de toda la cuestión y se tomó el trabajo de escuchar los temas, como que metió un poco la cuchara también para producirlos musicalmente, además de aportar ideas e instrumentos”. 

Y al consultarle a Adrián, el dúo se encontró con una respuesta positiva. “Se dio esa posibilidad de grabar con él, que es una persona que está abierta totalmente con sus proyectos”.

El proceso
Para grabar este EP, la agrupación se tomó casi un año. “Maqueteamos un montón de temas, pero finalmente decimos subir a las redes un EP de no más de 4 temas que es lo que nos fijamos como objetivo” destacó Doladé, aunque no descartó que, a futuro, se publiquen otras canciones: “Quizás más adelante se puedan ir grabando de a un tema o ir subiéndolos de a uno”. 

Esto, igualmente, “implicaría también que sea como un nuevo proceso porque ahora elegimos esos cuatro temas y los empezamos a trabajar un poco, grabar toda la instrumentación digamos y a producirlos” observó Pato. 

En lo que respecta a estos temas, Silvestre destacó que “Adrián es como muy manija, es más, en un momento le propuse la idea de grabarlo en simultáneo, como si estuviésemos grabando un vivo y dijo que no, que lo hagamos todo por separado. Maqueteamos entre 18 y 20 canciones y fuimos trabajando así”. 

Asimismo, entendió que “lleva tiempo porque además de todo esto, todos tenemos como una vida dentro de una rueda que gira y gira y va para adelante y es mayor a todo esto, entonces básicamente cada uno tiene sus cuestiones con su vida... es difícil ponerse de acuerdo en un montón de cosas, el tiempo, los tiempos del otro… pero hubo buena voluntad de parte de Adrián”. 

La composición 
Coronel Kurtz tiene aproximadamente cinco años de vida y fue, de alguna manera, la continuación de Tallo Verde, banda en la que coincidieron Silvestre y Pato. “Después de Tallo Verde nos juntábamos a veces a tocar” recordó Doladé, a lo que García acotó: “Fue apareciendo de a poco con los temas”. 

“Claro –respondió su coequiper-, yo después de Tallo Verde empecé a escribir canciones así y se las iba como mostrando a Pato… creo que en ese momento coincidía en que estábamos trabajando juntos inclusive, y fue así, ir mostrándole las canciones y él empezó como a hacer su trabajo también, pero nos aportó como una cosa fresca que después yo, personalmente, me di cuenta que es totalmente necesario. El hecho de armar el dúo y de que sea un dúo electroacústico... muy pocas veces he tocado una guitarra eléctrica, él acompaña con la batería o ha armado sets alternativos de percusión, ha llegado a tocar con un tacho de basura de bombo... como objetos no convencionales”. 

Esta mezcla ha generado que el dúo destaque por la particularidad y personalidad de sus canciones (en este punto vale aclarar que toda su música gira en torno a la película “Apocalipsis now”, de ahí su nombre). “Los instrumentos están buenos también porque como que condicionan un poco para bien y para mal, por ejemplo en un piano llenas muchas más frecuencias tal vez y al momento de escucharlo también sucede eso me parece, al momento de escuchar lo que está pasando de música entre una batería o un set y una guitarra, el producto que se logra así en sonido, musical, es otra cosa, dista de una banda de rock tal vez o del clásico concepto del sonido rock y eso me parece interesante” remarcó Pato. 

Para esta grabación en particular, el dúo buscó hacer pie en las canciones. “Quiero rescatar un comentario que hizo un día Adrián escuchando las canciones. Cuando estábamos definiendo qué cosas íbamos a grabar, si íbamos a grabar guitarra y batería solamente, si íbamos a sumar algunas cosas, lo que comentó Adrián era que había que tener cuidado con qué cosas elegíamos, qué cosas grabábamos porque a él lo que le parecía era que había que resaltar la canción, y yo no me había dado cuenta... está bueno que una visión externa te diga 'a mí me parece que las canciones están buenas así para que justamente la protagonista sea la canción'” recordó Silvestre. 

Este EP cuenta con invitados. “Lo que se sumó de instrumentos, voces, invitados, siempre fue sabiendo que tenía que sumar para la canción en sí, que no entre a robar protagonismo” señalaron en conjunto.

En cuanto a quiénes intervienen, contaron que “participó el Ruso Sabatini que metió unas teclas en una canción y un coro, Adrián ha grabado también teclas, Clara Medina grabó flauta traversa y voces y Agus Alvarado le aportó como esa cuota media rockera que él tiene a una canción”. 

Futuro
En lo inmediato, la banda volverá a presentarse en vivo. “Tenemos una invitación para el 3 de abril en La Casona, que va a tocar Adrián Pandilla con su proyecto y nosotros” resaltaron. Al respecto, Doladé indicó: “Teníamos ganas de armar una fecha y se dio que justamente tocaba Adrián y estaba bueno también compartirlo así que vamos a compartir esa fecha”.


En vivo, en el Marisol Sea Sound Festival 2020


En lo lejano, nada está dicho. “La verdad que nosotros no nos juntamos a hablar de muchos proyectos con la banda, con el dúo, pero siempre estamos activos y eso es importante, para la vida del músico es casi fundamental, sobre todo estar activo de la mente; a veces podes ponerle toda la actividad cómo física y eso a veces no te lleva tampoco a ningún lado, uno cree que sí y no”. 

Más allá de eso, coincidieron en que “la idea es empezar a tocar donde se pueda y donde no se pueda también”. 

“Estamos vivos” 
Hoy la situación en el mundo cambió. La palabra protocolo se volvió algo normal en la gente y se hizo carne en todos los lugares. En la escena cultural los protocolos también cambiaron normas y obligaron a una readaptación de los artistas. “El garrón es que tuvimos que llegar a esta instancia, y hablando de proyectos que tienen que ver con el arte, a instancias de aceptar protocolos y aceptar un montón de cosas en las que no todos estamos tan de acuerdo, ni con esto ni con lo otro, entonces fue como o te quedás en que no se puede hacer nada y te encapsulas en esa o decís 'esto es lo que hoy por hoy hay y vamos por acá'. Después está en cada uno la forma en que lo encara, de qué lado vos vas, empezás como a transitar un camino que no lo teníamos, es nuevo” entendieron. 

Además sostuvieron que “sigue habiendo una limitación en la capacidad y en el contacto que puede ser discutible, pero es interesante que de nuevo se estén abriendo los lugares y que haya espacios artísticos o para bandas, para todos los proyectos en general. Estamos a flote, estamos vivos, creo que todas las ramas que tienen que ver con el arte están, pero nos va a costar bastante, no solo por todo el protocolo que se ha impuesto de alguna manera, sino por el miedo mismo que todavía tenemos dentro y que creo que fue un poco lo que dejó toda esta cuestión, después están todas las opiniones y las cuestiones científicas y todo, pero lo que no se puede negar es que todos atravesamos por una cuestión de miedo y miedos, propios y ajenos, que nos afectó realmente fuerte a todos y de a poco hay que empezar a activar”.