Jesús Napolitano, entrenador de Unión (Goyo Fernández)

Deportes

Jesús Napolitano, entrenador de Unión de Tres Arroyos

Napolitano quiere “dejar huella”

16|04|21 13:27 hs.

La pandemia está poniendo en apuros a muchas áreas, entre ellas el fútbol que no tendrá actividad oficial al menos hasta agosto. Pero más allá de eso los clubes planificaron su temporada a la expectativa de tener actividad, y entre las grandes novedades se encuentra el retorno de Jesús Napolitano a la Liga Regional, pero ya no en su rol de jugador sino como entrenador profesional. 


De paso por la ciudad tras estar varios años radicado en Europa, Napolitano se puso al frente del plantel de Unión mientras aprovecha “la experiencia de estar en casa”.

Su idea es “darle un aporte a los chicos", pero también está clara la situación que en caso de tener una oferta de algún club profesional partirá nuevamente: “Cualquier negociación que tenga de Europa obviamente doy un paso al costado, lo mismo si sale algo por Argentina. Está la relación más que abierta, es un pasar que estamos por acá”. 

Napolitano es nacido en Aparicio, pero se considera tresarroyense ya que se radicó en la ciudad de muy chico, a los 8 años, e hizo inferiores en Huracán donde debutó en Primera con 16 años y luego tuvo un paso por Once Corazones de Indio Rico y Olimpo, antes de partir al Viejo Continente.

“Hace muchísimos años que no veía el nivel, todavía no he visto la Liga pero sí la Copa Aiello. Venía de vacaciones de Tres Arroyos, estaba esperando un contrato para la liga de Noruega en segunda división y la idea era irme en marzo, arrancó la pandemia, no hubo liga, nos quedamos el 2020 parados y este 2021 por temas de familia decidimos quedarnos y justo charlando con la gente de Unión surgió la posibilidad, y para no quedarme parado decidimos afrontar el desafío", contó en una charla que mantuvo con La Voz del Pueblo dejando escapar el acento español. 

Para Napolitano ser entrenador es su profesión, y su experiencia previa fue “dirigiendo Torremolinos, en División de Honor, en Andaluza y Tercera División, saliendo campeón en División de Honor”, todo esto en España. 

Luego tuvo una oferta de “la Primera División de Gibraltar, que es una colonia inglesa que compite por UEFA y por Champions, estuve en el Lynx y al siguiente año hice contrato con el Glacis United y estuve dos temporada”, contó. Mientras que lo último fue la posibilidad de Noruega, que se truncó por la pandemia.

Su camino como DT nació justamente en España, ya que fue como jugador y por una lesión el club Torremolinos le ofreció trabajar en inferiores para cumplir el contrato. “Me fui formando en la licenciatura en deporte y luego los 5 años de UEFA Pro A, me saqué la titulación para poder dirigir cualquier club a nivel profesional, ahí fui abriendo puertas con una meta clara que es estar en el fútbol", comentó.

En Unión 
Al consultarle qué idea tiene de su paso por la institución de Deán Funes, reconoció: “En Unión es dejar huella, la idea es hacer un grupo de trabajo con gente que le dejemos alguna enseñanza. Es un club muy humilde, nos atenemos a esas consecuencias, sabemos lo que puede pasar, pero vemos un grupo de personas, éramos 50 hasta hace una semana, ahora somos 32 personas seis días a la semana sin cobrar, eso te deja una cierta gratitud porque es seña que el trabajo agrada. El tema es intentar llegar a la Liga si es que arranca en mayo o en agosto (el miércoles se programó para el 1° de agosto el inicio) de la mejor manera intentado ser lo más competitivo, que los chicos tengan un buen trato de pelota y competir de una forma leal. Dar una buena imagen para el club". 

Al consultarle cuáles son sus pretensiones para el equipo, adelantó: "Sería un equipo que quiere ser protagonista, que le gusta tener la pelota siempre que se pueda y que sobre todo que sea competitivo, no regalar nada, tener todo trabajado para que no haya sorpresas para el fin de semana".