“Cantar es una puerta de escape”, para Ariel; quien disfruta haciendo lo suyo en el estudio de La Es

Sociales

Ariel Pincheira

Una gran promesa

08|05|21 19:56 hs.

Tiene al lado una botella con agua, es pibe pero conoce un aspecto básico del oficio con el trabajo de la voz. Hay que mantener las cuerdas vocales hidratadas para estar listo cuando se requiera utilizar la herramienta para hablar, o sobre todo como en su caso, al momento de cantar. 


Es muy tímido y especialmente respetuoso. Habla lo justo, no abunda en detalles, hasta que entra en confianza. Entonces su voz transita un recorrido que une al susurro con los vibratos, las pausas y los tonos que, después de transitar la zona baja de sus cuerdas, buscan elevarse. 

Nació en Tres Arroyos y a los 7 años de edad, con su familia se fue a vivir a la ciudad de 25 de Mayo, provincia de La Pampa, desde donde hace pocos meses regresaron. 

Si uno lo escucha cantar, no puede entender la barrera de timidez que antepone hasta que logra sentirse a gusto. Sin embargo cuando logra soltarse y entona, la experiencia puede convertirse en un viaje. 

Su relación con la música está ligada, desde niño, con todo lo que pudo absorber a través de la pantalla. Entiende que siempre formó parte de su crecimiento el mundo artístico que se despliega en un canal como Disney Channel, de donde –como muchos chicos y chicas de su edad- tomaron de referencia a la música y artistas que son conocidos luego por todo un grupo familiar. 

Construirse 
Siempre fue de cantar entre los suyos, su familia; “te retenés cantando en casa pero en algún momento te van a tener que escuchar”, dijo en un tono suave pero agazapado dejando de lado un poco -apenas- el encogimiento con el que se presenta en una primera impresión. 

Reconoce que por unos años comenzó a construirse artísticamente de manera autodidacta, mientras “buscaba en Youtube” clases para el calentamiento vocal, y todo tipo de guías para iniciarse en la actividad que abrazó, el arte de la música. 

En 25 de Mayo dio con Dina Alarcón con quien aprendió especialmente sobre la teoría. “Cantaba con ella, me guiaba. Nos gustaba el mismo tipo de música, cantábamos en bares, fue divertido para liberarte”, dijo quien ahora en Tres Arroyos toma clases particulares con Isa Binetti, gracias a quien –asegura- está aprendiendo “una banda de cosas”. Para Ariel, cantar, “es una puerta de escape, el arte es algo hermoso que lamentablemente no es tomado muy en serio, pero es algo muy lindo que deberían tener todos en cuenta”. 

Lo dijo desde la experiencia que le dio haber experimentado, ya que en algún momento también se dedicó a la actuación y para ello tomó clases en Instituto Universitario Patagónico de las Artes, de General Roca, Río Negro. 

Ya en Tres Arroyos, y por consejo de su novio Enzo, conoció Envión. Describe su experiencia en ese programa como “hermosa”, donde pudo conocer “gente única y muy comprensiva”. 


En Envión junto a un grupo de “gente única y muy comprensiva”


Una de las canciones que grabó en el estudio del Centro Cultural La Estación es “Father”, una balada con la que la actriz y cantante surgida en Disney Channel, Demi Lovato, sacó a la luz un duro tema familiar. 


Father, de Demi Lovato, por Ariel Pincheira


“Habla del padre que era bastante abusivo y no siempre la trató bien, la trataba mal a la madre y a ella. No era una figura paterna linda. Ella canta sobre ese tipo de temas y sobre cómo la golpean”, dijo al describir una canción que hizo propia y con la que logra estremecer a quien la escuche. 

 Referencias 
De chiquito maneja el inglés y eso le permite interpretar cómodamente las canciones que fue escuchando mientras crecía. 

Entonces fue normal sentirse identificado con la banda sonora de su infancia y adolescencia, en donde están muy presentes Avril Lavigne, Ariana Grande, Miley Cirus, Paramore y Evanescense. Pero en su repertorio también está Nat King Cole, un clásico cantante y pianista de jazz norteamericano. 

Abrir esa puerta le permitió últimamente sumergirse en el mundo de grandes vocalistas de jazz y blues como Ella Fitzgerald, Luther Allison, Gary Moore, Frank Sinatra, Freddie King, Sarah Vaughan, Nina Simone, Jimmy Dawkins y BB King. 


Drivers Licence, de Olivia Rodrigo, interpretada por Ariel Pincheira


Con Nat King Cole –por ejemplo- logró mezclar momentos de su infancia, con la calidad de un artista consagrado mundialmente generaciones atrás. “Love, es una canción de Juegos de Gemelas, mi película favorita de Disney, es un temón”, expresó con la candidez del niño que fue, pero con la solvencia de un artista en firme formación que pretende crecer. 


L-O-V-E, canción de Nat King Cole, por Ariel Pincheira


 Aleatoria y versátil 
Para explicar cómo se interesó inicialmente por la música, contó que al ver a los artistas que le gustan sintió las ganas de parecérseles, pero buscando su propio estilo y sonido. Siempre a partir de una búsqueda aleatoria y versátil, sin encasillarse. 

A sus 19 años Ariel se esperanza con que en un futuro logre ser reconocido por su talento, por su forma de construir su propio arte, y especialmente por cantar. “Quiero hacer mi propia música, contar mis cosas, a alguna persona le va a llegar, tener álbumes y canciones propias”, confió. 

Para avanzar en esa búsqueda, contó que por el momento escribe siempre lo que siente, aunque no pensando necesariamente en crear una canción. “Escribo lo que me pasa en el momento”, dijo. 


Ariel junto a Darío Hiriart, el responsable del estudio de grabación


En español 
Mientras tanto promete volver a grabar, y repetir la experiencia en el estudio, algo que –confió- le gustó mucho. 

Y cuando lo haga dijo que lo haría esta vez en español, su lengua, y con la que ya ensaya canciones de Mon Laferte, e incluso de su niñez; de Casi Angeles, Floricienta, Aliados. “Son temas muy lindos, con lindas letras; es mi infancia por eso es lo que más canto”, dijo como quien tiene muy claro qué es lo que lo hace sentir bien. 


Let Her Go, canción de Passenger, interpretada por Ariel Pincheira


Ariel vive además un momento donde capitaliza el aprendizaje de cada experiencia, como con las clases del Conservatorio Provincial de Música, donde inició sus estudios recientemente, y un ámbito donde tiene al guitarrista Matías Liva como docente; pero también con el músico local Darío Hiriart con quien grabó sus primeros demos en La Estación. 

Sorprende su calidad vocal, su búsqueda por interpretar y transmitir; así es cómo se proyecta y sigue en su búsqueda Ariel Pincheira, una gran promesa.