Policiales

Ocurrió en la escuelas de policía "Julio Dantas"

Berazategui: Treinta cadetas de la policía bonaerense denunciaron por acoso a un comisario

15|05|21 19:00 hs.

Treinta estudiantes de la Escuela de Policía “Julio Dantas”, en la localidad bonaerense de Berazategui, denunciaron al comisario general Néstor Guillermo Villegas por hacer comentarios inadecuados y con “fuertes connotaciones sexuales” durante las clases. 


 El comisario, de larga trayectoria dentro de las fuerzas de seguridad, aprovechaba sus clases de ciberdelito para hacer recomendaciones tales como llevar “la fajina ajustada al cuerpo” y tener relaciones sexuales con los jefes de las dependencias “para estar más acomodadas”. 

 A raíz de la denuncia Villegas quedó desvinculado de su cargo y cobrará la mitad de su salario, según informaron a este diario fuentes del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires. La causa es investigada por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N°4, a cargo de la fiscal Silvia Borrone. 

 “No es sólo una frase de mal gusto, es una clara situación de violencia”, señaló Agustina Baudino, directora de Políticas de Género y Derechos Humanos del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires en declaraciones al diario Página 12. 

 La denuncia consta de un acta en la que declararon las 30 estudiantes. Si bien concurrían a la Escuela en dos grupos de quince por las medidas de prevención en el marco de la pandemia del coronavirus, en sus relatos las mujeres coincidieron en que los dichos del comisario eran inadecuados y violentos.

“Como ustedes son nuevas, para no pagar derecho de piso tienen que coger con su jefe, para estar más acomodadas”, señalaba el comisario, que debía enseñar a las futuras agentes de la Policía bonaerense cómo debían accionar ante un ciberdelito. Según las sutiles palabras de Villegas, lo que sus alumnas debían aprender era que “en la comisaría van a intentar dos cosas, cogerlas o cagarlas”.

Un comisario con trayectoria 
Como comisario general, Villegas se desempeñó en distintas dependencias de la Provincia, durante el 2020 fue el de jefe de la Región Atlántica, y llegó a ser en 2017 Superintendente de Inteligencia Criminal, cargo por el que fue designado para enseñar dicha materia, aunque durante las clases se dedicara a opinar sobre cómo las mujeres debían llevar los uniformes. “Que les marque el pantalón, la cola y que la camisa les quede ajustada al pecho”, recomendaba el comisario.

 La Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio provincial abrió un expediente para evaluar el caso. Mientras tanto, el organismo desvinculó a Villegas de su cargo -una medida que dura 60 días y es prorrogable- y redujo a la mitad su salario, de más de 150 mil pesos según lo previsto para un comisario de su jerarquía. 

 “Se equivocó en pensar que su larga trayectoria y su nivel jerárquico iban a darle la impunidad de hablar en esos términos ante un aula, pero ya no se toleran estas cosas”, advirtió Baudino y no descartó que “a raíz de esta denuncia aparezcan otras situaciones o agentes que se animen a hablar”. La denuncia, además de tener su curso en el Ministerio, ya tiene abierto un expediente en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N°4, a cargo de la fiscal Silvia Borrone. 

 “Venimos con una preocupación muy grande en cuanto a la violencia de género dentro de la institución policial”, aclaró Baudino y resaltó que “el hecho de que las cadetas hayan tomado la decisión de hablar y que desde la institución se haya dado una respuesta disciplinaria marca un límite” para que lo ocurrido “no se vuelva a repetir”. 

Según los datos oficiales de la cartera bonaerense de Seguridad, 219 policías bonaerenses fueron expulsados o inhabilitados por violencia de género y/o familiar y 414 por violencia policial, desde el 2015 hasta hoy. (DIB)