Hace tres años, Rodrigo Curiman se radicó con su familia en Tres Arroyos. Aquí nació y actualmente r

La Ciudad

Entrevista al doctor Rodrigo Curiman

“No podemos relajarnos en nada”

20|06|21 00:36 hs.

Por Alejandro Vis 


Rodrigo Curiman reside en Tres Arroyos con su esposa e hijos hace tres años. Llegó proveniente de La Plata, pero tiene raíces en nuestra ciudad. “Nací en la capital federal. Mi mamá es de Tres Arroyos, Marilú Gramicci, y mi papá Roberto Curiman era de Bahía Blanca”, señaló en un diálogo con La Voz del Pueblo. 

Su madre “se crió acá con sus hermanas -indicó-. La conexión que tengo es por venir a pasar las fiestas desde chico y visitar Tres Arroyos”. 

No había antecedentes en su entorno familiar vinculados con la medicina. Rodrigo expresó que “se me ocurrió a mí que podía ser médico y terminé estudiando en la Universidad Nacional de La Plata. Hice la residencia en el Hospital San Juan de Dios”. 

Antes de radicarse de manera definitiva, comenzó a venir a trabajar en forma ocasional. “Surgió la oportunidad por contactos con los doctores Sánchez y Turano, que son de Tres Arroyos, eran compañeros míos allá -explicó-. Me invitaron a venir a cubrir algunas guardias de terapia intensiva”. 

Fue el punto de partida para luego ya mudarse. “Mi esposa es platense y mis tres hijos nacieron en La Plata, donde yo viví durante 25 años”, puntualizó. 

El gran cambio que percibieron está relacionado con “la crianza de los chicos. Ellos pueden tener más autonomía por las características de la ciudad, siempre con los cuidados que hay que tener en cualquier lugar. Pero brinda otras ventajas, ir en bicicleta a la escuela es una cosa que era desconocida para mis hijos”. En este sentido, comentó que “hablábamos con mi esposa lo que hubiese sido la pandemia en La Plata, los chicos encerrados en el departamento durante meses. Acá pudieron ir a un patio y cuando permitieron salir, a pocas cuadras tenés una plaza para pasear un poco. Estamos muy cómodos”. 

Su padre falleció, mientras que su madre retornó a Tres Arroyos, porque “estaba su hermana y el resto de la familia”. 

Responsabilidad 
Trabaja en el área de terapia intensiva del Centro Municipal de Salud y en la Clínica Hispano. También una vez por semana realiza la labor médica en la unidad penal de Barker (Ver recuadro). 

Afirmó que “la situación es muy delicada. Hay un descenso en la cantidad de contagios, pero se mantienen constantes y de manera sostenida los casos graves, en pacientes más jóvenes que en 2020. Hay personas con menos de 60, 50 o 40 años. Hasta tenemos gente menor de 30 años en terapia”. 

Las internaciones son habitualmente prolongadas y las recuperaciones, cuando se logran, requieren de un proceso lento. Rodrigo sostuvo que “estamos agradecidos de haber podido ver una buena evolución en algunos pacientes que han estado conectados a un respirador y salieron de terapia. Antes eso no se estaba pudiendo conseguir, por la virulencia de la enfermedad, por las comorbilidades y también porque en 2020 las personas internadas eran de mayor edad”. 

No obstante, puso de manifiesto que “en Covid sabemos que un paciente con intubación orotraqueal conlleva una mortalidad alta, arriba del 70 por ciento en los mejores de los casos”. 

Se trata de una enfermedad que “trae incertidumbre porque no la conocemos totalmente, también debido a que están variando las cepas y se están manifestando en formas más agresivas. Que contemos con una fase 3 es una buena noticia a nivel social, realmente es agobiante no poder proyectar algo con tu trabajo, con tu negocio, sabiendo que te cortan todo. Pero a nivel sanitario no podemos relajarnos en nada, la sociedad entera no puede hacerlo”. 

Por este motivo, dejó en claro que “este es el momento de lucharla, con los cuidados que debemos tener” y admitió que “nos preocupa la aparición de nuevas cepas”. 

Específicamente, mencionó a la cepa que tiene origen en la India, cuyo nombre es Delta. “Vemos que en el Reino Unido aumentaron los casos. Y se ha detectado en la región del AMBA. Lo que sabemos hasta ahora es que tiene manifestaciones levemente diferentes y una alta contagiosidad. Con esta variante, una sola dosis de vacuna cubre muy poco y con dos, el esquema completo, la cobertura también es inferior”, subrayó. 

En este contexto, consideró que “la obligación de cuidarnos es mucho más grande. Si nos están diciendo que no podemos reunirnos más de diez personas al aire libre, no se puede interpretar que es válido reunirse cuatro personas en un lugar cerrado, No me estoy refiriendo a un comercio, sino a un lugar particular donde no puede haber control de protocolo. Lo único que hace falta para contagiarse son dos personas. No podemos ser laxos, la responsabilidad va en cada uno”. 

Ante la celebración del Día del Padre, en la jornada de hoy, dijo que “hay que ser todavía más estrictos en la actitud personal”. 

La vacunación 
Un camino de salida frente a la pandemia, para atenuar los efectos, es la vacunación. El doctor observó que “tuvo sus bemoles, hemos visto que fue escasa y quizás tardía, con un montón de condimentos que no ayudaron, falta que estemos en un nivel de inmunización que son las dos dosis completas. Hay muchas preguntas. Pero la realidad, lo que nos muestra la Organización Mundial de la Salud y los científicos es que lo primordial ahora es vacunarse”. 

Hizo referencia a las distintas vacunas y agregó que “Astrazeneca ha dado lugar a alguna controversia. Aun así la recomendación es que nos vacunemos”. 

Asimismo, valoró que se esté ampliando la edad de vacunación libre en la provincia, ya que desde ayer los mayores de 55 años pueden acceder a la primera dosis sin turno, simplemente acudiendo al vacunatorio más cercano con el documento. “Está en la decisión individual decir yo me vacuno, no solamente por mí, sino por quien tengo al lado”, reflexionó. 

En equipo 
Habló de sus compañeros, de la gran diversidad de tareas que se requieren llevar adelante cada día. Observó que “es para reconocer no solamente la vocación, sino el profesionalismo. A veces puede entenderse de que por vocación tendrían que soportar todas las cosas, lo que logra llevar adelante la situación es el profesionalismo. Es lo que vemos en el Hospital y también en la Clínica”. 

Son muchas horas por día, en que los integrantes del grupo de trabajo están concentrados en la atención de pacientes. Seguramente en más de una jornada, han terminado desbordados, cansados y con mucho desgaste anímico. Al respecto, afirmó que es necesario “buscar formas de dispersar tanta tensión y la angustia. Tengo la suerte de estar con compañeros con los que podemos hablar esas cosas e incluso puede haber espacios para tener una charla descontracturante, no por situaciones de trabajo, sino por cualquier otra cosa”. 

Por la distribución del trabajo, mantiene mucho contacto “con el equipo de Covid en la Sala 1, con el doctor Alejandro Bronzieri, con Pablo Sanguinetti, Agustina Monges. Nos prometimos en algún momento cuando termine esto juntarnos para algo lindo, Son espacios que hay que generar para seguir adelante”, concluyó.

-0-0-0-0-0-0-0-

En el penal de Barker 
Otra de las actividades profesionales de Rodrigo Curiman es ser médico en el Servicio Penitenciario Bonaerense. “Lo hago desde hace 16 años. Trabajé mucho tiempo en Olmos y cuando se dio la posibilidad de radicarme en Tres Arroyos, solicité el traslado a una unidad penal más cercana. Elegí Barker”, sostuvo. 

Concurre un día por semana y a partir de su experiencia, manifestó que “es un ámbito complicado para el Covid. No hemos tenido casos graves, es un lugar donde se trabaja con las herramientas que hay”.

 -0-0-0-0-0-0-0-

La importancia de los equipos de alto flujo de oxígeno
El Centro Municipal de Salud recibió en forma reciente dos equipos de alto flujo de oxígeno. El doctor Rodrigo Curiman indicó que “llegaron en un momento crítico” y de inmediato fueron instalados para que puedan ser utilizados por pacientes. 

Explicó que “es un dispositivo que se viene utilizando desde hace muchos años. En el campo de la pediatría es donde más se ha usado, con resultados excelentes en el tratamiento de la bronquiolitis. Después se empezó a estudiar en patología adulta”. 

Al describir sus beneficios, destacó: “Lo que se ha demostrado sobre todo en el distrés y en otras neumonías graves, es que este aparato puede resultar un tratamiento eficaz en la oxigenoterapia y para evitar la intubación orotraqueal”. 

Un aspecto muy valioso es que “las cánulas de alto flujo lo que han logrado es disminuir a la mitad el ingreso a la terapia intensiva. Proporcionan un volumen muy alto de oxígeno por minuto. El gas inspirado se encuentra calefaccionado y humidificado. El paciente lo tolera bien, no produce lesión en la mucosa de las vías aéreas superiores y de la tráquea, lo que favorece la eliminación de secreciones”. 

Entre otros aspectos técnicos, describió que “produce un lavado, sobre todo del dióxido de carbono que debe ser eliminado, viene un aire más enriquecido de oxígeno y que tiene la capacidad de llegar hasta las zonas más chiquitas de la vía aérea. Lo que buscamos es el alvéolo, el lugar donde se produce la difusión de oxígeno desde la vía aérea hacia la sangre. Una vez que el oxígeno llega ahí, por diferencia de concentración pasa del alvéolo a la arteriola pulmonar”. 

Mostró su gratitud con la Comisión Amigos Hospital Pirovano, porque “se han puesto al hombro muchas cosas que tienen que ver con la gestión, para conseguir los insumos. Los equipos van a ayudar mucho a alivianar las áreas críticas”.