El segundo objetivo fue un auto estacionado en el frente de la vivienda

Policiales

Quemaron un departamento y un auto en Pringles 1562

Investigan si se apeló a dos incendios para resolver un problema personal

18|07|21 11:30 hs.

Otro incendio rompió ayer la tranquilidad de la madrugada tresarroyense. En esta oportunidad, los investigadores analizan un daño dirigido hacia los damnificados, una pareja que reside en una vivienda alquilada en los fondos de un terreno ubicado en la calle Coronel Pringles 1562. 



Primero quemaron el departamento en los fondos del terreno


Precisamente, ese fue el primer objetivo del autor de este nuevo siniestro a las 4.20 de la madrugada, donde una dotación del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Tres Arroyos acudió a controlar el fuego y se encontró con un escenario cruel. 

Una pequeña vivienda había sido incendiada con una cría de cachorritos encerrados en uno de los ambientes y, tras el control de ese siniestro, dos horas más tarde, un nuevo llamado a los servidores públicos los hizo ir a apagar otro incendio, esta vez, en el auto de los moradores del inmueble, una pareja integrada por Marcos Buono y Abigail Tolosa.

Así, un Citröen C3, color bordó, terminó completamente destruído en el frente al inmueble donde reside Milena Beltrán, la denunciante de este nuevo episodio de fuego y preocupación.

Distintos vecinos del lugar consultados por este diario dijeron no conocer a ninguno de los moradores ni las circunstancias que podrían haber motivado una situación de este tipo. 

Sin embargo, fuentes cercanas al caso fueron las que dejaron trascender la existencia de “ciertas razones personales” de los moradores de la vivienda incendiada habrían influído en el hecho. 

Una hipótesis que no fue informada oficialmente, pero tranquilizó los ánimos de una sociedad que, entre 2020 y 2021, ya fue testigo de más de 20 episodios similares, sin ninguna conexión, a excepción, que entre las víctimas más repetidas se registran camiones. 

En ese sentido, la existencia del antecedente más grave desde que se acumulan este tipo de episodios, había ocurrido la semana pasada, casi a la misma hora que el hecho de la víspera, cuando al menos un sujeto desconocido ingresó en el galpón de una maderera, donde también funciona un espacio como cochera, y fueron incendiados una oficina, cinco camiones y un auto, además de los cuantiosos daños en un supermercado vecino. 

Al mismo tiempo, durante la semana, los comisarios Aldo Caminada y Sebastián Toarmina, de la Superintendencia Región Sur y la DDI de Bahía Blanca, respectivamente, se acercaron a nuestra ciudad para coordinar acciones en el marco de estos daños y la inseguridad en general, además de entrevistarse con uno de los damnificados.

Ante una consulta de este diario, Caminada confirmó la existencia de una investigación en marcha, aunque se excusó de brindar detalles de la misma.