Lionel Fischbach falleció producto de un virus que invadió su cuerpo mientras prendía su tercer tras

La Región

Oriente

Honrando la vida con Lio

01|08|21 09:36 hs.

El paso de Lionel Fischbach por ésta vida fue breve, pero lo suficientemente fuerte como para dejar una huella firme a partir de la cual la comunidad pueda tomar consciencia de lo importante que resulta ser donante de medula, de sangre y hasta de plaquetas. 


El dolor seco y profundo que generó su pérdida, entre sus seres queridos, buscó convertirse en una oportunidad. Y es por eso que en días sus familiares y allegados organizan una nueva edición de la convocatoria para caminar, correr y pedalear rindiéndole un homenaje en una experiencia que además sirva para promover la donación.

La búsqueda 
A los dos meses de vida, sus padres Vivi y Adrián comenzaron a realizarle toda clase de estudios para dar con su problema de salud que recién pudo conocerse en el mes de julio de 2018 cuando estaba a punto de cumplir sus ocho años de vida. Un estudio de genoma realizado por inmunólogos del hospital Garraham finalmente pudo ponerle nombre a su padecimiento.

El Síndrome Benta que venía afectando a Lio desde sus primeros días de vida, comenzaba a ser identificado; y en consecuencia asomó una posible salida con un trasplante de medula. 

La decisión se tomó entre médicos del Garraham y facultativos de otros países. Desde el INCUCAI entonces iniciaron la búsqueda de donantes y en tres meses apareció la chance. 

El dolor
“En marzo y abril (2019) empezamos con los estudios para el trasplante. Le hicieron tres trasplantes de medula; en el primero y el segundo no prendió, en el tercero sí. Pero un virus invadió su cuerpo y no pudieron frenarlo, estuvo en terapia y lamentablemente falleció el 21 de septiembre de 2019”, contó Vivi con el tono de una voz quebrada para siempre.

“El padecía una inmunodeficiencia. Es un síndrome poco frecuente, hay muy poquitos casos en el mundo; empezamos a los dos meses de vida con él, con estudios, descartando distintas enfermedades, pasó por internaciones, llegó a estar muy grave, tuvo que viajar en avión sanitario desde Bahía Blanca hasta Buenos Aires. En el Garraham lo empezaron a atender desde los cinco meses...”, describió al recordar el camino recorrido y grabado a fuego con el dolor de los años, mientras acompañó a su hijo a pelear para seguir viviendo.

Vivi recordó que mientras Lio aún vivía, soñaba con conocer a Leonardo Pisculichi, su jugador favorito del club del cual era fanático, River Plate. Incluso contó que hasta llegaron a estar cerca de generar un encuentro entre el futbolista y el niño, que finalmente no pudo darse en persona. Pero el crack sí pudo hacerle llegar un video. 



Ese sería el primero de una serie de otros videos que posteriormente le llegarían a la familia, una vez que se pusieron en marcha para organizar Honrar la Vida, un acto para movilizar a la comunidad y para sensibilizar sobre la importancia que tiene la donación de medula, sangre y plaquetas. 

Primera edición
En 2020 lograron convocar a vecinos de Oriente, pero también a personas de comunidades vecinas, y hasta personalidades del deporte como Milton Casco, Martín Palermo, Guillermo Coria, y también del espectáculo como Fede Bal. “Surgió de una charla familiar organizar algo porque Lio era un luchador, le gustaba bailar, cantar, quería ser famoso. Soñaba con cumplir sus diez años y festejarlo con todo el pueblo; era amante del futbol, se sabía todos los equipos, quiénes jugaban, y era fanático de River”, repasó la madre.


Numerosos deportistas, y personalidades públicas apoyaron la primera edición de Honrar la Vida, en 2020


“El 10 de agosto de este año cumpliría 11 años, y esta vez también lo vamos a hacer en forma virtual como en 2020 porque todavía no sabemos si se puede hacer presencial. Si Dios quiere en septiembre podemos hacerla presencial como la habíamos planeado el año pasado, con una recorrida por el pueblo”, explicó.

Recordó que en la primera edición resultó convocante. “Fue hermoso porque nos llamaban de todos lados, nos hacían reportajes, salió en todas las páginas de los diarios; porque más allá de esto nosotros queremos concientizar sobre la donación de medula, de sangre y plaquetas. Queremos -con esto- hacer una campaña para poder llegar a que todas las personas sean donantes, o posibles donantes”, sostuvo. 

Vivi y Adrián siguen “de pié” y luchando también porque son padres de Elián, de 18 años de edad. Igualmente arrastran un dolor que sólo merma con iniciativas como la de Honrar la Vida. 

“La historia de Lio fue muy fuerte en Oriente, lo conocían todos en el colegio, era muy querido, lo cuidaban. Sabían que no se podía golpear; tuvo una vida de lucha muy fuerte, y ahora seguimos con el legado que nos dejó, para ayudar a otras personas”, remarcó. 

La propuesta 
El próximo sábado 7 de agosto, y cumpliendo con los protocolos sanitarios, se desarrollará una apertura como evento previo a la invitación para correr, caminar y andar en bicicleta.

La experiencia se pondrá en marcha a las 14 en el club Quequén, de Oriente, con un baile que cuenta con la coreografía de la profesora Gisela Vulcano, con la canción Jerusalema. 

En tanto, entre el 8 y el 15 de agosto, las personas que quieran participar de Honrar la Vida, podrán compartir fotos y videos mientras caminan, corren o andan en bicicleta. 

Las imágenes pueden ser enviadas a las redes sociales de Honrar la Vida inspirado en Lio, con mensajes o frases relacionadas con el desafío de ponerse en movimiento, para recordarlo.   


Add space 300x250x2