Sociales

Entrevista a Vanesa Gómez

Un libro para repensar la educación desde el corazón y los sentimientos

01|08|21 18:47 hs.

El tiempo trae consigo cambios. Año tras año la realidad se modifica en todos sus puntos de manera sustancial. En la educación sucede algo similar. Si bien las estructuras se repiten, los modos van transformándose, adaptándose a nuevos tiempos según el contexto lo pida y Vanesa Gómez es consciente de ello. 


Maestra de educación primaria y con un bagaje holístico en su haber, tuvo la idea de combinar ambas cosas en un libro: “Ser maestra con el corazón en la mano”, el cual puede encontrarse en Los 7 Locos o en el sitio web de la Editorial Tinta Libre como e-book. 

 - ¿Cómo nace esta iniciativa? 
- En principio soy maestra de educación primaria, además tengo una maestría en reiki, registros akashicos y también soy coach PNL. Decidí reunir todo eso dentro del aula. Siempre escribí y en el 2019 surgió esta idea de volcar todo lo sabía, además de practicarlo… hay problemáticas del aula que solo se ven ahí dentro y que un docente resuelve con sus herramientas y estrategias; en este caso, yo propongo las mías; esto de potenciar docentes a que puedan abrir su corazón y mostrarse tal cual son y potenciar todas sus fortalezas. En el libro también hablo de eso, de los niños como maestros, de educar desde la humildad, desde el amor, así que brindo varias herramientas, entre ellas meditación, respiración consciente, algunas técnicas de PNL, estrategias y también un poquito de neuroemoción. 

 - Vos hablas de una reciprocidad entre alumnos y maestros… 
-No tener una sola mirada que es la del adulto adentro del aula sino tener esta humildad desde el corazón de decir 'yo no lo sé todo, sé algunos contenidos, tengo mis experiencias y mis estrategias para enseñar pero también están estos niños, estos nuevos niños dentro del aula que también nos enseñan’. Yo invito al adulto a abrirse a aprender porque ¿Qué es lo que ve un niño en el aula? no ve el puntaje que tiene el docente, ni la experiencia, ni los años adentro del aula ni el cargo, ellos ven la esencia de esa persona, cómo se muestra y cómo trata al niño, cómo trata a sus padres, cómo trata a otros pares, cómo trata en general a los demás. Esta etapa educativa marca para toda su vida un montón de cuestiones emocionales que después perduran, algunas hacen un anclaje para reformular y otras hacen un anclaje muy positivo donde recuerdan muchos a esa maestra y no saben por qué la recuerdan… por un gesto, por alguna emoción que les haya provocado... por ahí algunos te dicen 'ma' o 'tía' y eso es, donde está esa conexión, ahí hay aprendizaje. 

 - Cuándo decidiste escribir todo esto, ¿lo pensaste cómo un libro? 
- Nunca fue la idea en realidad del libro, siempre escribo y lo que sale, sale y así fue quedando. Como yo hablo de la esencia del ser y la energía que fluye en cada una de las relaciones que se establecen cuando una persona se conecta con otra desde cualquier lugar en el espacio de trabajo, familiar, de pareja o demás, siempre hay una conexión energética; cuando uno entra en el aula también puede provocar que esa energía que hay pueda ser cambiada, uno la puede generar para que la enseñanza sea armoniosa. 


El libro “Ser maestra con el corazón en la mano” puede encontrarse en Los 7 Locos


 - ¿En qué momento te diste cuenta que era un libro? 
- Al año, lo escribí en un año. Empecé en el 2019 y terminé en mayo del 2020. Ahí empezamos a revisar porque el último tramo fue en pandemia y decidí poner una parte en el libro que habla de esto, de la libertad, de cuan libre somos o no, de cuan libres podemos ser dentro de nosotros mismos y cuánto nos afecta también lo social, lo que pasa afuera. También hablo de eso, de cómo dentro de la institución atraviesa a los docentes y a todos la que la constituimos lo político, lo social, todo nos atraviesa dentro del aula, porque uno no puede despojarse de que tiene problemas económicos o sociales o con la familia, bueno ¿qué hace un maestro enseñando así? ¿qué puede hacer un docente cuando está desequilibrado? De eso hablo. 

 Superación personal 
A veces cuesta separar la vida del trabajo, pero Vanesa ahí hace una división. “Todos somos seres humanos y nos pasa en cualquier trabajo, pero enmarco mucho que la docencia es una vocación más intrínseca, más fuerte, porque nosotros ponemos todo nuestro ser; en otros trabajos a veces te vas a tu casa, cerras la puerta y listo, el docente vive siendo docente todo el tiempo, por eso es una vocación y una elección, la docencia como elección de vida. Si elegís vivir así, no podés apartarte de nada de eso porque salís de la escuela y seguís preocupada buscando material o seguís sacando fotocopias, seguís corrigiendo en casa, están tus hijos recortando cosas que vos tenés que presentar el día siguiente…”. 

Una vez terminado el material, llegó el momento de buscar una editorial. “El tema fue aceptarlo porque no todas las editoriales aceptan estos contenidos; tuve la aprobación enseguida de la Editorial Tinta Libre, son de Córdoba, es una editorial muy linda, con muy buenos profesionales, gente joven, tienen bien diagramado todo… ellos la enmarcaron dentro de lo académico pero también tiene esta parte holística que ahí está, así que también es para superación personal”. 

 - ¿Cómo llegaste a lo holístico?
 - Hace muchos años, en principio por una cuestión personal. Uno va buscando la salida, de alguna manera, o respuestas y llegas siempre a lo mismo: que la respuesta está en uno porque cada uno viene evolucionando de una manera diferente. Qué recorrido estoy haciendo, si voy por el camino que quiero, si es por acá, si es por allá, cómo encontrarse y cómo encontrar lo que a uno le gusta hacer para sentirse pleno, es esa la búsqueda que creo que todos estamos haciendo, algunos no se lo han preguntado pero el que se lo está preguntando está empezando a caminar. Lo holístico te abre muchas puertas, es un mundo nuevo donde vos podés observar de otra manera y además ayudar, porque ¿cómo haces para reconocer en el otro y poder ayudarlo o conectarte? Hoy tengo un montón de herramientas que me sirven y por eso escribo, porque decirlo o contarlo es diferente. 

 Lugar sagrado 
En el final de la nota, Vanesa Gómez señaló: “Espero que les guste, hablo por los docentes inquietos cuando digo que hoy la escuela no es la misma que a la que fuimos todos, es una escuela diferente, con niños diferentes, con una realidad diferente, lo que no cambia es la estructura en sí… las estructuras institucionales quedaron viejas, obsoletas, entonces lo que cambia son las personas que están adentro, y si queremos un cambio social, un cambio universal, un cambio humano, tiene que cambiar el ser humano, entonces yo desde mi lugar de maestra hablo desde ahí, si queremos un cambio no lo busquemos afuera, busquémoslo en cada uno de nosotros, en principio donde estamos, y yo hablo del lugar sagrado que es la escuela”. 

 Además, agradeció a “Agustina Ortíz, una artista plástica muy reconocida en Tres Arroyos, que hizo la tapa, enseguida vio el manuscrito y desplegó toda su creatividad” y a su familia y sus hijos “por el apoyo.