Rubén Bernardi. “La gente tiene que entender que no puede entrar y llevarse las cosas de esa manera”

Policiales

En Larrea y Reconquista

Roban 45.000 pesos en mercadería e indumentaria de una panadería

16|09|21 08:57 hs.

Un amargo comienzo de su jornada laboral vivió ayer Rubén Bernardi (54) al llegar a la panadería La Industrial. El emprendimiento que hace tres años lleva adelante con su esposa, fue blanco de la delincuencia y, según estimó el damnificado, entre las 0 y las 2 de la madrugada, sujetos desconocidos violentaron una puerta lateral para ingresar y llevarse 45.000 pesos en mercadería y prendas de vestir de la familia, entre las que había un par de zapatillas adquirido el martes y que aún no había estrenado.


“Yo calculo que han entrado entre las 0 y las 2 de la mañana, porque antes hay movimientos de vecinos que no bajan la persiana. Ellos hubieran visto algo”, comentó Bernardi en diálogo con LA VOZ DEL PUEBLO.

Además del botín citado, los ladrones provocaron algo de desorden (“no mucho por suerte, deberían tener poco tiempo”, estimó), y se llevaron el cambio de la caja con el que planeaban empezar la mañana, “yo calculo que serían entre dos y tres personas. Hace 8 meses tuvimos el mismo movimiento de personas no gratas”, comentó haciendo referencia a un antecedente reciente con la inseguridad. 

“Si bien la panadería deber tener 70 u 80 años, ahora es nuestro miniemprendimiento con mi esposa, además de tener negocios donde abastecemos. La remamos como todos, todos los días. Yo vengo a las 3 y media de la mañana y todavía estoy acá”, dijo refiriéndose a la sacrificada vida que le exige ser maestro panadero. 



“En tres años que estamos, el barrio sufrió bastante estos episodios. Hace unos meses tuve la primera visita y hoy en la madrugada (por ayer), la segunda”, señaló refiriéndose a la frecuencia con que los hechos de inseguridad se dan ese sector de la ciudad. 

Antes de despedirse, Bernardi compartió su impresión y anhelos sobre la inseguridad y la manera en que impacta en su negocio, “esperemos que se calmen un poco y veremos que puedo inventar para asegurar más las puertas. Son cosas que pasan. Hay que seguir peleando, porque si bien está dura la situación, a veces uno comprende que hay gente que necesita, pero también la gente tiene que comprender que uno está varias horas trabajando, sacrificándose, como para que tomen las cosas de esa manera”, concluyó. 

A raíz de este episodio, se iniciaron actuaciones judiciales por “robo” en la Comisaría Primera, con intervención de la Fiscalía en turno.