Los jugadores de El Nacional rodean al goleador Agustín Barrionuevo (en el piso) en el festejo del g

Deportes

Oficial de Primera

El Nacional no afloja y manda

04|10|21 10:16 hs.

Como local, con algunas bajas y ante un duro rival, El Nacional debía mostrar por qué se encuentra en la cima de la Zona A del Torneo Oficial de fútbol de Primera División y que está en condiciones de ser uno de los principales candidatos. Y lo hizo, porque se impuso por 1 a 0 a Huracán Ciclista con el solitario gol de Agustín Barrionuevo y le sacó 4 de ventaja a su inmediato perseguidor, Once Corazones que perdió ante Colegiales. 


El encuentro fue parejo, con dos equipos ordenados e intensos en la zona media y defensiva, pero con poco peso ofensivo. Mientras el Decano buscaba manejar el balón desde el fondo y elaborar las jugadas con toques, el Globo chavense intentaba aprovechar la velocidad de la banda derecha con Mir y Arrachea. 

Pero a los dos le costaba quedar frente al arquero rival, y más allá de algunas aproximaciones hasta los 22 minutos no hubo situaciones claras. Fue cuando promediaba la primera mitad que Ramallo de cabeza conectó afuera. 

Mientras que por el lado de El Nacional la más clara fue el gol con Agustín Barrionuevo, que en su segundo intento de córner cerrado sorprendió a Corriele. A los 32 minutos, y desde la esquina, el delantero local remató fuerte al primer palo, el viento lo ayudó y venció la resistencia del arquero chavense. 

El primer tiempo se fue con el 1 a 0 y pocas emociones, y en la segunda mitad mejoró levemente el encuentro. Porque Ciclista tenía el viento como aliado, y el resultado en contra, y El Nacional debía jugar por abajo, ayudado por la ventaja. 

Así Agustín Barrionuevo se puso el traje de asistidor, aunque sus compañeros no pudieron darle destino de gol: a los 9’ Benjamín Barrionuevo cabeceó sin fuerza y a los 15’ Caballero remató desviado.

Del otro lado Ciclista se apuraba en sus ataques, y con remates de lejos desaprovechó algunas contras. Más allá de eso la visita tuvo tres ocasiones buenas para empatar, a los 28’ Ramallo de media vuelta la tiró afuera, a los 33’ Arrachea de tijera exigió a Serén que la tocó, la pelota dio en el palo y Benjamín Barrionuevo terminó despejando y a los 50’, en la última de la tarde, Ramallo remató desviado.